Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

La regulación y el blockchain

Oscar Montezuma, especialista del estudio Montezuma & Porto.

[11/07/2018] El tema de la regulación se había visto con la intervención de la SBS; sin embargo, se ahondó más en la materia cuando se realizó la intervención de dos abogados del lado de la sociedad civil.

El primero de ellos fue Oscar Montezuma, del estudio Montezuma & Porto, firma legal especialista en tecnologías de la información y negocios digitales.

Montezuma sostuvo que siempre la región ha tenido una historia de tensión con las nuevas tecnologías; su reacción natural es regular, aunque esto puede que no sea lo mejor.

Internet nos ha cambiado y por ello ha habido intentos de regularla. Montezuma sostiene que puede hacerse, pero con cautela, no "regular por regular. Y en ello debemos tomar en cuenta que localmente ya estamos transitando por el camino de las regulaciones de la tecnología, aunque no con mucho éxito. El expositor puso como ejemplo el simple hecho de que el país tiene alrededor de año y medio tratando de regular la industria de los taxis por aplicación.

En este campo, la tecnología ha regulado la oferta y la demanda, pero las reglas son las mismas que se piden al sistema anterior; por tanto, aquí la regulación puede generar un problema.

Otro ejemplo local es el de los hospedajes. El Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur) está proponiendo una serie de reglamentaciones que, aunque no hablan directamente de las aplicaciones como Airbnb, sí las afecta directamente, ya que señala que solo se podrá ofrecer hospedaje -de parte de privados que no sean hoteles u hostales- cuando haya festividades, cuando los hoteles se encuentren plenamente ocupados o cuando haya catástrofes.

"No se entiende la disrupción tecnológica, hay que comprender primero los beneficios, anotó el abogado.

Aunque también es cierto que existe la probabilidad de que se puedan usar las viejas reglas para las nuevas situaciones. Por ejemplo, en el caso de la contratación electrónica, la ciberseguridad y la protección de los datos personales, es posible que se pueda usar reglas ya establecidas.

En el caso de la contratación electrónica, el código civil ya lo permite; además, se cuenta con la ley de firmas y certificados digitales que ya tocan estos puntos, aunque no se encuentran muy difundidas estas herramientas, incluso entre los propios jueces, lo cual nos dice que se debe de entrenar mejor a los operadores de justicia.

En cuanto a la protección de los datos personales, ya contamos con una ley específica para este tema; además, de acuerdo a cómo uno se relacione con diversas instituciones, es posible que incluso en el país se tenga que tomar en cuenta la GDPR de Europa.

En el caso de la ciberseguridad sí es necesario tomar algunas medidas. Como mostró el expositor, de acuerdo con un informa de la OEA y el Banco Interamericano de Desarrollo publicado este año, en el caso peruano si bien se destaca la presencia de normas importantes como la ley de delitos informáticos y la ley de protección de datos personales, también se resalta que la ausencia de una estrategia y una cadena de mando clara, sigue impidiendo el fortalecimiento de la seguridad cibernética en el país.

Ljubica Vodanovic, socia fundadora de Vodanovic Legal.
Asbanc, Ljubica Vodanovic, Vodanovic Legal

Por otro lado, Ljubica Vodanovic, socia fundadora de Vodanovic Legal, expuso sobre los retos legales del blockchain en la industria financiera.

Para Vodanovic, blockchain es junto con la inteligencia artificial, la computación en la nube y el big data una de las cuatro tecnologías fundamentales que están cambiando el panorama de los negocios.

Específicamente hablando de la industria financiera, el blockchain puede ayudar a las entidades mediante la optimización de las operaciones y servicios (reducción de costos y mitigación de riesgos); creación de nuevos productos; conservación de la información de manera segura; y autoejecución de códigos informáticos.

Uno de esos códigos que se pueden autoejecutar son los llamados smart contracts, que pueden dar lugar a la creación de smart securities, smart derivatives y initial coin offerings (ICO).

Los contratos inteligentes brindan velocidad en las operaciones, son autoejecutables y por tanto hay menor riesgo de manipulación e incumplimiento. Tienen mayor precisión, lo cual reduce la posibilidad de errores; prescinden de los intermediarios y, por tanto, reducen costos.

Específicamente hablando de los bancos, el blockchain se puede utilizar, de acuerdo con la expositora, en la gestión interna; es decir, en el almacenamiento de documentación interna del banco, la cual podría ser accesible mediante títulos digitales (tokens); además pueden ayudar en las herramientas de optimización de riesgos.

El blockchain también puede ayudar a los bancos en cuanto a sus productos y servicios. Por ejemplo, los títulos que respaldan depósitos podrían estar evidenciados en tokens; las operaciones de financiamiento de proyectos podrían estar contenidas en contratos inteligentes; y los títulos valores que evidencian o respaldan financiamientos podrían estar representados en tokens, al igual que las garantías inmobiliarias e hipotecarias.

Y en cuanto a la infraestructura legal, Vodanovic sostuvo que no se cuenta con regulación específica para las criptomonedas o usos del blockchain. Tampoco hay normas que permitan a las entidades financieras el almacenamiento mediante nube. Se regulan los medios de pago tradicionales y el único medio de pago electrónico es el dinero electrónico.

Por tanto, Vodanovic señala que el Perú tiene ante sí algunos retos. Por ejemplo, contar con una norma que defina las criptomonedas y regule los usos específicos del blockchain para optimizar la industria financiera. También se podría desarrollar normas de PLAFT para todos los agentes que permitan la compra y venta de criptomonedas y tokens; igualmente, se podría desarrollar regulación sobre seguridad de la información y prevención del cibercrimen para los operadores de blockchain.

La expositora también propuso dar reconocimiento legal de medios de pago electrónicos, como es el pago mediante criptomonedas; además, desarrollar normas que regulen el procesamiento de información, las cuales deberían permitir el almacenamiento en la nube, sujeto a condiciones de seguridad y confiabilidad.

Volver al reportaje principal