Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

El gasto para proteger entornos IoT crecerá un 28% en el 2018

[23/03/2018] Los ataques basados en IoT son ya una realidad. Según recoge el último informe publicado por Gartner, el 20% de las organizaciones sufrió al menos un ataque asociado a estos dispositivos a lo largo de los últimos tres años. Para proteger todo este ecosistema de dispositivos, el gasto en seguridad asociado a IoT supondrá, según la consultora, una cifra de mil 500 millones de dólares en el 2018, lo que equivale a un 28% de incremento frente a los mil 200 millones del 2017. Y para el 2021 la cifra se triplicará hasta alcanzar los 3.118 millones de dólares.

El director de investigación de Gartner, Ruggero Contu, vaticina que las organizaciones incrementarán su demanda en herramientas y servicios que permitan descubrir este tipo de ataques, así como el recurrir a soluciones de evaluación y pruebas de penetración. De esta forma, las estimaciones de la consultora en gasto en seguridad sobre IoT para el 2021 alcanzarán los 3.100 millones de dólares.

Adjuntamos la tabla en la que Gartner indica las cifras de gasto de años anteriores y la estimación hasta llegar al año 2021. Como es posible observar, el área en el que el gasto en servicios de seguridad se incrementaría en mayor medida sería el asociado a Servicios Profesionales, frente a la inversión en dispositivos Gateway o Endpoint.

  2016 2017 2018 2019 2020 2021
Endpoint Security 240 302 373 459 541 631
Gateway Security 102 138 186 251 327 415
Servicios profesionales 570 734 946 1,221 1,589 2,071
Total 912 1,174 1,506 1,931 2,457 3,118

El hecho de que los fabricantes de estos dispositivos no apliquen la seguridad por diseño durante los procesos de fabricación, pone en entredicho la falta de regulaciones específicas que puedan controlar la situación. Gartner espera que esto cambie muy especialmente en sectores clave donde habitualmente han contado con leyes estrictas, como es el caso de salud o la industria automotriz. Aquellas relacionadas con infraestructuras críticas también estarán obligadas a potenciar su enfoque en seguridad, como ya sucede en el mundo industrial.

CSO, España