Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Consejos para la evaluación de una red Wi-Fi

Cómo evitar interferencias y puntos muertos

[29/11/2018] La red Wi-Fi puede ser voluble. Las señales de RF y los dispositivos inalámbricos no siempre hacen lo que se espera, es como si a veces tuvieran sus propias mentes.

Una red Wi-Fi que ha sido diseñada rápida o inadecuadamente puede ser incluso peor, generando interminables quejas de los usuarios de Wi-Fi. Pero con una planificación y un estudio adecuados, puede diseñar mejor una red inalámbrica, lo que hará que usted y sus usuarios de Wi-Fi sean mucho más felices. Estos son algunos consejos para comenzar con una evaluación de sitio Wi-Fi bien planificada.

Utilice las herramientas adecuadas para el trabajo

Si solo está tratando de cubrir un edificio pequeño o un área que requiere unos pocos puntos de acceso inalámbrico (PA, por sus siglas en inglés), es posible que pueda realizar una evaluación de Wi-Fi utilizando un stumbler Wi-Fi o analizador en su computadora portátil o dispositivo móvil. Incluso podrá encontrar algunas aplicaciones gratuitas.

Las opciones comerciales varían desde unos pocos dólares hasta miles de dólares para los proveedores empresariales populares. Con un simple stumbler de Wi-Fi o analizador, puede caminar mientras observa el nivel de señal de los puntos de acceso que está evaluando para tener una idea de la propagación de la señal, límites de cobertura, y posiblemente las tasas de datos.

Este es un enfoque para el lugar justo; visualizaría en su cabeza dónde están los límites de la cobertura, o los dibujaría en un plano de planta o en un mapa del área.

Para redes que requerirán más de un puñado de puntos de acceso, se recomienda una herramienta de encuesta basada en mapas. Existen algunas opciones gratuitas o de bajo costo, pero las soluciones populares de nivel empresarial se cuentan por miles.

Evaluación puntos redes Wi-Fi

El uso de una herramienta de evaluación basada en mapas (en la imagen) le permite cargar un plano de planta o un mapa del área en el software, y luego caminar mientras marca su ubicación. Al final, tiene un mapa de calor de la señal, el ruido, la relación señal-ruido, las tasas de datos y otros resultados. Esto le permite visualizar mejor la cobertura y el rendimiento de los puntos de acceso y las redes vecinas. También proporciona una mejor manera de guardar y ver los datos después del hecho de lo que obtendría utilizando un analizador o un stumbler Wi-Fi.

Algunas herramientas basadas en mapas también le permiten realizar evaluaciones completas de predicción/simulación sin estar on site, lo que puede ser rentable si se realiza correctamente y le permite evaluar las construcciones futuras.

Elija los PA de evaluación, antenas y clientes de prueba adecuados

Cuando realice una evaluación, use el mismo PA y las antenas que se instalarán. Sin embargo, intente usar cualquier modelo o modo autónomo para no tener que pelearse con un controlador inalámbrico. Configure el PA tan cerca como pueda de la configuración que se implementará, especialmente las bandas de frecuencia, los canales, la potencia de transmisión, el modo 802.11 y la seguridad.

Utilice niveles de potencia de transmisión realistas para el PA de evaluación. Por lo general, usted desea que la potencia radiada isotrópica efectiva total (EIRP, por sus siglas en inglés) de los clientes de PA y Wi-Fi sea similar, lo que generalmente implica un nivel mucho más bajo en el PA en comparación con su máximo. Si agrega o modifica una red existente, quizás observe los niveles de potencia promedio de los PA existentes.

Durante la evaluación, use las mismas antenas de PA que se instalarán también. Si está utilizando un PA con antenas desmontables y va a utilizar un cable de antena adicional, tenga en cuenta que cuando seleccione los niveles de potencia de transmisión, tendrá el EIRP que desea.

También considere los clientes de Wi-Fi que utiliza para la evaluación. Debido al número limitado de clientes que cuentan con el soporte del software de evaluación, es posible que no pueda elegir un cliente representativo muy bueno, dependiendo de los distintos clientes que se utilizarán en la red. Sin embargo, algunas herramientas de evaluación basadas en mapas le permiten simular otros tipos de clientes y mostrar mapas de calor simulados en función de los datos recopilados de la evaluación. Incluso si la herramienta no lo permite, puede realizar una simulación aproximada ajustando los niveles mínimos de señal al diseñar la red.

Definir niveles mínimos de red Wi-Fi

Antes de realizar una encuesta, debe definir los niveles mínimos de las especificaciones de la red, de modo que tenga algo en qué basar sus decisiones. Al menos defina la señal mínima, la relación señal-ruido, el porcentaje de superposición, el rendimiento y los niveles de cliente por PA. Al ver los datos, puede ajustar los umbrales de los datos de la evaluación o los mapas de calor en función de estos niveles mínimos, que mostrarán rápidamente las áreas que faltan.

Tenga en cuenta el entorno de la evaluación Wi-Fi

Antes de comenzar su evaluación, recorra por completo el sitio con el plano de planta para verificar la precisión del plano de planta. También busque puntos de referencia u otros marcadores que lo ayuden a comprender rápidamente su ubicación. Por ejemplo, en un almacén con pasillos de estantes, asegúrese de que los números de los pasillos estén marcados en el plano del piso cargado en el software de evaluación. Asegúrese de que todas las puertas que debe atravesar estén abiertas antes de tiempo. Durante la evaluación, es mejor cerrar las puertas detrás de usted si es que normalmente están cerradas, para obtener resultados más realistas de la evaluación.

Elija realizar la evaluación de Wi-Fi en un momento en que el entorno se encuentre en su estado habitual en términos de propagación de RF. Además, considere realizar una encuesta cuando esté en su punto máximo si quiere tener una idea del peor de los casos. Al elegir un momento, tenga en cuenta la cantidad de personas y equipos en el área y la cantidad de movimiento que realizan. En general, cuanta más gente, equipo y movimiento tenga, menor será el rango o la estabilidad que verá con las señales de Wi-Fi.

Preste atención a la cantidad y la ubicación de los clientes de Wi-Fi en cada área, junto con cualquier movimiento que puedan hacer durante el uso. En casos de uso atípicos, como las antenas de Wi-Fi en vehículos, es posible que tenga que ser astuto en la configuración de su evaluación.

Al realizar evaluaciones, tenga en cuenta cualquier construcción planificada o cambios físicos en el edificio o el ambiente. Tal vez incorpore los planes en su diseño o haga una nota para volver a evaluar después de los cambios.

Use un trípode o un carrito para las evaluaciones AP-on-a-stick

Para las evaluaciones AP-on-a-stick, en las que coloca un PA temporal y camina para realizar una evaluación, es posible que desee invertir en un buen trípode o carro de encuesta. He visto que algunos evaluadores montan temporalmente el PA utilizando precintos o el típico soporte de techo, pero un trípode o carro específicamente diseñado para levantamientos, generalmente es mucho mejor si se realiza un levantamiento de grandes edificios o áreas. Un trípode o carro le permite extender rápidamente el PA o la(s) antena(s) hasta el lugar deseado sin una escalera, y algunos vienen con una fuente de energía o al menos le permiten llevar una fácilmente para que no tenga que preocuparse encontrar un tomacorriente en cada ubicación PA deseada.

Existen algunas soluciones comerciales, de proveedores como HiveRadar y CasterTray, pero también puede buscar una configuración de DIY (hágalo usted mismo). He hecho carros de evaluación personalizados (en la imagen) usando un carro plegable, postes telescópicos multiusos y precintos. Para los PA de montaje en el techo interior, uso un adaptador de ángulo en el poste, cuelgo un pedazo pequeño de madera contrachapada de ese adaptador y luego coloco el soporte de PA típico a la madera contrachapada.

Para los PA pesados (como los modelos para exteriores) con antenas desmontables, solo coloco las antenas en el aire. Para antenas direccionales, uso un soporte de poste estándar en el poste telescópico. Para las antenas omni desmontables, creo un montaje improvisado con madera contrachapada y correas para espaciar las antenas correctamente.

Realizar evaluaciones de sitio de Wi-Fi posteriores a la instalación

Después de instalar una red Wi-Fi, debe hacer una evaluación posterior a la instalación para asegurarse de que todo funciona según lo planeado. La instalación real puede tener desviaciones de su diseño original, que podrían ser cambios intencionales de problemas que surgieron o errores que se produjeron durante la instalación física o la configuración del controlador inalámbrico. Por este motivo, recomiendo comenzar con una revisión de la configuración del controlador inalámbrico, y luego realizar una caminata por el sitio para verificar físicamente todos los puntos de acceso y la orientación de las antenas externas.

La complejidad de la evaluación posterior a la instalación varía según el tamaño de la red. Para redes más pequeñas, es posible que pueda usar un analizador o un stumbler Wi-Fi como lo hizo para la evaluación previa a la instalación. Para redes más grandes, vale la pena hacer una evaluación completa basada en mapas antes de entregarla para uso de producción.

También es una buena idea volver a inspeccionar el sitio ocasionalmente, tal vez anualmente. Las revaluaciones también se deben hacer si hay grandes cambios físicos en la construcción, el diseño o el ambiente del edificio.