Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

AWS es el motor económico de Amazon

[01/02/2019] Amazon está imparable. Y su negocio cloud, que opera bajo la marca AWS (Amazon Web Services) también. De hecho, esta línea se ha convertido en el claro motor económico de la compañía y la que la reportado la mayor parte del beneficio, según los últimos datos reportados por la corporación, relativos al 2018.

En el pasado ejercicio, Amazon obtuvo ingresos por ventas de 232.900 millones de dólares, un 31% más frente al 2017. Sus beneficios se triplicaron (incluso más) llegando a los 10 mil millones de dólares, frente a los tres mil millones que la empresa ganó en el 2017. En el último trimestre del año, el mejor por la temporada de compras navideñas, la compañía alcanzó una facturación de 72.400 millones de dólares (un 20% más que en el mismo trimestre del año anterior) y unos beneficios de tres mil millones de dólares (frente a los 1.900 del último trimestre del 2017).

Su negocio de tecnología cloud para empresas, AWS, se comportó en la misma línea de crecimiento acaparando la mayor parte de los beneficios. Esta área logró en todo el 2018 unas ventas de 25.600 millones de dólares. El crecimiento experimentado por esta unidad no bajó del 46% en todo el año, llegando incluso al 48% en algunos trimestres. Los beneficios acumulados por este negocio suman unos 7.300 millones de dólares (recordemos que los beneficios de Amazon en su totalidad suman menos de tres mil millones más).

En el 2018, AWS siguió expandiendo sus centros de datos para ofrecer servicios de informática en la nube en más ubicaciones locales. En concreto, amplió su infraestructura en Estados Unidos (en el Este, bajo la región AWS GovCloud) y en Estolcolmo (en la región AWS Europa). La empresa planea ampliar las regiones de África (en Ciudad del Cabo) y en Europa (Milán). En la actualidad, AWS ofrece sus servicios en 60 zonas ubicadas en las 20 regiones de infraestructura que tiene en todo el mundo.

El pasado año, la empresa anunció dos servicios de base de datos que atacan a un mercado tradicionalmente dominado por Oracle: Amazon Timestream y Amazon Quantum Ledger Database, y dio a conocer el servicio de base de datos de documentos DocumentDB, que soporta las cargas de trabajo de MongoDB. La tecnológica también presentó un servicio basado en blockchain (Amazon Managed Blockchain) para ayudar a las empresas a crear aplicaciones en las que varias partes puedan ejecutar transacciones sin necesidad de contar con una autoridad central de confianza.

De cara al primer trimestre del 2019, la corporación aspira a alcanzar unas ventas de entre 56 mil y 60 mil millones de dólares, unas expectativas más bajas que las del mercado, fijadas en 60.770 millones.