Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Estados Unidos recupera el liderazgo mundial en supercomputación

[25/06/2018] Estados Unidos acaba de desbancar a China como el país que tiene la supercomputadora más potente del mundo. Así lo atestiguan los datos de la lista Top500, en la que se muestran cuáles son las máquinas de supercomputación con mayor capacidad de proceso, un ranking que en los últimos dos años lideraba China con la computadora Sunway TaihuLight, al que Summit, una máquina construida por IBM y que ahora funciona en el Laboratorio Nacional Oak Ridge (ORNL) del Departamento de Energía del país americano, ha arrebatado la primera posición.

Cada nodo de la supercomputadora Summit, construida por IBM para el Laboratorio Nacional Oak Ridge del Departamento de Energía de Estados Unidos, tiene dos CPUs IBM Power9 y seis GPUs Nvidia Tesla V100.

Summit tiene un rendimiento de 122,3 petaflops en High Performance Linpack (HPL), el índice que se usa para elaborar la lista TOP500. Summit dispone de 4.356 nodos, cada uno de ellos equipado con dos CPU Power9 de 22 núcleos y seis GPU NVIDIA Tesla V100. Los nodos están enlazados con una red EDR InfiniBand de doble carril de Mellanox. Por su parte, Sunway TaihuLight, en segundo puesto, es un sistema desarrollado por el Centro Nacional de Investigación de Ingeniería y Tecnología de Computación en Paralelo (NRCPC) de China que está instalado en el Centro Nacional de Supercomputación de Wuxi y que tiene una marca HPL de 93 petaflops desde que se puso en marcha en junio del 2016.

En tercer lugar, se encuentra la supercomputadora Sierra, un nuevo sistema del Laboratorio Nacional Lawrence Livermore del Departamento de Energía de Estados Unidos, que alcanza los 71,6 petaflops en HPL y cuya arquitectura es de IBM. La cuarta supercomputadora más potente del mundo es la china Tianhe-2ª (también conocida como Vía Láctea-2ª), instalada en el Centro Nacional de Supercomputación de Guangzhou, con 61,4 petaflops; y la quinta es la japonesa AI Bridging Cloud Infrastructure (ABCI), con una marca HPL de 19,9 petaflops, construido por Fujitsu e instalado en Japón en el Instituto Nacional de Ciencia y Tecnología Industrial Avanzada (AIST).

Eso sí, según la lista Green 500, elaborada por el mismo equipo que hace la Top500 y que mide la eficiencia energética de las supercomputadoras más potentes del mundo, el clúster POWER9 del BSC, que se puso en marcha en mayo, es la máquina más 'verde' de Europa y la novena de la lista, por detrás de seis supercomputadoras japonesas y dos norteamericanos. Esta máquina está dedicada sobre todo a inteligencia artificial y ejecuta 11,865 billones de operaciones de coma flotante por vatio de energía consumido (11.865 Gigaflops/Watt).

China bate récords en número de sistemas instalados

Aunque Estados Unidos disponga ahora de la supercomputadora más potente del planeta, lo cierto es que el número de sistemas de alta computación que alberga está en caída libre; de hecho, ha alcanzado un mínimo histórico de 124, por debajo de los 145 de hace seis meses. Por el contrario, el número de sistemas instalados en China cada vez es mayor (por supuesto mayor también que los que tiene Estados Unidos): unos 206, frente a los 202 de la última lista. Aun así, los sistemas instalados en Estados Unidos aportan el 38,2% del rendimiento total instalado frente al 29,1% del rendimiento total instalado de los sistemas chinos.

Los países que tienen mayor número de sistemas de supercomputación después de China y Estados Unidos son Japón, con 36 sistemas, Reino Unido, con 22, Alemania, con 21, y Francia, con 18.

Entre los datos curiosos que se pueden apreciar en la lista destaca el monopolio de Intel, que suministra los procesadores al 95% de los sistemas TOP500 o que por primera vez el rendimiento total de los 500 sistemas de la lista supera un exaflop (en concreto, 1,22 exaflops).

Además, también por vez primera el principal fabricante de supercomputadoras de alta computación de la lista no es de los Estados Unidos sino de China, en concreto Lenovo, con casi el 24% de todas las máquinas instaladas, seguido por la estadounidense HPE (16%), la china Inspur (13,6%), la estadounidense Cray (11,2%) y la china Sugon (11%). A pesar de que IBM tiene dos de las tres supercomputadoras más importantes, solo cuenta con 19 sistemas en toda la lista.

Top500 cumple un cuarto de siglo

La famosa lista de superordenadores más potentes del mundo cumple este 2018 nada más y nada menos que 25 años. Este ranking lo elaboran Erich Strohmaier y Horst Simon, del Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley (EE. UU.); Jack Dongarra, de la Universidad de Tennessee (EE. UU.); y Martin Meuer, del Grupo ISC (Alemania).

La iniciativa de dar a conocer en un ranking las mayores supercomputadoras del mundo se realizó por primera vez en el marco de una pequeña conferencia que hubo en Alemania en junio de 1993. Los autores revisaron esta lista unos meses después para ver cómo habían cambiado las posiciones y entonces se les ocurrió la posibilidad de elaborar la lista de forma periódica (cada seis meses).