Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Deloitte: la región aún piensa en el corto plazo

[01/03/2018] La industria minera ha avanzado significativamente en la adopción de la innovación en América Latina; sin embargo, el sector aún carece de consistencia sistémica y enfoque estratégico, según el informe "Innovation in mining: Latin America 2017 de Deloitte.

El estudio muestra que las empresas necesitarán profundizar un poco más para pensar más allá de la mejora tecnológica y la excelencia operativa con el fin de superar a la competencia.

"La sugerencia no es buscar la innovación por sí misma, sino buscar formas en que la innovación pueda desatar la próxima ola de productividad y crecimiento", SEÑALÓ Andrew Swart, global mining consulting lead, Deloitte Canada. "La industria se encuentra en un punto de inflexión, ya que trata de identificar estrategias para que la innovación genere valor en los resultados. Este informe narra los esfuerzos de las compañías mineras latinoamericanas hasta la fecha, y sugiere estrategias que pueden adoptar para mejorar el rendimiento de sus inversiones en innovación", agregó.

Deloitte encuestó a altos ejecutivos de 17 compañías mineras en seis países: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Perú, para comparar las actividades de innovación que llevan a cabo en América Latina y en todo el mundo. Los hallazgos describen los principales puntos débiles y vacíos en las capacidades de innovación de las compañías mineras y discute algunos de los enfoques que pueden ayudar a mejorar su efectividad de innovación.

Definiendo el mercado latinoamericano

Al analizar las características clave que distinguen a las compañías mineras en América Latina del resto del mundo, la investigación reveló que las empresas en América Latina continúan enfocándose en los rendimientos a corto plazo, en lugar de generar ganancias sostenibles a lo largo del tiempo. "Las empresas de la región aún no han logrado establecer o adoptar una cultura de innovación necesaria para cumplir objetivos de innovación a más largo plazo, lo que los colocaría en el camino del crecimiento sostenible a largo plazo, anotó Swart.

Sin embargo, agregó, el informe también revela que, a pesar de las deficiencias, las empresas mineras en América Latina ahora son más maduras en innovación que hace unos años, debido a los esfuerzos constantes de la industria para superar sus desafíos endémicos, como la disminución de leyes de mineral, geologías más complejas, necesidades de agua y energía, y requisitos de participación de la comunidad.

Definir la innovación y derivar el verdadero valor

Doblin, la unidad de innovación de Deloitte, define y promueve un enfoque multifacético para la innovación. Este enfoque comienza con un marco simple, según el cual la innovación ocupa uno de los tres "niveles de ambición" (Núcleo, Adyacente y Transformacional) que definen su propósito o resultado (ver figura 1 a continuación). Los encuestados indicaron que el desglose actual en la innovación minera en la región fue del 65% del núcleo, el 21% adyacente y el 14% de transformación. La investigación de Deloitte sugiere que los innovadores más exitosos gestionan sus esfuerzos de innovación e inversiones como una cartera de actividades que se equilibra en todos los niveles. Para lograr un equilibrio óptimo, las compañías mineras deben adoptar más innovaciones "adyacentes" y "transformacionales".

"La conclusión es que las empresas mineras de América Latina solo pueden lograr una verdadera madurez de la innovación si van más allá de los principios básicos de las mejoras operacionales para adoptar la innovación en un sentido más amplio", anotó el ejecutivo. "Afortunadamente, entienden este imperativo y reconocen que las mejoras operacionales incrementales no permitirán la transformación a largo plazo".