Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Microsoft amplía la promesa de compatibilidad de aplicaciones

De Windows 7 a Windows 10

[18/01/2019] Microsoft anunció esta semana que la garantía de compatibilidad de aplicaciones que dio a las empresas que migraban de Windows 7 a Windows 10 se ha globalizado.

El programa "Desktop App Assure", que se lanzó en octubre y solo estaba disponible en Norteamérica, se ha ampliado a todos los mercados, señaló Brad Anderson, el ejecutivo que lidera el grupo Microsoft 365, en un artículo publicado en un blog de la empresa.

"Hemos escuchado alto y claro que una de las consideraciones más importantes para cambiar a un escritorio moderno es la compatibilidad de las aplicaciones, y hemos hecho una gran cantidad de trabajo para asegurar que Windows 10 y Office 365 ProPlus sean ahora las actualizaciones más compatibles de la historia", indicó Anderson.

App Assure es un beneficio para los clientes que se suscriben a Windows 10 o Microsoft 365, ambos en planes E3 y E5. El servicio está disponible para aquellos que compren 150 o más licencias de un plan elegible.

¿Aplicación incompatible? Microsoft dice que lo arreglará gratis

Microsoft introdujo App Assure el año pasado, presentándolo como uno de los componentes de "FastTrack Center Benefit", una colección de servicios y herramientas gratuitas para desplegar varios productos de nivel empresarial, incluyendo la suscripción a Microsoft 365, un paquete de Windows 10, Office 365 y Enterprise Mobility + Security.

La idea detrás de App Assure es precisamente eso. "Si una aplicación funciona en una versión anterior de Windows y, cuando actualice a la última versión de Windows 10, deja de funcionar, la arreglaremos de forma gratuita", escribió Chris Jackson, administrador principal del programa, en un artículo publicado el 16 de octubre. Esa promesa se mantendría si la aplicación necesitaba pasar de Windows 7 a Windows 10, o de una versión de Windows 10 a otra.

"La compatibilidad de las aplicaciones siempre está en la mente de la gente", indicó Stephen Kleynhans, analista de Gartner Research, hablando sobre las dudas que tienen las empresas antes de actualizar los sistemas operativos. "¿Por qué? Número uno, es la historia. Siempre que hay algo nuevo, la gente pregunta, "¿Mis aplicaciones van a dejar de funcionar? Eso es lo primero en lo que piensas. Número dos, es el problema más obvio (relacionado con la migración de un sistema operativo)".

Para disipar esos temores y conseguir que los clientes migren de Windows 7 a Windows 10 (en su mayoría) o que acepten voluntariamente las actualizaciones de características dos veces al año de Window 10 (en cierto modo), Microsoft aseguró a las empresas que intervendrían si fuera necesario. "Le ayudaremos a solucionar los problemas de su aplicación y le sugeriremos una solución", indicó Jackson de Microsoft.

"App Assure es un movimiento realmente bueno de Microsoft para calmar la preocupación que los clientes podrían tener acerca de la actualización a Windows 10", anotó Kleynhans.

App Assure tiene como objetivo tranquilizar a los usuarios

Al igual que una póliza de seguros, App Assure tiene como objetivo no solo reducir el riesgo real, sino también reducir la percepción del riesgo. Y esa percepción ha sido exagerada, implicó Anderson de Microsoft. "El equipo de Desktop App Assure no existe porque hay muchas aplicaciones que necesitan ser reparadas", indicó. "En su lugar, se creó el equipo de Desktop App Assure... para que pueda tener confianza al actualizar ((énfasis añadido))".

Anderson citó estadísticas que muestran que la compatibilidad de las aplicaciones ha sido, a pesar de la seguridad, un problema menor. De las siete mil solicitudes de evaluación de aplicaciones que los clientes han hecho a Microsoft hasta ahora, solo 49 requerían asistencia de los ingenieros de la empresa de Redmond. Anderson acredita el "trabajo increíble" previo del equipo de Windows por la tasa extremadamente baja de incompatibilidades de aplicaciones.

Kleynhans se hizo eco de Anderson. "En general, los clientes no ven muchos problemas de compatibilidad de aplicaciones", señaló sobre las empresas que se han pasado a Windows 10.

En muchos casos, agregó Kleynhans, los problemas de incompatibilidad que encuentran las empresas después de migrar a Windows 10 no involucran una sola aplicación, sino que surgen de combinaciones de software, lo que hace aún más difícil descubrir la causa subyacente. "Las aplicaciones específicas no son el problema", argumentó Kleynhans. "En vez de eso, suele ser un conjunto de aplicaciones enrevesadas que se ejecutan en una noche de luna llena".

Se preguntó si el programa App Assure incluso cubría situaciones en las que el problema no podía ser rastreado a una sola aplicación. "No estoy seguro de que el tipo de problemas extraños que realmente existen en el mundo real estén cubiertos", anotó Kleynhans.

Kleynhans señaló que nunca había visto una declaración de términos y condiciones de App Assure y que Computerworld no pudo encontrar una. Sin embargo, en un documento de soporte, Microsoft simplemente dijo: "FastTrack hace todos los esfuerzos razonables para resolver los problemas de compatibilidad".

La entrada del blog de Anderson sobre App Assure y otros elementos de Microsoft 365 fue redactada en relación con la inminente fecha límite de retiro de Windows 7, que saldrá del soporte gratuito el 14 de enero del 2020, o menos de 12 meses a partir de ahora. "Hay una oportunidad ahora mismo para ser proactivos sobre lo que sigue", finalizó.