Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

GMD ahora es Canvia y ofrece Innovación Rápida

[11/09/2018] El pasado jueves, GMD realizó una reunión con sus socios de negocio y clientes para lanzar su nueva imagen: Canvia. El objetivo es posicionar a la firma como una organización dedicada a ayudar a sus clientes a transformarse digitalmente.

Para ello ahora contará con la ayuda de un reconocido experto en innovación, Pau García-Milá, CEO de Ideafoster, quien propone el concepto de Innovación Rápida para ayudar a las grandes empresas a innovar de la misma manera en que lo hacen las startups.

El surgimiento de Canvia se enmarca en un entorno en el que "transformación digital se ha convertido en la meta de muchas organizaciones, que ven amenazadas sus posiciones de liderazgo ante la irrupción de organizaciones nativas digitales.

Jaime Dasso, CEO de GMD, ahora Canvia.

Para entender el significado de lo que Canvia puede hacer, la reunión contó con la participación de Jaime Dasso, CEO de GMD, quien ofreció una breve explicación del objetivo de la naciente compañía.

Una nueva empresa con experiencia

Obviamente, Canvia se nutre de toda la experiencia de GMD. Y por ello es que Dasso hizo hincapié en que la empresa que está naciendo lo hace con una valiosa experiencia, fruto de décadas de haber trabajado en el mercado peruano.

"Quiero aprovechar esta oportunidad para agradecerles por la confianza que nos han dado en estos últimos 34 años, por permitirnos acompañarlos en el desarrollo tecnológico de sus empresas y obtener grandes logros, como la desmaterialización de las acciones y la rueda bursátil electrónica de Lima, el Sistema de Principales Contribuyentes de la Sunat, el primer sistema de telefonía móvil en el Perú y el primer outsourcing de SAP en el Perú, entre otros proyectos, sostuvo el ejecutivo.

No solo eso, Dasso también aprovechó la oportunidad para resaltar los cimientos económicos de la firma al señalar que nace como parte de Advent International, uno de los cinco fondos de capital privado más importante del mundo, con una cartera de empresas de más de 60 mil millones de dólares invertidos en cinco principales sectores: Finanzas, Retail, Salud, Consumo y Tecnología.

"Una empresa que también nace con 34 años de experiencia, con procesos maduros, estándares de calidad internacional, un equipo humano de más de 2.500 profesionales y técnicos, soportados en una cultura de excelencia y de vocación de servicio -tal como ustedes son testigos, en estos 34 años siempre los hemos puesto primero a ustedes y después al contrato, agregó Dasso.

Y el objetivo es uno: ayudar a las empresas a cambiar. Puesto que si no cambian van a desaparecer.

Pero ¿cómo es el cambio que propone la nueva Canvia? En ese campo es en donde participa García-Mila y su concepto de Innovación Rápida.

La innovación rápida

La idea es que tanto Canvia como Ideafoster se complementen. La primera se va a encargar de los procesos de desarrollo, mientras que la segunda del proceso de innovación.

Y el concepto de innovación de Ideafoster parte de la premisa de que el 80% de las ideas fracasan.

"Hay que relacionar la innovación rápida con la necesidad que tienen las empresas de fracasar rápido y barato, señaló García-Mila.

Y es aquí donde yace el quid del asunto. A las empresas no les gusta trabajar porque generalmente siguen la 'regla del 1'; es decir, un proyecto, en un año a un costo de un millón de dólares. Si se fracasa en este entorno, no solo va a doler el hecho de perder dinero sino también de perder mucho tiempo.

Y si a esto le añadimos la regla del 80% -es decir, que el 80% de las ideas fracasan- entonces se tiene un escenario en donde se va a fracasar durante cuatro años antes de tener algún éxito.

"Pero si en lugar de un año se dedica solo un mes al proyecto, cada cinco o seis meses se debería tener un éxito. Y si se le dedica solo una semana, cada mes se debería tener un éxito; y así sucesivamente, anotó el ejecutivo.

"Entonces, la oferta de valor que proponemos a las grandes empresas es que usen las metodologías de innovación de las startups, porque tienen que crear muy rápidamente. Si crean un prototipo al día, al final están usando las mismas herramientas que las startups, pero en una empresa que puede permitirse más fracasos que una startup con lo cual juntamos lo mejor de ambos mundos, indicó García-Milá.

Visto de esta manera la innovación rápida se trata de crear una cultura de innovación donde prima la velocidad para probar el prototipo, no para llegar a un producto perfecto.

Y, de hecho, lo que hace Ideafoster es desagregar el concepto de producto nuevo en cuatro Pes: Preprototipo, que es dibujar en un papel o pizarra la idea; el Prototipo, que es diseñar el producto para mostrarlo a algunos usuarios; el Piloto, que es el desarrollo del producto viable mínimo (MVP, por sus siglas en inglés); y Producción.

"Las empresas grandes piensan que tienen que pasar por las cuatro Pes. Nosotros nos detenemos en la segunda, hacemos el Preprototipo y el Prototipo cinco veces a la semana; luego la empresa es la que decide cuáles de esas ideas se van a Piloto y Producción, sostuvo García-Milá.

Canvia busca transformar a sus clientes y para ello se va a apoyar a partir de ahora en las capacidades y conocimientos que tiene Ideafoster y el expertise que tiene a nivel mundial en innovación rápida.