Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Las ventas de Gigas crecen un 23,5% durante el 2017

[28/03/2018] La multinacional española de cloud computing, Gigas, ha hecho públicos los resultados con los que ha cerrado el 2017, en el que ha crecido tanto en ebitda (beneficio bruto de explotación calculado antes de la deducibilidad de los gastos financieros) como en ventas.

En concreto, la compañía reportó unas ventas de 7,05 millones de euros, experimentando un incremento de un 23,5% frente al 2016 (cuando facturó 5,71 millones). En cuanto al ebitda, éste alcanzó los 572 mil euros, es decir, 758 mil euros más que los 186 mil euros negativos del 2016 y tres veces superior al previsto en su presupuesto (211 mil euros), en línea con la estimación de cierre adelantada por la compañía en octubre del 2017. Tal y como indican desde la compañía en un comunicado, este aumento del ebitda "empieza a mostrar los frutos de las inversiones realizadas por la empresa para reforzar su estructura comercial y su presencia internacional, los altos márgenes brutos de la operación en Gigas y el apalancamiento operativo de su modelo de negocio.

Para el actual ejercicio, Gigas prevé aumentar su negocio un 31,9% frente al 2017, alcanzando los 9,29 millones de euros de ventas brutas y 8,07 millones de euros de importe neto de la cifra de negocios (un 35,7% superior a la conseguida en el 2017). Asimismo, espera que su ebitda crezca hasta alcanzar los 1,34 millones de euros en el 2018 (lo que supondría un aumento del 134%).

Desde Gigas pretenden continuar su apuesta por las compras, iniciada este año con la adquisición del proveedor de servicios cloud SVT en enero de este año (empresa que nació en el 2007 en Lérida y que cuenta con más de 250 clientes empresariales a los que ofrece alojamiento de ERP y que aportará un 9% de la facturación en el 2018). Por otro lado, la multinacional cerró en diciembre un acuerdo de inversión con el fondo de capital riesgo especializado en empresas de base tecnológica Inveready Technology Investment Group por el que este último realizó una inyección de 2,5 millones de euros.