Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Microsoft atrae a los usuarios de Win Server 2008 hacia Azure

[30/08/2018] Microsoft ofrece soporte extendido para Windows Server 2008 y SQL Server 2008 a los clientes que cambian estas plataformas de on premises a la nube Azure de Microsoft.

Los finales programados del soporte extendido para las versiones 2008 de Server y SQL Server son el 14 de enero del 2020 y el 9 de julio del 2019, respectivamente. Pero si los clientes trasladan estas cargas de trabajo a la nube Azure, obtienen tres años adicionales de soporte sin costo adicional más allá del precio de los servicios de Azure.

En el pasado, cuando el reloj comenzaba a correr, las organizaciones se volvían locas para hacer upgrade de los sistemas operativos y los servidores SQL a fin de mantener el soporte para sus sistemas. Algunas organizaciones decidieron continuar ejecutando sus aplicaciones completamente sin soporte, sin parches y sin actualizaciones, algo muy malo que hacer en esta era de virus, malwares y ataques cibernéticos.

Esta oferta de Microsoft permite a las organizaciones migrar sus servidores de Windows Server 2008/2008R2 como máquinas virtuales directamente a Microsoft Azure y seguir recibiendo parches y actualizaciones. Esto es lo que Microsoft llama su "Beneficio Híbrido de Azure que permite que las licencias on premises se transfieran a las cargas de trabajo que se ejecutan en Azure, y extiende el soporte extendido tres años, brindando a las organizaciones más tiempo para planear su migración de las cargas de trabajo a una versión más actual de Windows Server (2016 o 2019) y SQL Server (2016 o 2017).

Las organizaciones que desean aprovechar la oferta pueden replicar las cargas de trabajo de VMware y HyperV en Azure utilizando las herramientas de Microsoft y otros recursos sin costo adicional, además del costo real de ejecutar las cargas de trabajo en Azure. Para trasladar las migraciones físicas de servidores sin sistema operativo desde el on premises a Azure, los clientes tienen que comprar herramientas de terceros.

Las migraciones de HyperV y VMware aprovechan la tecnología Azure Site Recovery (ASR) de Microsoft que replica máquinas virtuales enteras y sus aplicaciones en ejecución en instancias de máquinas virtuales que se ejecutan en Azure sin tiempo de inactividad en el sistema de origen. Después de que la replicación se ha completado, el sistema está disponible en Azure como una copia replicada.

Las organizaciones pueden utilizar la ASR gratis por 30 días por máquina virtual o instancia de servidor para un número ilimitado de sistemas para cada organización. Lo único por lo que paga la organización es el tiempo de ejecución real de la carga de trabajo en Azure.

Durante ese tiempo, una vez que un sistema se replica en Azure y el sistema de producción todavía se ejecuta on premises, las organizaciones pueden probar y validar que la instancia que se ejecuta en Azure funciona como se esperaba. Las actualizaciones de software y controladores, así como otros afinamientos de las máquinas virtuales en Azure se pueden probar y documentar.

Dentro del plazo de 30 días, la organización puede volver a replicar el estado más actual del sistema de producción que se ejecuta on premises en Azure, efectuar cualquier actualización o cambio de la configuración que sea necesario, y finalmente cambiar la carga de trabajo que opera en producción para que se ejecute a tiempo completo en Azure.

También durante este período de 30 días, las organizaciones pueden evaluar los costos de las máquinas virtuales de Azure y ajustar en consecuencia el tamaño de sus máquinas virtuales. La mayoría de las organizaciones inicialmente configuran en exceso sus máquinas virtuales Azure con más capacidad de la que necesitan. Si un sistema local tiene 16GB de RAM y cuatro núcleos, pero funciona con un 5% de utilización, el sistema puede ejecutarse con mucha menos capacidad -digamos 4GB de RAM y un núcleo- y funcionar con una utilización del 60 al 70 % a un nivel de costo mucho menor.

Si el sistema comienza a llegar a un 80 o 90 % de utilización, es fácil ajustar la configuración de la máquina virtual con un par de clics del mouse en la consola de Azure y potencialmente el reinicio del servidor, dependiendo de la carga de trabajo.

Para las empresas que todavía tienen que hacer el upgrade desde Windows Server 2008 y SQL Server 2008, ésta es una oportunidad de posponer la toma de una decisión unos cuantos años más mientras que evalúan sus opciones.

Recursos

  • Para las organizaciones que migran máquinas virtuales de VMware a Microsoft Azure, Microsoft tiene sus herramientas de migración de Azure disponibles.
  • Para las organizaciones que migran máquinas virtuales de HyperV a Microsoft Azure, se tiene disponible la herramienta Azure Site Recovery Deployment Planner.
  • Para las organizaciones que migran servidores físicos a Azure, varias herramientas de terceros están disponibles.