Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

11 formas en que Google Cloud supera a AWS

[17/12/2018] No hay duda de que Amazon Web Services es increíblemente dominante en la nube. La compañía ha lanzado tantos productos y creado tantas herramientas sorprendentes, que el mercado ha respondido recompensando a AWS con un porcentaje muy alto de los negocios del mundo.

Pero eso no significa que AWS sea el único en la ciudad. Google lo está haciendo con fuerza y está creando productos en la nube a partir de toda la experiencia que utilizó para construir el motor de búsqueda dominante. Google Cloud Platform es muy competitivo y, en algunos aspectos, podría decirse que es mejor.

¿Mejor? Bueno, es difícil decir que algunos productos de la nube están muy por encima de los demás porque estos son, a menudo, productos básicos. Una máquina que ejecuta la versión actual de Ubuntu o un depósito de almacenamiento en la nube que almacena algunos gigabytes son tan intercambiables como los días soleados en el desierto.

Sin embargo, las empresas de la nube están encontrando maneras de diferenciarse con características adicionales y, como suele ser el caso, enfoques ligeramente diferentes. Los productos de la nube de Google están empezando a desarrollar un estilo propio, uno que refleja la poderosa simplicidad de muchos de los productos orientados al consumidor de Google.

Parte de este estilo es aparente tan pronto como se inicia sesión, porque muchas de las herramientas no son muy diferentes de las de G Suite. La interfaz de usuario tiene los mismos colores primarios, y el diseño limpio de las principales aplicaciones para clientes como Gmail. Encontrar el camino a través del laberinto de pantallas de configuración es como encontrar la ruta a través de las aplicaciones de oficina de Google o las pantallas de búsqueda. Menos, es más.

Hay diferencias por debajo también. La cultura tecnológica interna de la empresa siempre se ha definido por una gran devoción por el código abierto. A medida que esta cultura evolucionaba, creaba un cierto sabor Googly que se hace cada vez más evidente en la nube. Hay opciones sólidas de código abierto como Kubernetes y Ubuntu en todas partes. Y cuando Google creó una de las primeras herramientas sin servidor, App Engine, comenzó con un lenguaje de scripts de juguete, Python. Ahora el lenguaje Python y el enfoque sin servidor están en todos lados. Esta tradición de herramientas claras y abiertas se encuentra en cada esquina.

Pero vale la pena añadir una advertencia importante. Amazon es dominante por una razón, y es casi imposible encontrar un área donde AWS pueda ser derrotado definitivamente. En todos los casos presentados, es posible hacer algo muy similar con AWS.

Sin embargo, aquí hay 11 formas en que Google Cloud brilla un poco más que AWS.

Firebase

Google Cloud Platform ofrece varias diferentes formas de almacenar información; pero una de las opciones, Firebase, es un poco diferente de la base de datos regular. Firebase no solo almacena información. También replica los datos a otras copias de la base de datos, que pueden incluir clientes, especialmente clientes móviles. En otras palabras, Firebase maneja todo pushing (and pulling) desde los clientes hasta los servidores. Puede escribir su código de cliente y simplemente asumir que los datos que necesita aparecerán mágicamente cuando estén disponibles.

Impulsar nuevas versiones de los datos a todos los que necesitan una copia es uno de los mayores dolores de cabeza para los desarrolladores móviles y, en realidad, para cualquier persona que crea aplicaciones distribuidas e interconectadas. Se tienen que mantener todas estas conexiones para simplemente enviar un poco de información nueva cada cierto tiempo.

Firebase puede parecer y sonar como una base de datos, pero en realidad es una plataforma de desarrollo móvil. Tiene gran parte de la estructura necesaria para crear aplicaciones web o móviles distribuidas, o aplicaciones web móviles.

BigQuery ML

Sí, BigQuery es una base de datos, pero también es un motor de aprendizaje automático. Puede comenzar almacenando sus datos en las tablas, y luego, si su jefe desea un análisis, simplemente inicie las rutinas de aprendizaje automático con las mismas tablas. No tendrá que mover los datos ni volver a empaquetarlos para obtener un kit de herramientas de aprendizaje automático por separado. Todo permanece en un solo lugar, una característica que le evitará escribir un montón de glue code. Y después, como una ventaja adicional para los jockeys de SQL que manejan las bases de datos, el aprendizaje automático se invoca con una palabra clave agregada al dialecto de SQL. Puede hacer el trabajo de un científico de IA con el lenguaje de un DBA.

Discos persistentes que funcionan con múltiples instancias

¿Tiene datos para compartir entre sus diferentes máquinas? Google lo hace fácil al permitirle montar el disco persistente con múltiples instancias. Los datos aparecen como parte del sistema de archivos, lo que también facilita la vida de los codificadores. El único límite es que tiene que usar el modo de solo lectura porque Google no está listo para lidiar con las condiciones de carrera y otros errores locos que pueda crear con varias escrituras. Si desea escribir, tendrá que obtener una base de datos como un programador regular.

AWS lo impulsa a compartir datos mediante el uso de diferentes productos como S3, que almacena los datos en grupos con pares clave-valor. Los volúmenes de Elastic Block Storage de Amazon, el mecanismo de almacenamiento estándar para instancias de EC2, no pueden ser montados por varias máquinas. Dicho esto, Amazon ofrece Elastic File Services, que se puede montar con el NFSv4. En otras palabras, AWS puede acercarse bastante.

Integración de G Suite

No es de extrañar que Google ofrezca cierta integración de sus productos de plataforma en la nube con sus productos básicos de oficina. Después de todo, los empleados de Google utilizan G Suite en toda la empresa, y también necesitan obtener los datos. BigQuery, por ejemplo, ofrece varias formas de acceder y analizar sus datos, convirtiéndolo en un documento de Hoja de cálculo en Google Drive. O puede tomar los datos de la hoja de cálculo y moverlos rápidamente a una base de datos de BigQuery. Si su organización ya está utilizando las diferentes aplicaciones de G Suite, es muy probable que sea un poco más sencillo almacenar sus datos y su código en Google Cloud. Existen docenas de conexiones y rutas que hacen que la integración sea un poco más simple.

Más CPUs virtuales

En julio del 2018, Google Compute Engine aumentó la potencia máxima de sus instancias, poniendo a nuestro alcance hasta 160 vCPU y 3,844GB de RAM. La última vez que vimos la documentación, las instancias de AWS EC2 alcanzaron un máximo de 96 vCPUs. Por supuesto, las CPUs no tienen exactamente la misma potencia y, casi con seguridad, ejecutan algunos puntos de referencia a diferentes velocidades. Además, agregar más CPUs virtuales no siempre hace que su software vaya más rápido. La única medida verdadera es el rendimiento de su problema. Pero si quiere alardear por arrancar una máquina con 160 CPUs, ¡esta es su oportunidad!

Máquinas en la nube personalizadas

Google le permite elegir cuántos CPUs virtuales y cuánta RAM obtendrá su instancia. AWS tiene muchas opciones y una de ellas seguro va a estar muy cerca de lo que necesita, pero eso no es lo mismo que estar realmente personalizado, ¿verdad? Google ofrece controles deslizantes que le permiten ser un poco más particular y elegir, por ejemplo, 12 vCPUs y 74GB de RAM. O tal vez quiera 14 vCPUs. Si es así, Google le acomodará.

Sin embargo, existen límites a esta flexibilidad. No sueñe con una precisión infinita, porque el control deslizante tiende a mantenerse en números pares. Por ejemplo, no puede elegir 13 vCPUs, lo que probablemente sería desafortunado de todos modos. Pero esto sigue siendo un gran aumento de la flexibilidad si necesita una configuración particular o si desea aprovisionar exactamente la cantidad mínima de RAM para realizar el trabajo.

Una red premium

Google y Amazon cuentan con redes enormes que conectan sus centros de datos, pero solo Google tiene una red "premium" separada. Es como una vía rápida especial para clientes premium que viene con algunas garantías de confiabilidad y rendimiento como la redundancia N+2 y al menos tres rutas entre centros de datos. Si desea confiar en el CDN de Google y el equilibrio de carga entre diferentes centros de datos, entonces optar por la red premium, hará que todo sea un poco más ágil para sus flujos de datos.

¿Qué pasa con los usuarios no premium? ¿Sus paquetes viajan en burro y paloma mensajera? No, pero aceptar menos garantías tiene un precio más bajo. Al abrir esta opción, Google nos permite decidir si queremos pagar más por un movimiento de datos global más rápido o ahorrar dinero con quizás unos inconvenientes ocasionales. No es otra opción para enturbiar nuestros cerebros. Es una oportunidad.

Servicios en la nube que son "siempre gratuitos

Los proveedores de la nube generalmente ofrecen varias muestras gratuitas de sus productos por un tiempo limitado y Google no es diferente. En este momento, Google le dará 300 dólares de servicios gratuitos durante los primeros 12 meses. La diferencia viene después, ya que se dice que algunos de los niveles más bajos de Google Cloud son "siempre gratuitos". La palabra "siempre" es lenguaje de marketing porque la letra más pequeña debajo dice que está "sujeta a cambios"; pero no nos dejemos atrapar con el análisis sintáctico del inglés cuando los lenguajes informáticos ya son suficientemente difíciles.

Hasta que llegue ese fatídico día de cambios, puede utilizar una amplia gama de las opciones de menor potencia de la nube de Google, como la instancia f1-micro que viene con 30GB de espacio en el disco duro. Si puede manejar la incertidumbre sobre el significado de "siempre", y sus necesidades son bastante ligeras, puede hacer un poco de experimentación y no enfrentar un final de la diversión claramente definido.

Contenedores sin servidor

La palabra de moda "sin servidor" es ahora tan común que su significado se está volviendo un poco confuso. Google está probando un buen producto que le permite tomar cualquier contenedor y conectarlo a un punto final para que responda a las solicitudes. No está limitado por las definiciones de funciones sin servidor o las opciones de idioma o cualquiera de los otros detalles. Si puede hacer funcionar su contenedor, puede invocarse a pedido y facturarse a pedido. Este es un gran servicio que podría ahorrarle la molestia de desarrollar y apagar instancias.

Instancias pre-emptible

Las nuevas visitas a los sitios web necesitan una respuesta inmediata, pero una gran parte del procesamiento de fondo y el mantenimiento de la mayoría de los sitios web no necesitan realizarse de inmediato. Ni siquiera es necesario hacerlo en las próximas horas. Solo se debe hacer eventualmente.

Google ofrece algo que se llama instancias pre-emptible que vienen con un buen descuento. El problema es que Google se reserva el derecho de cerrar su instancia y dejarla de lado, si alguien o algo más importante aparece y quiere los recursos. La iniciará de nuevo más tarde, cuando la demanda de cómputo disminuya.

AWS ofrece una manera diferente de ahorrar en costos de cómputo, un mercado donde puede hacer una oferta por recursos y usarlos solo si presenta una oferta alta ganadora. Esto es excelente si tiene tiempo para ver las subastas y ajustar sus ofertas si el trabajo no está listo, pero no es bueno si tiene cosas más importantes que hacer. Google ha creado un mecanismo que lo recompensa por ser voluntario de ser rechazado, y lo iguala con un precio preestablecido. Sin confusiones.

Descuentos de uso frecuente

Otra buena característica de Google Cloud Platform es la forma en que los descuentos se muestran automáticamente a medida que utiliza más sus máquinas. Sus instancias de cómputo comienzan el mes a precio completo y luego comienzan a bajar. No es necesario que las máquinas sigan funcionando de forma continua, ya que el precio se establece según su uso para el mes. Si su instancia dura aproximadamente la mitad del mes, el descuento es aproximadamente del 10%. Si deja su instancia funcionando del primer al último día, terminará ahorrando un 30% del precio total.

Por cierto, Google aborda este precio como un científico informático. Hace un seguimiento de la cantidad de vCPUs y memoria que ha utilizado entre los distintos tipos de máquinas, y luego combina las diferentes máquinas, cuando es posible, para ofrecerle un descuento aún mayor. Google lo llama "instancias inferidas". El modelo es bastante útil si se encuentra constantemente iniciando y pausando varias máquinas.

Una vez más, AWS también ofrece descuentos, pero los descuentos en los precios se extienden a aquellos que compran máquinas reservadas, o realizan ofertas en los mercados al contado. En otras palabras, necesita hacer algo y comprometerse. Google solo le recompensa.