Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Lima, ¿ciudad inteligente?

[18/09/2018] La transformación digital por la que están atravesando las empresas es, en realidad, un fenómeno que está permeando a otras instituciones. Una de esas instituciones son las ciudades donde vivimos; ellas también son un organismo que puede aprovechar las ventajas de la digitalización y la transformación. Y su cambio, obviamente, depende de quienes las dirigen.

Por ello es que, aprovechando el momento electoral, la Fundación Goberna Perú y la Asociación Perú D realizaron el Foro Lima Smart City, un evento en donde no solo se presentaron las oportunidades que se tienen para transformar a nuestra capital en una ciudad inteligente, sino que también se dio la oportunidad para que los candidatos a la alcaldía de Lima mostraran sus planes para Lima en el ámbito tecnológico.

La reunión contó con la participación de la mayoría de los candidatos, así que uno se puede hacer una buena idea de lo que Lima podría hacer en su camino a convertirse en una smart city.

Sin embargo, antes de la primera presentación, la actividad se inició con las palabras inaugurales de Gina Medrano, cofundadora de Perú D, y de Mauricio Novoa, presidente de Goberna Perú. Ambos aprovecharon su momento para dar la bienvenida a los candidatos y felicitar su interés por el tema.

Medrano dijo que una ciudad solo será inteligente cuando tenga ciudadanos que puedan aprovechar los beneficios que la tecnología digital pueda brindar, mientras que Novoa recalcó que los candidatos que no tienen este compromiso [con las ciudades inteligentes] son candidatos que dan la espalda al futuro.

Juan Camilo Quintero, ex secretario privado de la Alcaldía de Medellín.
La experiencia de Medellín

Antes de que los candidatos explicaran lo que tienen planeado hacer para convertir a Lima en una ciudad inteligente, Juan Camilo Quintero, ex secretario privado de la Alcaldía de Medellín y responsable de la transformación digital de esa ciudad, compartió las experiencias que tuvo al involucrarse en el proyecto de mejora de Medellín.

Quintero explicó que hay que comprender el escenario en el que nos encontramos actualmente. Para ello utilizó el concepto de metapoblación; es decir, el de una población conformada por grandes conjuntos de personas. Estas metapoblaciones, sostuvo el expositor, si habita un ecosistema, aunque fragmentado; pero con alta conectividad puede presentar mayores probabilidades de permanecer en el tiempo, que una población estructurada de igual tamaño.

"Esta verdad biológica nos inspira para entender que una ciudad que tenga mayor conectividad con otras ciudades, tiene mayores posibilidades de éxito en su desempeño económico y social, sostuvo.

Y luego se preguntó ¿con quién se relaciona Lima? No había una respuesta segura. Lo que sí era cierto, de acuerdo a Quintero, era que, si unas ciudades se conectan con otras, multiplican sus capacidades de enfrentar sus retos en forma conjunta.

Vale decir, las ciudades tienen que unirse con otras para conocer cómo es que esas otras ciudades resolvieron los distintos problemas que pudieran enfrentar. Y bajo esa premisa, animó también la aparición de corredores biológicos; es decir, iniciativas, instituciones, programas, emprendimiento y eventos que posibilitan el encuentro entre individuos, colectivos e instituciones para favorecer el surgimiento y la apropiación de innovaciones.

Ese fue el concepto bajo el cual se realizó el cambio en Medellín. La ciudad tenía altos niveles de inseguridad, de pobreza extrema y de incertidumbre. Y lo que se hizo fue plantear una serie de metas para mejorar la calidad de vida de las personas a través de la ciencia, la tecnología y la innovación (Cti).

Se planteó entonces atraer y retener talento, capital y empresas globales; desarrollar y fortalecer el tejido empresarial innovador y emprendedor; y generar soluciones Cti para los retos de la ciudad.

Gracias a este planteamiento hoy Medellín ha sido reconocida como la ciudad más innovadora del mundo en el 2013 por el Wall Street Journal y el Citigroup, y se ha convertido en un hub mundial de innovación. Aproximadamente, el 2,14% del PBI de la ciudad se invierte en Cti, el 49% de las empresas del área metropolitana se encuentran innovando; y el 33,2% del total de nuevo empleos son generados gracias a la innovación.

Eso ha logrado que la ciudad se encuentre en el puesto 62 del ranking mundial de innovación de 2ThinkNow. Lima se encuentra en el puesto 131.

Los candidatos

La presentación de Quintero se realizó frente a la mayoría de candidatos, así que muchos tomaron nota de las cosas que el expositor dijo. Luego, era el turno para que ellos mostraran sus ideas. Y dado que la cantidad de candidatos era muy grande se le dio a cada uno de ellos solo unos minutos para presentar sus ideas. Cabe mencionar que no se encontraban todos los candidatos; además, fue notoria la ausencia de los dos que encabezan las encuestas: Renzo Reggiardo y Ricardo Belmont.

Jorge Muñoz, de Acción Popular; y Enrique Cornejo de Democracia Directa.
Smart Cities

El primero de los candidatos en exhibir sus ideas fue Jorge Muñoz, de Acción Popular. El candidato hizo una presentación de lo que ha hecho en Miraflores, como la carta municipal de gobierno electrónico, la cual establece que el centro de cualquier innovación es el ciudadano. El objetivo es ofrecer calidad de vida al ciudadano. Otro de los temas abordado por Muñoz fue la relación entre los ciudadanos y la municipalidad; es decir, el uso de herramientas informáticas que faciliten esta relación, especialmente con los más jóvenes.

Otro de los ejes es la creación de mejores y más productos, a través de un comité que se encarga de analizar lo avanzado, y lo que se puede incorporar en la forma de tecnología. Un eje final es generar productos que le permitiera a la municipalidad tener cada vez más transparencia.

El segundo candidato fue Enrique Cornejo de Democracia Directa. Este candidato indicó que su plan consiste en la creación de un consenso para tener un primer plan digital de la ciudad de Lima. Otro de los puntos mencionados fue la incorporación de un sistema de banda ancha para la ciudad de Lima, incorporando la infraestructura que ya tienen algunos distritos -como Los Olivos-, y utilizando las experiencias municipales de otras ciudades como Medellín.

Un punto adicional que planteó Cornejo fue la incorporación del teletrabajo, generando un piloto en el municipio de Lima, con al menos un 30% de sus funcionarios que trabajen desde sus casas. Con ello se bajaría el tráfico, se mejoraría la productividad, se aumentarían implícitamente los ingresos, y se van a integrar más las familias de estos trabajadores.

Carlos Zurek de Somos Perú; Gustavo Guerra-García de Juntos por el Perú; y Enrique Ocrospoma de Perú Nación.
Smart Cities

Otro de los candidatos que expusieron sus ideas fue Juan Carlos Zurek de Somos Perú. El candidato propuso la "fusión de las tecnologías de Internet con las energías renovables, y la administración inteligente de los servicios y la creación de soluciones en línea. También planteó una "movilidad inteligente con "paraderos modernos y corredores para autobuses con sistemas de recaudo integrados y tarifas integradas, además de una semaforización inteligente y sincronizada.

Gustavo Guerra-García de Juntos por el Perú, fue el siguiente candidato. El candidato sostuvo que el país se encuentra muy retrasado con respecto a otros en cuanto al uso de las tecnologías. Aunque esto se puede considerar como una buena oportunidad, pues se parte de una base muy baja que permitiría crecer rápidamente en base a la experiencia de otros países.

Uno de sus planteamientos fue que el municipio de Lima sea un gobierno abierto, pero también consideró importante que se pueda descentralizar las funciones regionales al gobierno metropolitano. Con ello, por ejemplo, se podría dar prioridad a la alfabetización digital, tan necesaria. Sin embargo, su primera prioridad fue la creación de una plataforma tecnológica para la municipalidad, sobre la base que ya se ha avanzado para la gestión de las operaciones de los corredores metropolitanos de transporte y ampliarlo para funciones de medio ambiente y seguridad ciudadana.

Con Guerra-García concluyó la presentación el primer grupo y subió el segundo conjunto de candidatos conformado por Enrique Ocrospoma de Perú Nación, Jorge Villacorta de Peruanos por el Kambio (PPK) y Diethell Columbus de Fuerza Popular.

Ocrospoma hizo énfasis en su experiencia en el tema, señalando que cuando fue alcalde de Jesús María tuvo iniciativas de smart city sin necesidad de contar con los presupuestos que tienen distritos como Miraflores o Jesús María, y que planea hacer algo similar en la alcaldía de Lima.

Una de las cosas básicas para que una ciudad sea digital es lograr primero que tenga Internet. Y que ésta se encuentre en lugares públicos, como los parques; lugares donde ahora también se pueden colocar sensores para facilitar la vida de los ciudadanos a través de diferentes servicios. Otro elemento propuesto es que el alcalde de Lima tiene que asumir el liderazgo para promover políticas públicas para que Lima sea una ciudad digital.

Jorge Villacorta de Peruanos por el Kambio (PPK); y Diethell Columbus de Fuerza Popular.
Smart Cities

Luego de Ocrospoma fue el turno de Villacorta. Este candidato sostuvo que el cambio en Medellín se dio gracias a la articulación entre el gobierno local, el gobierno central, los empresarios y la sociedad civil. Eso es lo que él quiere para Lima. El candidato sostuvo que los problemas de Lima no se resuelven solucionando separadamente sus problemas cotidianos (seguridad, tráfico, etc.) sino coordinando con otros actores involucrados. Por ejemplo, para resolver el problema del tráfico es necesario coordinar con el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC).

Su enfoque tecnológico se desarrolla mediante el uso de cámaras para ayudar a solucionar los problemas del transporte o la delincuencia, todas reportando a un centro de control metropolitano. Su plan abarca temas como Lima en línea, que es una plataforma donde el ciudadano se pueda conectar para conocer su situación tributaria, o saber en qué se gastan los recursos del municipio. Otro punto es el de un aplicativo en el celular, SOS, para combatir la delincuencia; Taximet, sería otro aplicativo, similar a Uber, que abarcaría a los taxis metropolitanos de Lima. Finalmente, señaló que los centros metropolitanos de emprendimiento serían una infraestructura de coworking para acoger a los innovadores de la ciudad.

Finalmente, Diethell Columbus sostuvo que "Lima no es una ciudad inteligente porque no ha tenido alcaldes inteligentes; es decir, que conozcan su realidad. Dijo también que se puede comparar a Lima con Medellín, pero entendiendo que tiene algunas diferencias. Primero, tiene una empresa pública que le inyecta a la municipalidad 1.200 millones de dólares anuales, adicionales a su presupuesto, que la ciudad puede invertir en su desarrollo. Y segundo, tiene un plan de desarrollo estructurado con una visión a largo plazo con una normativa que obliga a las autoridades a "no patear el tablero cada cuatro años, como pasa en Lima.

Otro de los puntos que resaltó Columbus es que se puede hablar de sistematización de procesos, pero el alcalde de Lima sólo puede hacer esto en el Cercado. ¿Cómo hacer esto con los 42 distritos? Con recursos. Y éstos van a provenir -si es que gana Columbus- de las gestiones que se hagan con el gobierno central (MEF).

El candidato también indicó que desarrollaría políticas de gobierno abierto, ir más allá del estándar mínimo que la normativa pide para los portales de transparencia.