Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Google recibe permiso de FCC para implementar Project Soli

[07/01/2019] El equipo de Tecnologías y Proyectos Avanzados de Google (ATAP) podrá continuar el desarrollo de Project Soli tras recibir la aprobación de la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos (FCC) para utilizar radiofrecuencias más altas. El proyecto Soli usa tecnología de radar para registrar movimientos en un espacio tridimensional. La idea es hacer posible controlar dispositivos sin tocarlos, lo que resulta interesante para usuarios con limitaciones de movimiento o habla.

Por ejemplo, los sensores permiten que un usuario presione un botón "invisible" entre sus dedos pulgar e índice, o gire un botón "virtual" moviendo un pulgar contra un dedo. Los sensores pueden integrarse en teléfonos inteligentes, ordenadores personales, dispositivos portátiles y vehículos. Además, también proporcionan retroalimentación háptica, para que los usuarios sientan una reacción al usar los sensores.

Los sensores también se pueden usar para detectar objetos de una manera similar a como se hace con la tecnología de reconocimiento de imágenes. Sin embargo, los sensores no "ven" objetos, sino que los detectan a través de un radar y usan esta entrada para determinar cuál es el objeto. Esto hace posible detectar objetos en la oscuridad y determinar de qué material fueron hechos.

Hasta ahora, la tecnología no podía usarse a gran escala, porque Facebook estaba preocupada por el Proyecto Soli. Facebook temía que pudiera interrumpir la comunicación entre los transmisores y receptores existentes para distancias cortas en computadoras portátiles y dispositivos pequeños. El problema era que Google quería operar los sensores en la frecuencia de 57 a 64 GHz con niveles de energía que corresponden al estándar del Instituto Europeo de Normas de Telecomunicaciones. Facebook está trabajando en su propia tecnología que tiene que funcionar a 60 GHz.

Las dos compañías más tarde decidieron que los sensores funcionarían a niveles de energía superiores a los permitidos actualmente, pero inferiores a los niveles que Google propuso inicialmente.