Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

¿Hardware o software de HCI?

Haga la elección correcta en hiperconvergencia

[28/01/2019] Lo que una vez fue una tecnología de nicho, principalmente atractiva para organizaciones con necesidades específicas -como la racionalización de las operaciones en las sucursales- la infraestructura hiperconvergente (HCI, por sus siglas en inglés) está encontrando rápidamente una amplia base de clientes.

La HCI es un marco de TI que combina almacenamiento, computación y redes en un solo sistema; las plataformas hiperconvergentes incluyen un hipervisor para computación virtualizada, almacenamiento definido por software y redes virtualizadas.

Las empresas que planean una adopción de HCI pueden elegir entre dos enfoques principales: hardware o software. Por lo general, el hardware de HCI se presenta en forma de un dispositivo integrado, un paquete de hardware/software creado y entregado por un solo proveedor. Los proveedores de dispositivos incluyen Dell EMC, Nutanix y HPE/SimpliVity. Una oferta de solo software permite a los clientes implementar HCI sobre la base de la iniciativa 'traiga su propia tecnología'. Los proveedores de software HCI incluyen Maxta y VMware (vSAN).

"Hay ventajas con un dispositivo hiperconvergente en comparación con el enfoque de software, y, a la inversa, hay beneficios de costo cuando se usa el modelo de solo software", señala Naveen Chhabra, analista senior de la firma de investigación de mercado en Forrester. "Dependiendo del tamaño de la implementación, de su exposición total a un proveedor de servidores en particular, del tamaño de la organización, es posible que desee adoptar un enfoque u otro".

Dispositivos HCI plug-and-play

La HCI basada en dispositivos lista para usar, ofrece niveles de rendimiento garantizados por el proveedor y requiere solo una cantidad mínima de trabajo de instalación y configuración.

"Los usuarios no deben preocuparse por el hardware subyacente, ya que el proveedor se encarga de todo", explica Darren Wright, presidente de D2 Technology, una consultora de TI de New Castle, Delaware. "Debido a que son sistemas cerrados, los proveedores tienen un mejor control del hardware, lo que facilita la resolución de problemas y la optimización del rendimiento", agrega.

El enfoque plug-and-play del modelo de dispositivo es lo que atrajo a David Aldarondo, gerente de servicios de red en Post University, en Waterbury, Connecticut, hacia la tecnología: una plataforma hiperconvergente HPE SimpliVity.

"No hay problemas de firmware; todo está diseñado para funcionar con todo lo demás", señala. "Tenemos una fuente de apoyo y la tenemos mucho más tranquila".

La tecnología de electrodomésticos también presentó a Aldarondo con algunos beneficios financieros importantes, ya que permite que el departamento de TI de Post pueda funcionar con menos trabajadores. "Debido a que es un dispositivo Java, podemos administrarlo con menos personal", indica.

Aldarondo está generalmente satisfecho con su elección. "Mi único deseo es una caja más densa con más recursos que ocupe menos espacio", anota. "Ya es pequeño, cajas de dos estantes, pero cuanto más densos son los recursos dentro de esa caja, menos espacio ocupa".

Rich Gagnon, CIO de la Ciudad de Amarillo, Texas, dice que la decisión de adquirir una HCI basada en un dispositivo o en un software debe estar arraigada en las necesidades del mundo real. "Tiene que comenzar con el caso de negocios, luego aplicar la tecnología que mejor se adapte a ese modelo en lugar de al revés", señala el ejecutivo.

El atractivo de las tecnologías integradas de operación y administración ayudó a influir en la decisión de Gagnon de utilizar un dispositivo EMC de Dell.

"Nos permite ser mucho más eficientes como organización de TI y concentrarnos en dar soporte a nuestros departamentos y a nuestro negocio", explica. "Estamos impulsando eficiencias en sus operaciones porque tengo eficiencias en las mías".

El soporte localizado basado en el proveedor fue otro factor importante que llevó a la adopción, anota Gagnon. "Somos una ciudad de tamaño mediano, situada en el centro de Texas", afirma. "No somos Seattle ni Chicago, donde puedo recoger a cinco o seis especialistas en almacenamiento, por ejemplo".

Software de hiperconvergencia: Estilo 'hágalo usted mismo'

Las soluciones basadas en dispositivos facilitan a los clientes la especificación, el pedido y la implementación de una HCI. "Sin embargo, hay algunas desventajas de cualquier enfoque basado en dispositivos, independientemente de la industria, ya que son esencialmente 'cajas negras'", observa Larry Chapman, gerente de infraestructura de TI de Trusource Labs, una compañía de servicios de soporte técnico que ofrece soporte para las tecnologías de la Internet de las cosas (IoT por sus siglas en inglés). "Es por esto que optamos por un enfoque de infraestructura hiperconvergente basada en software", agrega.

Chapman dice que aprecia la flexibilidad que proporciona el software Maxta. "Puedo elegir el proveedor de servidores que desee, e incluso cambiar de proveedor de servidores en cualquier momento", explica. "No hay necesidad de mantener el mismo proveedor de servidores o incluso la misma generación de chipset Intel".

A Chapman también le gusta el hecho de que posee la licencia de software. "Podemos transferir esta licencia a un nuevo servidor", comenta.

Esto es importante para Chapman porque, como muchas organizaciones, Trusource actualiza sus servidores cada tres o cuatro años.

"Si hubiéramos comprado un dispositivo, tendríamos que volver a comprar la licencia del software cada vez que actualizamos el hardware, ya que la licencia del software está vinculada al dispositivo", señala. "Si necesito más capacidad, literalmente puedo sacar una unidad, con el sistema en funcionamiento, y poner una unidad más grande".

"Las HCI basadas en software se pueden configurar para que coincidan con precisión las necesidades de almacenamiento, memoria y CPU exactas de un cliente sin un exceso de provisión", observa Wright. El enfoque permite que los adoptantes se amplíen o salgan fácilmente, lo que ayuda a que sean fáciles de administrar y menos costosos de operar.

Además, dado que las HCI basadas en software son independientes del hardware, los adoptantes no tienen los costos más altos que generalmente conlleva el bloqueo del proveedor. Para las PYMES, las HCI basadas en software son a menudo la única opción que se ajusta a las restricciones presupuestarias y, al mismo tiempo, ofrece requisitos de alta disponibilidad, informa Wright.

"Si bien la configuración requiere más mano de obra que los HCI basados en hardware; una vez instalados, los sistemas son muy fáciles de administrar y ofrecen un rendimiento excepcional", explica.

Una HCI basada en software también puede brindar a los adoptantes la posibilidad de llegar a un acuerdo con un proveedor de hardware con el que ya tengan una relación sólida, afirma Michael Colonno, arquitecto senior de soluciones de CDI, una firma que elabora y administra soluciones híbridas de TI, incluidas Informática tradicional, nubes públicas, privadas e híbridas. "Las HCI basadas en software crean el mejor valor por su dinero; es realmente un maestro de su propio dominio", agrega.

Sin embargo, el lujo de tener múltiples opciones de hardware conlleva un riesgo adicional. Las listas de compatibilidad de hardware (HCL por sus siglas en inglés) deben seguirse de cerca, advierte Colonno. "Los proveedores hacen todo lo posible para mantenerlos actualizados, así como para proporcionar información sobre las versiones de firmware, pero a veces esto se queda corto y hay problemas", observa.

Mariusz Nowak, director de servicios de infraestructura en la Universidad de Oakland, ubicada en las ciudades de Auburn Hills y Rochester Hills, Michigan, decidió optar por una HCI basada en software que ejecuta VMware vSAN en una plataforma Dell, porque no quería dejar de lado la capacidad de tomar sus propias decisiones de hardware. "Era una cuestión de flexibilidad y libertad de elección", indica. "Cuando compra una solución preempaquetada, tiene que atenerse a lo que las compañías le ofrezcan".

Con VMware vSAN, Nowak era libre de usar cualquier enfoque de hardware que proporcionara los mayores beneficios. "Si desea combinarlo con hardware de diferentes compañías, desacopla la capa de hardware de la capa de software y tiene total libertad para elegir y aplicar lo que sea que funcione para usted, cualquiera sea la plataforma que esté ejecutando", explica.

Nowak también aprecia el hecho de que pasar a una HCI de software solo requería una curva de aprendizaje superficial. "Cuando elige algo con lo que ya ha tratado, es mucho más fácil hacer la transición, que tener un nuevo animal en su zoológico", comenta. "Ya conocíamos VMware, y no tuvimos que aprender software de terceros o un dispositivo de terceros".

Debida diligencia para infraestructuras hiperconvergentes

No es sorprendente, dada la importancia crítica de la tecnología, que la selección del tipo correcto de HCI requiere una cantidad considerable de planificación y preparación.

"Comenzaría con la debida diligencia y la investigación sobre necesidades particulares, cargas de trabajo y aplicaciones", señala Nowak. "Puede haber un entorno diferente para una carga de trabajo general y las aplicaciones; puede haber requisitos diferentes para las bases de datos".

"Haga una prueba de concepto para asegurarse de que la HCI funcione para usted y que el proveedor cumpla con sus requisitos de rendimiento", aconseja Chapman. "A continuación, solicite al proveedor que proporcione un costo estimado para los primeros cinco años de uso, asumiendo el crecimiento del almacenamiento y la necesidad de una actualización de hardware o dos durante ese tiempo".

Aquí es donde Chapman vio una enorme diferencia de precio entre HCI basada en dispositivos, y tecnologías HCI basadas en software. "Descubrimos que las soluciones HCI basadas en dispositivos eran un 50% más caras que las soluciones HCI basadas en software durante un período de cinco años", informa.

Nowak recomienda que los compradores también recopilen datos de ingeniería relevantes y establezcan puntos de referencia de requisitos específicos. "Más adelante, deben comparar la lista de características de cada solución y determinar cuál sería la mejor inversión según la necesidad y la accesibilidad", sugiere.

Sin embargo, Gagnon advierte a los posibles usuarios de la infraestructura hiperconvergente basada tanto en el hardware como en el software que no se atasquen por las ligeras diferencias en las especificaciones técnicas y los costos, y que se centren en el resultado final. "Comencé como ingeniero y me encanta hacer girar mi hélice", bromea. "Podría pasar todo el día mirando al técnico, pero también tiene que dar un paso atrás y ponerlo en contexto para tomar una buena decisión".