Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

La regulación de las fintech

Alejandro Medina, superintendente adjunto de la Superintendencia de Banca y Seguros y AFP (SBS).

[11/07/2018] Otra de las exposiciones fue la realizada por Alejandro Medina, superintendente adjunto de la Superintendencia de Banca y Seguros y AFP (SBS), quien dedicó su exposición al tema de la regulación de las fintech.

Medina indicó que la SBS tiene mandatos para su trabajo. Uno de ellos es la estabilidad financiera, otro es la conducta del mercado y el tercero es la integridad financiera. De acuerdo al momento y al grado de desarrollo, se pueden adoptar posiciones mixtas utilizando las diversas alternativas que tienen la SBS como: Regular ahora, que es intervenir de manera temprana antes de que surjan mayores riesgos; Facilitar, que implica remover requerimientos y generar una regulación proporcional al riesgo; Esperar y ver, que significa que la SBS espera a conocer mejor los riesgos y acciones requeridas, para regular después si es necesario; Restringir, que significa reservar ciertas actividades a ciertos participantes; y No Actuar, es el caso cuando algo se encuentra fuera del perímetro regulatorio o se considera que no requiere una acción adicional.

Pero ¿requieren las fintech alguna regulación? Medina explicó que decir fintechs implica hablar de muchas empresas que tienen modelos muy diferentes, no son iguales; por tanto, sus riesgos son diferentes y las que suponen un interés público, en realidad, son pocas.

Medina indicó que dentro de estas pocas fintechs que sí sería necesario regular se encuentran las dedicadas al financiamiento alternativo (como las de crowdfunding) y las casas de cambio online. Y que por ello ya se encuentran trabajando en un proyecto de ley para el financiamiento alternativo; además de mejoras en la ley de casas de cambio y de préstamo, y de mejoras en el marco legal de los sistemas de pago.

De hecho, el funcionario indicó que la normativa deja un amplio espacio para la innovación, y que existen actividades en curso como la emisión de una nueva regulación para el sector financiero y su uso del procesamiento en la nube y la ciberseguridad. También se encuentran en estudio posibles aplicaciones de blockchain para reducir los costos de cumplimiento; y se están realizando coordinaciones con el Reniec y el Banco Mundial para mejorar en el tema de la identificación y contratación digital. De hecho, Medina mencionó que se está estudiando la posibilidad de implementar un sandboxing a la inglesa para la exploración de nuevas ideas y modelos.

"Durante años la SBS ha buscado ser neutrales tecnológicamente, indicó el funcionario.

Y esta neutralidad en cuanto a la tecnología ha hecho que no se requiera supervisión en el caso de tecnologías específicas. Los wearables, por ejemplo, no requieren de regulación en el caso peruano, y esa es una ventaja de acuerdo al funcionario.

Otras ventajas que tenemos es que el DNI es una credencial aceptada por todos, algo que no sucede necesariamente en todos los países con sus diversos sistemas de identificación. Es más, ahora contamos con un DNI electrónico con sistemas basados en la biometría que implican un grado de seguridad aún mayor.

Al final, Medina indicó a manera de conclusión, que las políticas asociadas a las fintech deben ser diferenciadas por modelo operativo, nivel de desarrollo y grado de interés público.

Volver al reportaje principal