Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

¿Su transformación digital es mobile-first?

Pues debería serlo

[21/05/2018] Su estrategia móvil -tanto para uso interno como para apoyar a sus clientes- es un indicador de su enfoque hacia la transformación digital. Es una oportunidad para adoptar enfoques más digitales a lo largo de su cartera de tecnología, especialmente en el front-end, donde sus empleados y clientes interactúan con usted a través de computadoras, sitios web y dispositivos móviles.

Muchas organizaciones de TI consideran que la movilidad es, en el mejor de los casos, un silo o un canal por separado y, en el peor de los casos, una plataforma no deseada a la que apoyan tan poco como sea posible a pesar de las demandas comerciales. Ve este enfoque expresado como un soporte limitado de dispositivos móviles y un enfoque centrado en el escritorio para el compromiso del cliente en la web. Los resultados son silos más tecnológicos y operativos, menos oportunidades de flexibilidad y compromiso para los empleados y clientes, y una perpetuación del enfoque rígido y monolítico de la informática -todos los atributos autolimitantes que la transformación digital busca terminar.

Por el contrario, un enfoque global y generalizado de la movilidad permite algo más que el trabajo y el compromiso móvil. Puede ser el vehículo para eliminar silos problemáticos en seguridad, gestión, operaciones y participación. El secreto es no tratar la movilidad como un tipo de computación o canal por separado, sino como un atributo de la informática que brinda la oportunidad de reformar su computación y sus canales para que sean independientes de la plataforma.

Puede implementar tecnología móvil para su personal y clientes de una manera que fuerce el pensamiento nativo digital a través de sus plataformas tecnológicas básicas de soporte. Un enfoque ecosistémico de la movilidad -que respalda una visión del mundo omnidireccional y omnicanal- cambia el nivel de abstracción en las tecnologías de front-end para que pueda reconceptualizarlas fuera de sus silos tradicionales.

¿Por qué móvil?

Los dispositivos móviles han existido en la empresa de una forma u otra durante casi 20 años, y durante una década en la forma moderna iniciada por los smartphones iPhone y Android, y luego las tablets iPad y Android. Sin embargo, es común que las empresas los traten como complementos de su estrategia informática "real" (basada en PC) o como un entorno paralelo. Eso ha creado un nuevo silo para empleados y clientes, y ha significado un mayor esfuerzo para TI, empleados y clientes por igual, ya que tienen que navegar barreras artificiales en torno a la funcionalidad, el acceso y la experiencia del usuario en toda la gama de dispositivos que utilizan.

Lo que se necesita es una estrategia cohesiva que mira más allá del dispositivo específico, a un ecosistema de capacidades informáticas. Este tipo de enfoque de alto nivel puede ser un punto de partida para la transformación digital del front-end, tanto dentro de la empresa como en los compromisos del cliente.

Barreras caídas

La primera ola de dispositivos móviles a principios de la década del 2000 (BlackBerry, Palm OS, Symbian y Windows Mobile) eran altamente propietarios, al igual que los sistemas operativos de escritorio de la época. Esa naturaleza altamente exclusiva requería que cada plataforma sea su propio silo para administración, seguridad, acceso y aplicaciones. Pero la funcionalidad limitada de estas plataformas y sus pequeñas bases instaladas a menudo permitían a TI evitar el problema, o elegir una sola plataforma (generalmente BlackBerry).

La segunda ola de dispositivos móviles (iOS y Android) a fines de la década del 2000 comenzó casi tan privativa, pero eso cambió rápidamente en varios frentes importantes:

APIs de gestión y seguridad. Para obtener la aceptación empresarial de TI de las personas que llevan iPhones al trabajo, Apple pronto introdujo las APIs (interfaces de programación de aplicaciones) para la administración y seguridad en iOS, y luego las llevó a MacOS. Google le siguió los pasos y adoptó APIs similares para Android, y luego Microsoft hizo lo mismo con las APIs de administración y seguridad para Windows 10.

En la actualidad, la mayoría de las herramientas EMM (gestión de movilidad empresarial) de clase empresarial son compatibles con iOS, Android, MacOS y Windows 10 con un conjunto común de políticas y, controles de seguridad y administración. Google planea agregar APIs similares para Chrome OS este año, y los principales proveedores de EMM seguramente también admitirán Chrome OS. Esta característica común multiplataforma permite un conjunto uniforme y coherente de políticas, desde el cifrado y la administración de contraseñas hasta el uso compartido de archivos administrados y de VPN, independientemente del dispositivo que use una persona, incluyendo los dispositivos de propiedad personal.

APIs de comunicaciones. Poco después de lanzar el iPhone, Apple adoptó el protocolo Exchange ActiveSync (EAS) de Microsoft para permitir que las aplicaciones de correo electrónico, calendario, contactos y notas de iOS y MacOS trabajen de forma nativa con la popular plataforma de servidor de Microsoft, incluyendo sus controles de administración, tales como borrado remoto y eliminación de datos proporcionados por el servidor de los dispositivos del cliente. Google hizo lo mismo y hoy los dispositivos Windows, MacOS, iOS y Android pueden acceder de forma segura a los servidores corporativos de Exchange, incluso cuando utilizan clientes que no son de Microsoft. Los dispositivos Chrome OS recientes que admiten Google Play Store también pueden instalar clientes con capacidad EAS.

Y Microsoft ahora está rediseñando Exchange para hacer más accesibles sus capacidades a través de APIs, de modo que los clientes de terceros obtendrán más capacidades de Exchange más allá de lo que EAS proporciona.

Aplicaciones y servicios multiplataforma. Los proveedores más nuevos, como Slack, Dropbox y Evernote, suelen comenzar con una funcionalidad casi equivalente en todos los sistemas operativos y navegadores principales. Asimismo, los proveedores establecidos de empresas clave han hecho que su software esté disponible en todas las plataformas, eliminando la barrera para el uso flexible de varios dispositivos. Por ejemplo, los clientes de VPN de Cisco y Juniper están disponibles en todos los principales sistemas operativos cliente, al igual que los clientes de administración de identidades y de las APIs de CA, Centrify, Okta y Ping Identity.

Las herramientas básicas para empleados tales como Microsoft Office, OneDrive y Skype for Business están disponibles en versiones ampliamente equivalentes en los principales sistemas operativos y los principales navegadores web, y Microsoft está desarrollando otras herramientas de Office 365 como SharePoint, Teams, Groups y Outlook a lo largo de la misma línea. El G Suite de Google también ofrece capacidades básicas comunes en los principales sistemas operativos, aunque depende exclusivamente de los navegadores en las computadoras de escritorio.

Para los desarrolladores de software de TI, las herramientas populares de Atlassian, como Jira, se encuentran en un viaje similar a toda la plataforma. Asimismo, para los desarrolladores de TI y de software comercial, Google, Microsoft, Apple y otros ofrecen cada vez más servicios de back-end basados en APIs, que se pueden usar tanto en aplicaciones móviles como de escritorio (incluyendo las aplicaciones entregadas por el navegador). Como resultado, es más fácil que nunca proporcionar una funcionalidad comparable a los empleados, independientemente del dispositivo que se utilice.

Herramientas de desarrollo de aplicaciones multiplataforma. Una gran barrera para desarrollar aplicaciones para múltiples dispositivos ha sido la necesidad de crear el software varias veces, una vez para cada plataforma. La consolidación de plataformas móviles para dos (iOS y Android) ha reducido esta carga, pero otros dos desarrollos han contribuido aún más a la capacidad de diseñar aplicaciones para múltiples plataformas desde una base de código común, o al menos una base lógica común:

1. El auge de las herramientas de desarrollo multiplataforma. Los ejemplos incluyen Apache Cordova, React Native y, cada vez más, las herramientas basadas en .Net de Microsoft como Visual Studio. Todavía hay diferencias en la interfaz de usuario entre plataformas, pero estas herramientas permiten el desarrollo desde una base de código común a esas diferentes UIs (interfaces de usuario, por sus siglas en inglés). Tenga en cuenta que es probable que aún tenga que realizar, al menos, trabajos de acabado en algunos entornos de desarrollo propietarios, tales como el Xcode de Apple y el Android Studio de Google, para algunas plataformas.

2. La modernización del HTML estándar y los navegadores. La ahora madura especificación de HTML5 permite el desarrollo de aplicaciones sofisticadas en todos los navegadores, y el uso de técnicas de diseño receptivas para permitir que la interfaz del usuario se ajuste en función de su dispositivo y proporcione la misma funcionalidad. Del mismo modo, la decisión de Microsoft, en el 2015, de retirar Internet Explorer (IE) en Windows 10 elimina el último navegador totalmente exclusivo del ecosistema del desarrollador. A corto plazo, esto obliga a muchas tiendas de informática a modificar sus sitios web, pero a largo plazo significa que ya no se mantienen dos flujos de funcionalidad web (IE y no-IE). Más importante aún, significa que los usuarios y clientes en dispositivos móviles, Mac y Chromebooks no serán excluidos del uso completo de sitios web específicos como lo son hoy en día. Los navegadores aún son diferentes, por lo que todavía se necesita una optimización local; por ejemplo, si usa Chrome como su principal objetivo de desarrollo (porque que lidera la participación en el mercado), es probable que necesite hacer algunas personalizaciones para Safari y, quizás para Firefox o Edge -pero mucho menos que para IE.

Juntas, estas herramientas y tecnologías le permiten a TI enfocarse en la funcionalidad deseada y no en el punto final específico. Después del período de transición inicial, ese cambio reduce la complejidad general, haciendo realidad la noción nativa de omnidispositivo y la flexibilidad omnicanal en sus herramientas, productos y servicios.

Aprovechando lo móvil para la transformación digital

La estrategia principal para usar lo móvil para transformar los silos de tecnología de front-end en un omnidispositivo y darles un enfoque omnicanal, es uno de unificación: el uso de tecnologías, políticas, estándares y equipos comunes independientemente del dispositivo o la plataforma. Todavía necesitará especialistas que entiendan las capacidades, limitaciones y enfoques especiales de cada plataforma de computación y navegador web convencional, pero ellos alimentarán ese conocimiento sobre el proceso unificado a través del cual usted emprenderá sus esfuerzos de cómputo.

Como ejemplo, tome el estado de la administración de endpoints actualmente. La mayoría de las organizaciones usan Microsoft System Center o una herramienta similar para administrar sus PCs, y una herramienta de EMM tal como la de Cortado, IBM, Microsoft, MobileIron, SAP o Soti para administrar sus dispositivos iOS y Android, y quizás también sus Macs. Normalmente, cada uno tiene un equipo de TI separado. Como resultado, las políticas y requisitos a menudo difieren entre dispositivos, creando brechas de seguridad. Es típico, por ejemplo, que los usuarios de computadoras personales no requieran habilitar el cifrado o revalidar sus sistemas periódicamente, mientras que los usuarios móviles se enfrentan a ambos requisitos.

Un enfoque unificado garantizaría que cualquier dispositivo utilizado para acceder a los recursos corporativos tendría aplicadas políticas consistentes, con diferencias debido al contexto: los ejecutivos podrían necesitar ajustarse a estándares más altos que los empleados, por ejemplo, por los diferentes sistemas e información a los que acceden; los usuarios que no están en la oficina podrían necesitar una VPN y los usuarios de la red que se encuentran dentro de la oficina no.

Un enfoque nativo digital sería tener un único equipo de gestión de endpoint, utilizando una herramienta de gestión común y un conjunto estandarizado de políticas. Las variaciones en esas políticas serían intencionales y revisadas por especialistas en todos los dominios.

Unificar completamente la administración de endpoints significa mover las PCs a Windows 10, porque las versiones anteriores de Windows no pueden ser administradas por la nueva generación de herramientas de EMM -a menudo llamadas herramientas de administración de endpoints unificados (UEM). Pero como estrategia de transición, puede fusionar los equipos de administración de escritorio y los dispositivos móviles en un equipo, para que sus políticas se puedan alinear más fácilmente y hacer que la plataforma UEM maneje todos los dispositivos, excepto las PCs con Windows 8 y anteriores durante la transición a Windows 10.

Un enfoque similar, con etapas intermedias similares a las necesarias para la transición de Windows, será necesario para otras áreas, tales como sitios web, gestión de identidades y desarrollo de software.

Por ejemplo, debido a que muchas organizaciones han creado sitios web que dependen de Internet Explorer, utilizando tecnologías exclusivas descontinuadas, tales como ActiveX y Adobe Flash, que no son compatibles con otros navegadores, hay una gran acumulación de sitios web internos y orientados al cliente que deben revisarse para respaldar los estándares modernos de HTML5 y descartar las dependencias exclusivas. Eso no se puede hacer todo de una y tampoco puede hacer que todos los sitios web sean receptivos. Los dependientes de IE no eran los únicos diseñados solo para navegadores de escritorio.

Es probable que existan dependencias similares en las bibliotecas de software y APIs para servicios web, en las aplicaciones de endpoint nativas y en los sistemas de back-end utilizados. Eliminar estas tecnologías específicas de endpoint y reemplazarlas con tecnologías universales llevará un tiempo, al igual que reemplazar las aplicaciones internas por unas con diferentes tipos de plataformas y cambiar al almacenamiento basado en la nube para alejar los datos corporativos de los dispositivos de endpoint y proporcionar una administración más directa de los mismos. En todos los casos, deberá evaluar el costo, el beneficio, el riesgo y la urgencia de lo que unifica.

Deje de pensar en silos de plataforma

Al final del día, los dispositivos móviles, como las computadoras de escritorio, son solo front ends para sus herramientas y servicios. Las personas se mueven fácilmente entre las computadoras de escritorio y los dispositivos móviles, e incluso usan varios al mismo tiempo. Dentro de los confines de las diferencias naturales de los dispositivos, las personas esperan que las aplicaciones y los servicios funcionen sin importar qué dispositivo utilicen, pero son pocas las organizaciones de TI las que abordan las plataformas de puntos finales de esa manera. En su lugar, la mayoría las trata como las mejores tecnologías, poco relacionadas, administradas y desarrolladas por separado, con las incoherencias e ineficiencias que esperaría como resultado.

Una empresa que busca la transformación digital debería modernizar sus organizaciones de TI y de desarrollo, y las herramientas que utilizan, para tratar a los endpoints como simples facetas de la informática de front-end -tal como lo hacen los usuarios. Hacerlo significa unir ambos equipos y tecnologías donde tiene silos de plataforma o de endpoint, así como sus procesos, estándares y políticas subyacentes. La administración de endpoints y de acceso, la seguridad de los datos, los servicios web internos y de clientes, y el software interno orientado a los clientes, son las principales áreas que puede unificar en el front end, porque ahora existen las herramientas de soporte para hacerlo.

Como resultado, obtendrá más que las eficiencias comunes y los beneficios de la coherencia en sus actividades de front-end; obtendrá la capacidad de que sus empleados y clientes se sientan atraídos por su organización y se comprometan con ella de la manera que mejor se adapte a sus necesidades -y, consecuentemente, de la manera que a usted más lo beneficie.