Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Mark Zuckerberg reconoce errores en el tratamiento de la privacidad

[22/03/2018] Según han desvelado los medios The New York Times y The Observer, en el 2014 la compañía Cambridge Analytica se hizo con una base de datos de usuarios de Facebook, presuntamente académica, y la utilizó para preparar estrategias de cara a las elecciones presidenciales que se celebrarían dos años después y donde Trump ganó las elecciones.

Cambridge Analytica se hizo con los datos de más de 50 millones de personas a través del profesor Aleksandr Kogan. Según la investigación, el profesor obtuvo permiso de Facebook para pedir datos a sus usuarios mediante una app, cuyo fin inicial era un estudio psicológico. Esta aplicación llegó a 270 mil usuarios gracias al servicio Amazon Mechanical Turk. Cuando se llevó a cabo este 'experimento', Facebook Login permitía acceder también a algunos datos de los contactos del usuario en la red social. Cambridge Analytica analizó estas conexiones y creó perfiles para cada uno de estos contactos, superando los 50 millones. Esto da lugar a uno de los mayores hurtos de información en la historia de Facebook.

El pasado viernes Facebook emitía un comunicado firmado por Paul Grewal, su vicepresidente, donde decía: "En el 2015, supimos que Kogan nos mintió y violó nuestras políticas de plataforma al pasar datos de una aplicación que usaba Facebook Login a SCL/Cambridge Analytica, una firma que realiza trabajo político, gubernamental y militar en todo el mundo".

En la campaña del 2016, Cambridge Analytica trabajó para el partido republicano, primero para Ted Cruz y después para Trump. Además, brindó servicios a la campaña promotora del Brexit. Por el momento la compañía está siendo investigada por el fiscal especial que investiga la supuesta interferencia rusa en las elecciones estadounidenses, Robert Mueller, que ha pedido los correos electrónicos de los empleados de Cambridge Analytica que trabajaron para la candidatura de Donald Trump.

Por el momento Facebook ha eliminado las cuentas de Cambridge Analytica de todas sus redes y se mantiene firme al declarar que la filtración no se realizó a través de una brecha de seguridad en la plataforma, sino por medio del mal uso de los datos conseguidos a través de "una aplicación de terceros.

Entre las reacciones más sonadas, aparte de la estrepitosa caída en bolsa que sufrió Facebook el pasado lunes (-6'77%), destaca la de Brian Acton, cofundador de la aplicación de mensajería WhatsApp, propiedad de Facebook desde el 2014, que se ha sumado públicamente al movimiento #DeleteFacebook, pidiendo la eliminación de perfiles de la red social tras haberse conocido que la firma Cambridge Analytica recopiló ilegalmente datos de más de 50 millones de usuarios.

Reconocimiento del CEO de Facebook

Como resulta, Mark Zuckerberg no ha tenido más remedio que pronunciarse, reconocer los errores y asegurar que están trabajando en que no vuelva a ocurrir.

Mediante un post en su tablón de Facebook, Zuckerberg ha hablado: "He estado trabajando para comprender exactamente qué sucedió y cómo asegurarme de que esto no vuelva a suceder. La buena noticia es que las acciones más importantes para evitar que esto vuelva a ocurrir hoy, ya las tomamos hace años. Pero también cometimos errores, hay más por hacer, y tenemos que intensificar y hacerlo".

En una entrevista concedida a la CNN, el presidente ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, ha asegurado que está dispuesto a comparecer ante el Congreso de Estados Unidos por el caso de la filtración de datos de 50 millones de sus usuarios de la red social.

A raíz del escándalo, las acciones de la red social han caído y ha visto cómo por todo el planeta se despertaba un movimiento de descontento que ha llevado incluso a algunos a pedir el cierre de Facebook, entre los que destaca Brian Acton, fundador de Whatsapp, a través del hashtag #DeleteFacebook (#EliminaFacebook) . Por otro lado, hay una investigación abierta por la Comisión Federal de Comercio para determinar si se violó la intimidad de los ciudadanos. Además, se han presentado diferentes demandas colectivas y las fiscalías de Nueva York y Massachusetts se han unido por la causa.

Desde la red social se han pronunciado alegando que proteger la información de las personas es "lo más importante que hacemos en Facebook". Han acusado lo que sucedió con Cambridge Analytica como una violación de la confianza de Facebook. "Estos pasos implican tomar medidas sobre posibles abusos del pasado y aplicar protecciones más sólidas para evitar futuros abusos".

"En el 2015, los periodistas de The Guardian nos dijeron que Kogan había compartido datos de su aplicación con Cambridge Analytica. Va en contra de nuestras políticas que los desarrolladores compartan datos sin el consentimiento de la gente, por lo que inmediatamente prohibimos la aplicación de Kogan desde nuestra plataforma, y exigimos que Kogan y Cambridge Analytica certifiquen formalmente que han borrado todos los datos adquiridos incorrectamente. Ellos proporcionaron estas certificaciones" explicaba Zuckerberg en su comunicado.

Además, el dueño de Facebook ha asegurado que "se investigarán todas las aplicaciones que tenían acceso a grandes cantidades de información antes de cambiar nuestra plataforma para reducir drásticamente el acceso a los datos en el 2014, y realizaremos una auditoría completa de cualquier aplicación con actividad sospechosa. Prohibiremos a cualquier desarrollador de nuestra plataforma que no acepte una auditoría exhaustiva. Y si encontramos desarrolladores que hicieron mal uso de la información de identificación personal, los prohibiremos y le diremos a todos los afectados por esas aplicaciones. Eso incluye a personas cuyos datos Kogan mal uso aquí también".

Así como que se "restringirá aún más el acceso a los datos de los desarrolladores para evitar otros tipos de abuso. Por ejemplo, eliminaremos el acceso de los desarrolladores a sus datos si no ha utilizado su aplicación en tres meses. Reduciremos la información que le proporcione a una aplicación cuando inicie sesión, solo a su nombre, foto de perfil y dirección de correo electrónico. Exigiremos que los desarrolladores no solo obtengan aprobación, sino que también firmen un contrato para solicitar el acceso a sus publicaciones u otros datos privados. Y tendremos más cambios para compartir en los próximos días".

Y añadió, "Facebook quiere asegurarse de que los usuarios entiendan a qué aplicaciones permiten acceder a sus datos. En el próximo mes, mostraremos una herramienta en la parte superior de su News Feed con las aplicaciones que han usado y una manera fácil de revocar los permisos de esas aplicaciones para sus datos. Ya tenemos una herramienta para hacer esto en su configuración de privacidad, y ahora pondremos esta herramienta en la parte superior de su News Feed para asegurarnos de que todos lo vean".

"Aprenderemos de esta experiencia para asegurar nuestra plataforma aún más y hacer que nuestra comunidad sea más segura para todos en el futuro" finalizó Mark Zucerberg.