Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

La inclusión digital y la participación del Estado

estuvo José Aguilar, director general de la Dirección de Regulación y Asuntos Internacionales en Comunicaciones del Ministerio de Transportes y Comunicaciones.

[11/07/2018] Por supuesto, todos estos elementos de pagos digitales funcionan si se tiene una adecuada infraestructura y si los ciudadanos la usan. Por ello es que uno de los temas centrales que se trató también en la reunión fue la inclusión digital en el Perú. Y para desarrollar el tema estuvo José Aguilar, director general de la Dirección de Regulación y Asuntos Internacionales en Comunicaciones del Ministerio de Transportes y Comunicaciones.

"La inclusión digital genera oportunidades de desarrollo para las personas a través del acceso y uso de las tecnologías de la información y comunicaciones e Internet, indicó el funcionario.

De hecho, detalló Aguilar, la inclusión digital busca favorecer, de manera especial, las poblaciones indígenas, rurales, las personas con habilidades especiales, las mujeres, los niños y las niñas, los jóvenes y los adultos mayores. Y esto se busca ya que la difusión de las habilidades digitales posibilita el acceso a mejores oportunidades de desarrollo en los ámbitos personales y comerciales.

Por ello el MTC busca dar conectividad a todas las localidades a través de diversos esfuerzos que incluyen el uso de tecnologías móviles y de Internet. Pero luego ¿qué se hace con la conectividad?, se preguntó el funcionario.

"Se debe tener una visión que nos permita ir más allá, señaló. Y ese más allá implica, además de los clásicos objetivos de brindar conectividad a las escuelas para que accedan a más herramientas educativas, o las municipalidades para que accedan a más información y servicios, ofrecer inclusión financiera. La inclusión digital, en combinación con la inclusión financiera, reducen la pobreza.

Por ejemplo, los servicios de dinero móvil -que permiten guardar y transferir fondos a través de un teléfono celular- pueden contribuir a mejorar el potencial de generación de ingresos de las personas. Además, tener un teléfono móvil puede potencialmente abrir el acceso a cuentas de dinero móvil y otros servicios financieros.

El gobierno ya se encuentra en ese camino. Ya se cuenta con una política de estado para el desarrollo de la sociedad de la información y del conocimiento, que aborda los temas de inclusión digital en la política 35 del Acuerdo Nacional, además de otros documentos como la Agenda Digital 2.0 y otras legislaciones relacionadas.

Sin embargo, a pesar de ello, hay un escaso desarrollo de las competencias digitales en las personas a nivel nacional. Las principales causas de este problema son el escaso acceso a las TIC, la limitada aceptación de las TIC y las pocas iniciativas para el fortalecimiento de las capacidades digitales.

La primera causa se debe básicamente a la limitada asequibilidad a dispositivos tecnológicos y la limitada cobertura y calidad de Internet. La segunda causa se debe a la percepción de un bajo nivel de utilidad de las TIC, la sobrevaloración de dificultad para el uso de las TIC y la baja valoración de las TIC como práctica social. Finalmente, la tercera causa tiene como origen la limitada disponibilidad de contenidos educativos, el bajo número de formadores para el desarrollo de capacidades digitales, y los limitados espacios para el desarrollo de capacidades digitales.

Al final, Aguilar sostuvo que la conectividad y la inclusión digital cumplen un rol clave para el crecimiento económico y la productividad del país, el empleo, la innovación, la apuesta por el desarrollo de la economía digital en el país.

Y específicamente hablando de los pagos digitales, el funcionario indicó que los pagos digitales deben de ser de uso habitual para los ciudadanos en su interacción con el Estado; y por ello se busca promover y habilitar la migración del efectivo a pagos digitales, y promover y trabajar en alianzas con el sector financiero para la alfabetización financiera y el uso de pagos digitales.

Volver al reportaje principal