Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Azure Sphere ahora protege desde el edge a la nube

[18/04/2018] Microsoft continúa reforzando su estrategia de seguridad con la que reforzar los entornos cloud. Para ello, acaba de anunciar nuevas herramientas inteligentes con las que fortalecer la seguridad de las organizaciones, desde todo aquello que queda conectado con la nube, hasta llegar al edge o punto de entrada de la empresa en la que entran en juego los dispositivos. La nueva visión también contempla soluciones avanzadas para entornos IoT con el fin de garantizar la protección de los datos y las redes que las soportan.

Brad Smith, presidente de Microsoft, mencionó durante la presentación que "las innovaciones del sector tecnológico necesitan acelerarse para alcanzar dichas amenazas. Es por ello que las innovaciones de hoy van encaminadas a garantizar una seguridad en la nube y en los miles de millones de dispositivos IoT (Internet de las cosas, por sus siglas en inglés) que se conectan a las redes de todo el mundo.

Microsoft Azure Sphere llega como factor elemental para controlar los dispositivos MCU (microcontroller unit) conectados al denominado Intelligent Edge. También llegan novedades a su oferta cloud de Microsoft 365, con un conjunto de nuevas funciones inteligentes diseñadas para ayudar a los departamentos TI y profesionales de la seguridad a simplificar la forma en que gestionan todos los aspectos de seguridad en sus compañías. Estos directivos han alertado de un tiempo a esta parte sobre la necesidad de unificar soluciones de seguridad, dado el gran abanico de proveedores de seguridad que son empleados en las empresas, lo cual agrava la problemática de su gestión.

Con el fin de preparar a los equipos ante estas amenazas, Microsoft ha presentado también Secure Score y Attack Simulator, llevando a cabo una rápida evaluación de seguridad y proporcionando una puntuación de referencia. Attack Simulator, como parte de Office 365 Threat Intelligence, permite a los equipos de seguridad ejecutar ataques simulados como pueda ser el ransomware o el phishing, poniendo a prueba la respuesta de los empleados y ajustando la configuración de los sistemas en base a los resultados.

La mayoría de las herramientas de seguridad reportan un ataque desde una perspectiva limitada, ofreciendo solo una pequeña parte de información de una amenaza que puede ser mayor. A través de la conexión de herramientas individuales a Intelligent Security Graph, los equipos ganan nuevas perspectivas y patrones más significativos de datos. La nueva API, todavía en pruebas, es compartida con selecto grupo de compañías de ciberseguridad que colaboran con Microsoft entre las que se encuentran Anomali, Palo Alto Networks y PwC.