Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Qualcomm y la tecnología Wi-Fi Mesh

Hamilton Matías, director de productos de conectividad de Latam Qualcomm.

[25/04/2018] Con seguridad, si tiene una red Wi-Fi en casa, ya ha detectado que existen lugares en donde mejor se recibe la señal y otros donde prácticamente desaparece. Y si la casa es grande el problema también lo es. Precisamente, ese es uno de los problemas que resuelve una nueva tecnología que recientemente Qualcomm presentó en el mercado peruano: Mesh Networking.

Con Mesh no solo se resuelve el problema de estar más o menos cerca del router. También sirve para ayudarnos en otros campos. Para la presentación de esta nueva tecnología estuvo de paso por Lima, Hamilton Matías, director de productos de conectividad de Latam Qualcomm.

Tres equipos

Lo primero que salta a la vista de esta nueva tecnología es que usualmente está compuesta por tres dispositivos. Es decir, en lugar de tener el clásico router en el mejor lugar -creemos- de la casa, podemos contar con tres dispositivos que se conectan entre sí para cubrir todo el hogar, algo especialmente útil para las personas con un hogar de generosas dimensiones.

Y no es igual a poner repetidores, señaló Matías. Cuando uno intenta conectarse con uno de estos aparatos (nodos) la conexión es imperceptible y, por tanto, cuando uno cambia de ambiente el paso a otro de los dispositivos es también imperceptible, como si de una red celular se tratara. Además, en todos los casos, cuando uno busca la señal solo se encontrará con una sola señal que sirve para los tres dispositivos, no con varias señales cubriendo los ambientes de la casa.

Esta solución, con sus múltiples nodos, mantiene a toda la casa conectada; además, anotó el ejecutivo, detecta y corrige automáticamente los problemas de conectividad. "Trabaja conectando el dispositivo al equipo más cercano, detecta picos de uso y equilibra el tráfico entre bandas, identifica y pone en cuarentena las conexiones no confiables, y diagnostica y soluciones problemas de conexión entre equipos, señaló Matías.

Y aunque la tecnología se ha lanzado recién en el Perú, ya se usa en otros países. Por ejemplo, en Estados Unidos, contó Matías, cuando uno va a una tienda de electrónicos ya se puede encontrar la sección de routers dividida entre la tecnología convencional y Mesh. Dentro de esta tecnología, ya se pueden encontrar nombres de marcas conocidas como TP-Link -que nos mostraron en la presentación- D-Link, Samsung, Asus, Google WiFi, entre otras.

Conectividad IoT

Por su puesto, en la casa moderna ya no solo se encuentran los clásicos dispositivos que se conectan a la Wi-Fi, como la laptop, la tableta o el propio teléfono inteligente. Ahora también encontramos otros dispositivos de uso más común pero dotados de conectividad, lo que llamamos dispositivos IoT.

Estos dispositivos se conectan básicamente con otras dos tecnologías: Zigbee y Bluetooth. Entonces, en la casa conectada tenemos tres tecnologías de conexión, si agregamos la Wi-Fi. ¿Qué hacer?

Para ello ya se están anunciando modelos más avanzados de routers, como el mostrado en la presentación, que admite las tres tecnologías y, por tanto, interconectará a los dispositivos.

¿Para qué usar esa conexión? Matías hizo una demostración en vivo con un prototipo en forma de torre de Qualcomm -que desafortunadamente no tiene nombre- para demostrar lo que se puede hacer cuando uno no tiene que preocuparse de las tecnologías de conexión de cada equipo de la casa.

En esta torre se instaló un asistente personal que podía entender órdenes dadas en inglés -hay que recordar que es un prototipo-, y que se conectaba con una serie de lámparas instaladas dentro y fuera del salón en el que se realizaba la presentación.

Con solo decirle que encienda todas las lámparas, éstas se encendían a la vez. Por supuesto, estas lámparas se encontraban conectadas inalámbricamente a uno de los nodos que se podrían instalar en la casa y que soportan las tres tecnologías de conectividad que mencionamos.

Es más, también se podía controlar las luces desde el teléfono inteligente dando las órdenes hacia el asistente personal que se encontraba instalado en la torre desde el teléfono; es decir, no se requería estar cerca de la torre para poder dar las órdenes.

Ciertamente, la demo fue exitosa y 'demostró' -valga la redundancia- que el contar con un dispositivo que pueda manejar las tres tecnologías de conectividad con el que se presentan los dispositivos caseros, facilitaría enormemente la multiplicación de las casas inteligentes.