Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Las ventas mundiales de wearables aumentarán un 25,8% en el 2019

[10/12/2018] Caminamos hacia un mundo conectado, en el que se calcula que para el 2023 habrá 40 mil millones de dispositivos que intercambien información entre ellos o con otros sistemas. En este escenario tienen un papel importante los wearables o dispositivos para el uso personal en ropa o complementos.

Gartner acaba de actualizar sus previsiones para este año, y en ellas se observa una tendencia ininterrumpida al alza: la consultora prevé que las ventas de estos dispositivos crezcan un 25,8% en el 2019, hasta los 225,12 millones de unidades. En los siguientes tres años duplicará este saldo, al comprarse 453,19 millones de wearables en el 2022.

En términos de gasto, esto se traduce en un volumen de mercado cifrado en 42 mil millones de dólares. El tipo de dispositivo que mayor peso tiene es, como en años anteriores, el smartwatch. Se calcula que el próximo año se venderán 74,09 millones de unidades de estos aparatos, moviendo 16.200 millones de dólares. Sin embargo, esta tendencia cambiará en los próximos años. Aunque seguirá creciendo el volumen de ventas, se reducirá el precio medio de los relojes inteligentes, a causa de un incremento de competencia de bajo precio y de las reducciones en los costos de fabricación y de componentes derivadas del incremento de ventas. Y aunque el smartwatch mantendrá el ritmo ascendente, se verá sobrepasado para el 2022 por otro tipo de dispositivos: los hearables.

El mercado de auriculares inteligentes lleva creciendo a buen ritmo desde el 2017, pero entre el 2019 y el 2022 experimentará un importante impulso: se pasará de vender 46,12 millones de unidades a 158,43 millones, robándole el trono al reloj como principal wearable por ventas con un tercio del mercado. Esto se deberá a la ampliación de competencias: si en la actualidad se emplean para entrenamiento, comunicación y entretenimiento, usos médicos y profesionales, en los próximos años integrarán asistentes virtuales, con lo que ganarán en usabilidad. La consultora señala que podrían llevar a una reducción del uso de smartphones.

Los cascos o dispositivos para la cabeza, que hoy en día centran su uso en realidad virtual o realidad aumentada, también experimentarán un importante crecimiento. De los 34,83 millones de unidades que se calcula que se venderán en el 2019, se pasará a 80,18 millones en el 2022, situándose como el tercer tipo de aparato en ventas. Las pulseras seguirán la tendencia contraria. Tanto en el 2017 como el 2018 contaban como el segundo tipo de dispositivos en ventas. Pero, aunque seguirá vendiéndose, en el 2019 se verá ya sobrepasado por los auriculares inteligentes, sumando 41,86 unidades. Para el 2022 habrá caído a la cuarta posición, con 51,73 unidades.