Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Democracia, transparencia e Internet en las Américas

[18/04/2018] La semana pasada se llevó a cabo la conferencia "Democracia, transparencia e Internet en las Américas, realizada por la organización Democracia & Desarrollo Internacional. En el evento, como en ocasiones anteriores, se discutió sobre la importancia que está cobrando la Red de redes en nuestra vida diaria y en la forma en que accedemos a la información.

Los recientes sucesos en los que se vio involucrada Facebook, y que tienen que ver con los datos personales y la privacidad de las personas, y nuestra propia experiencia como país en cuanto a la transparencia y los problemas de corrupción, configuraron un marco en el que el acceso a la Red ya no solo tiene que ver con la capacidad de las personas de acceder a la información del mundo, sino también con la posibilidad de hacer la cosa pública más transparente y facilitar los procesos de monitoreo de ésta, es decir, sobre el impacto de Internet sobre la democracia.

En ese entorno y en medio de los muchos asistentes a la Cumbre de las Américas -que abarrotaron el hotel en el que se realizó la conferencia- los invitados intercambiaron sus distintos puntos de vista sobre lo que puede hacer Internet para darnos mayor transparencia.

Internet como herramienta

Como siempre, al inicio se ofrecen unas palabras iniciales que hablan en general sobre el tema central de las ponencias: La capacidad de Internet de involucrarse en nuestras vidas diarias.

Primero habló Gina Romero, directora ejecutiva de la Red para la Democracia (Redlad), quien consideró a Internet como un espacio para fortalecer los diálogos democráticos y de participación.

Sebastián Grundberger, representante de la Fundación Konrad Adenauer en el Perú; Gino Costa, congresista de la República; y Gina Romero, directora ejecutiva de la Red para la Democracia (Redlad).

Por su lado, Sebastián Grundberger, representante de la Fundación Konrad Adenauer en el Perú, sostuvo que Internet es ya parte de nuestra vida diaria, pero también indicó que la forma en que la Red impacta sobre la democracia es aún un tema que se encuentra en sus etapas iniciales. Por el lado positivo, Internet es una esperanza para el establecimiento de un entorno comunicativo abierto, especialmente en países donde dominan las autocracias.

La otra cara de la moneda es la capacidad de usar Internet para intervenir inadecuadamente en elecciones, así como la posibilidad -ya una certeza en realidad- de usar la Red como un espacio para agredir e insultar a los oponentes, de forma anónima, claro.

Otro de los participantes en la primera parte del evento fue Gino Costa, congresista de la República. Costa indicó que, desde su perspectiva, el énfasis de las actividades de la Red se encuentra en las amenazas que sobre ella se dan. El poder que ofrece la Red a aquellos que manejan la información es significativo, y las democracias tienen que estar al tanto de dicho poder para hacer algo en este contexto. ¿Se necesita regulación? Esa fue la pregunta que lanzó Costa sobre el poder que tiene Internet. Quizás, dijo él, sea necesario abordar este tema desde las instituciones internacionales.

Elaine Ford, directora de D&D Internacional.
D&D, internet, democracia

Finalmente, la promotora del evento, Elaine Ford, directora de D&D Internacional, habló sobre la falta del tema de Internet en las agendas de las diversas ocho Cumbres de las Américas que se han desarrollado hasta el momento. Esta ausencia es un indicador de que es necesario dar más cabida al tema en las Cumbres, especialmente si se toma en cuenta que Internet y sus tecnologías ligadas pueden ser utilizadas como herramientas para la lucha contra la falta de transparencia e impactar positivamente sobre la democracia.

La libertad de expresión

La conferencia magistral estuvo a cargo de Edison Lanza, relator especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Lanza indicó que Internet es ahora más que un medio de comunicación, se ha convertido en un foro de debate público fundamental para el ejercicio del poder y el combate a la corrupción; pero Internet es también un espacio privilegiado, y no es de sorprender. Ya en tiempos anteriores, los que conocían y podían disfrutar de los derechos a la expresión eran solo un grupo de personas en todo el mundo, principalmente los llamados líderes de opinión, conformados por políticos, y otras figuras públicas. Ahora Internet es un espacio en el que se puede discutir prácticamente con tres mil millones de personas. Esto genera desafíos y quizás hasta temores hacia el medio, ya que es un medio totalmente nuevo para muchas personas. Pero quizás lo más destacado de Internet es que es un medio pensado para facilitar la circulación de la información.

Edison Lanza, relator especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).
D&D, Internet, democracia

Una segunda reflexión tiene que ver con la ausencia de legislatura para Internet. En realidad, sostiene Lanza, no es que Internet sea un espacio sin legislación alguna, existen leyes que la incorporan, como aquellas relacionadas a los derechos fundamentales de las personas que indican que Internet es un espacio para la difusión de los pensamientos, vale decir, la libertad de expresión. Además, muchos países sí han legislado con respecto a la presencia de Internet en sus respectivas jurisdicciones.

Por supuesto, esto tiene algunas características. Internet será pertinente para las personas que puedan acceder a ella, y por supuesto, junto con la Internet vienen servicios que el Estado o los particulares pueden ofrecer a las poblaciones, por lo que la ausencia de acceso a Internet en la práctica implica una brecha con respecto a los servicios y facilidades a los que puede acceder la población. Los que no acceden a Internet tienen una desventaja con respecto a los que sí pueden acceder a la Red.

Internet, además, debe ser un espacio donde no se dé la discriminación. Esto supone el establecimiento del principio de neutralidad de la Red. Con este principio se puede establecer que ningún contenido tendrá preponderancia sobre otros. Por supuesto, este principio se ha establecido para evitar que los actores de la Red que tienen más poder puedan dejar de lado a los pequeños actores de Internet.

Elizabeth Salazar, periodista de investigación del portal Ojo Público.
D&D, Internet, democracia

Luego de su conferencia se realizaron algunos comentarios con respecto al tema. Quizás uno de los que más llamó la atención fue el realizado por Elizabeth Salazar, periodista de investigación del portal Ojo Público.

Salazar llamó la atención sobre uno de los temas que tienen que ver con la transparencia en la Red: La privacidad. Ella relató que en su trabajo de investigación periodística se topó con una persona que estaba siendo investigada por la justicia peruana. Como todos sabemos, uno de los principios que se encuentran dentro del marco de la privacidad de los datos personales es la posibilidad de invocar el llamado "Derecho al olvido, el cual básicamente consiste en que una persona puede pedir a una organización que elimine de sus bases de datos toda la información que se tenga de ella.

La persona investigada pidió a Ojo Público, en medio de una demanda judicial por varios millones de dólares, que olvide todos sus datos; es decir, todo lo que el portal había investigado sobre su caso.

Salazar se preguntó si en medio de todos estos cambios con respecto a la privacidad de las personas, este derecho al olvido puede ser invocado para entorpecer una investigación periodística. Hay que considerar que esta persona no solo está querellando y pidiendo el olvido a Ojo Público, sino también a otras organizaciones periodísticas que también estaban siguiendo su caso.

¿Cuál es el límite entre lo privado y lo público? ¿Puede detenerse una investigación invocando el derecho al olvido? Internet y los datos de las personas son elementos que se encuentran en pleno desarrollo, y la forma en que se usen ambos va a determinar si los impactos sobre la democracia y sus valores son positivos o negativos. Los trolls de Internet o el uso del derecho al olvido son solo dos casos que nos hacen recordar que estas herramientas pueden tener un uso no deseado por algunos de los actores en la Red.

Y para eso sirven estas reuniones, para discutir sobre si estos impactos pueden ser modificados para fortalecer la democracia y el desarrollo.