Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Informe señala el futuro de las ciudades inteligentes

[12/07/2018] Un nuevo informe publicado por un grupo de trabajo denominado Georgia Tech afirma que el futuro de la tecnología de las ciudades inteligentes dependerá de que las empresas y los gobiernos de la ciudades entiendan los puntos más delicados de la tecnología IoT (Internet de las cosas, por sus siglas en inglés) y la forma en que afecta los modelos comerciales y las vidas de los ciudadanos. El informe analiza, entre otras cosas, los riesgos y las posibles recompensas de varios tipos de IoT pública, desde una perspectiva ética, tecnológica y práctica.

Un punto clave para los investigadores es que la IoT desplegada en espacios públicos -en colaboración entre los gobiernos de las ciudades, la empresa privada y los propios ciudadanos- tiene un grupo diverso de partes interesadas a las que responder. Los ciudadanos requieren transparencia y protecciones rigurosas de seguridad y privacidad, para estar seguros de que pueden usar la tecnología de forma segura, y tener una comprensión clara de la forma en que el sistema puede usar su información.

La investigación también profundizó en varios casos de uso específicos para smart city IoT, la mayoría de los cuales giran en torno a la participación más directa con los ciudadanos. Las ofertas de gestión de servicios municipales, que permiten a los residentes comunicarse directamente con la ciudad sobre su gestión de residuos o necesidades de servicios públicos, ocuparon un lugar destacado en la lista de posibles casos de uso, junto con tecnología de gestión para los propios servicios, permitiendo que las ciudades gestionen la red eléctrica y el sistema de una manera más centralizada. La seguridad pública fue otro caso de uso clave, por ejemplo, la idea de usar sensores IoT para proporcionar información más precisa a los primeros respondedores en caso de emergencia.

El modelo de negocio para la industria privada involucrado en la tecnología de ciudad inteligente gira en torno a la idea de que los sensores agreguen valor a los productos y servicios existentes. Tales "productos cargados digitalmente" pueden ser desde elementos clásicos de IoT hogareños, como cámaras de seguridad y termostatos accesibles, a teléfonos inteligentes, y hasta sistemas de calefacción que pueden notificar a los proveedores cuando se necesita un reabastecimiento.

Más allá de los dispositivos habilitados para sensores actuales, las empresas están más interesadas en la idea de plataformas IoT, software que permita una amplia gama de productos y servicios de IoT diferentes. El informe cita una investigación de IoT Analytics que dice que el mercado de los servicios de la plataforma IoT alcanzará los 22 mil millones de dólares en los próximos cinco años.