Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

CenturyLink Perú recibe la Certificación Tier III

Del Uptime Institute

[13/03/2018] CenturyLink recibió la Certificación Tier III de Documentos de Diseño concurrentemente mantenibles del Uptime Institute para su nueva área en el data center en Lima, Perú. La certificación reconoce los altos estándares de diseño en la infraestructura y capacidad del data center.

"Sabemos que nuestros clientes dependen de nosotros para obtener una experiencia confiable de data center, y estamos comprometidos a entregarles una solución segura, eficiente y escalable, señaló Juan José Calderón, líder de soporte de ventas para servicios de data center, seguridad y en nube de CenturyLink Perú. "Para alcanzar esta certificación, se llevó a cabo un profundo análisis, que nos permitió diseñar una instalación que considerara la seguridad de nuestros clientes y la calidad de los servicios que les brindábamos. Fue merced a este abordaje en el diseño del data center que pudimos satisfacer los altos estándares exigidos por el Uptime Institute.

Este es el quinto data center con certificación de Tier III de CenturyLink en América Latina. El reconocimiento de la Certificación Tier III de Documentos de Diseño indica que el diseño de un data center cumple con los requisitos establecidos por el sistema de parámetros globales y con las normas del Uptime Institute sobre Mantenimiento Simultáneo.

El Uptime Institute es una organización independiente de consultoría internacional, reconocida como referente para las prácticas de mercado relativas a la infraestructura crítica de los data center.

En general, una certificación de diseño de Tier III se basa en la revisión de los documentos de diseño y tiene en consideración la construcción y operación planificadas del data center, incluidas las estructuras de seguridad física y lógicas, las estructuras de aire acondicionado y de electricidad, además de los procedimientos operativos y la capacidad de identificar y de aislar fallas, demostrando que el data center está diseñado para permitir el mantenimiento de áreas específicas sin que esto impacte en otras partes de la infraestructura.