Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Las OSE y el mercado de facturación electrónica

¿Se verá afectado?

[20/02/2019] A partir del 1 de marzo los principales contribuyentes (Pricos) tendrán obligatoriamente que hacer uso de los servicios de un Operador de Servicios Electrónicos (OSE); es decir, de una empresa que se encargará de validar las facturas que la empresa emita por sí misma o a través de los servicios de un Proveedor de Servicios Electrónicos (PSE). El tema no pasaría de ser otro requerimiento de la entidad recaudadora (Sunat), si no fuera porque eso implicaría que el costo de este servicio también deberá ser asumido por las empresas.

'¿Por qué pagar a una empresa privada por una validación que antes Sunat realizaba de forma gratuita?' se preguntan algunos. Además, la obligatoriedad de la norma para los casi 17 mil Pricos ¿no presionará demasiado a la infraestructura de los 10 OSE que actualmente existen? Conversamos con un grupo que se encuentra preocupado por la medida y, obviamente, también con los OSE, para escuchar los argumentos que sustentas sus respectivas posiciones. Quisimos hacerlo también con la Sunat, pero hasta el cierre de esta nota no habíamos recibido una comunicación de parte suya para aceptar la entrevista. Lástima, hubiese sido interesante tener la opinión de quién ha generado un significativo cambio en el mercado.

Las OSE

Pero ¿qué es un OSE? El nombre de Operador de Servicios Electrónicos no nos dice mucho. Más clara nos queda su labor si decimos que es el encargado de recibir las facturas para validarlas, como lo hace la Sunat.

Efectivamente, cuando una empresa emite una factura electrónica ésta debe ser validada; es decir, una entidad debe confirmar que todos los campos y los datos que en ella se consignan deben ser acordes con los lineamientos que la Sunat ha establecido.

Desde la creación de la facturación electrónica, este trabajo ha sido realizado por Sunat. Sin embargo, como es de suponer, el hecho de que cada vez más empresas ingresen al sistema de facturación electrónica significa que cada vez más facturas ingresan al sistema de Sunat para ser validadas.

Sunat ha encontrado la forma de hacer frente al crecimiento en el número de estos documentos acudiendo al sector privado; es decir, creando un sistema de entidades que realicen su trabajo de la misma forma en que ella lo hacía. Así nacieron las OSE.

Alberto Redondo, director de Marketing para Iberia y Latam de SERES.
Alberto Redondo, SERES, OSE

"[Las OSE] son un brazo ejecutor de la Sunat. Somos parte activa del proceso y, por tanto, no toda empresa tiene la capacidad para dar sostenibilidad a esa situación. Es decir, si mañana una OSE tiene un problema y desaparece, la Sunat tiene un problema; por tanto, debe protegerse para que su objetivo -que es la reducción de la evasión fiscal y la mejora de la gestión tributaria- no se vea afectada, sostiene Alberto Redondo, director de Marketing para Iberia y Latam de SERES.

Ellas se encargan de recibir las facturas y validarlas, pero obviamente como son empresas privadas ellas cobran por este servicio.

"Un contribuyente que no pagaba por emitir su factura ahora sí le tiene que pagar al OSE. ¿cuánto? No es problema de Sunat, eso se negocia directamente entre el contribuyente y el OSE. Sunat alega que existe libre mercado, pero no puede haber libre mercado cuando yo estoy obligado a contratar este servicio y lo tengo que hacer con alguno de los 8 OSEs que actualmente existen, sostuvo Rolando Liendo, presidente de la Asociación de Empresas de Conectividad Electrónica (AECE).

En realidad, a enero del 2019, existen 10 OSEs registradas en el Padrón de OSEs de la Sunat, siendo la incorporación más reciente la de Telefónica del Perú que obtuvo su autorización desde el 11 de enero pasado. Lo interesante de este padrón, además, es que podemos ver que la primera autorización se dio en setiembre del 2017, lo que implica que el sistema ha estado en funcionamiento desde, al menos, poco más de un año.

"El modelo OSE ya existía, la operación OSE recién se ha hecho desde el año pasado, y desde entonces hemos estado operando con clientes internos, propios de cada empresa, sostiene Giancarlo Moya, gerente de Negocios de The Factory HKA.

Rolando Liendo, presidente de la Asociación de Empresas de Conectividad Electrónica (AECE).
Rolando Liendo, AECE, OSE

Con todo, son solo 10 OSEs para el universo de contribuyentes que van a entrar al mercado. Y ese es otro de los argumentos que esgrime Liendo para cuestionar la medida de Sunat.

"8 OSEs que están recibiendo 17 mil clientes, cada una en promedio va a tener 2.200 clientes. Estas empresas antes tenían 500 o 300 clientes, por la obligatoriedad de la ley van a pasar a tener 10 veces más clientes que los que tenían actualmente. Y ¿creen que la infraestructura les va a dar para tener tantos clientes en tan poco tiempo? Eso va a ser un problema también, agregó.

Entonces, desde la perspectiva de la AECE existen dos cuestionamientos: el precio -que los contribuyentes van a tener que pagar-, y la capacidad de las OSE para hacer frente a una demanda tan repentina.

Antonio Ramírez-Gastón, gerente general de Bizlinks, unas de las OSE.
Antonio Ramírez-Gastón, Bizlinks, OSE

Los precios

"Entonces se pregunta cuánto valor le doy a un servicio de OSE que me puede costar algo, versus la Sunat que no me cuesta. Si llamas a la Sunat cuando envías un correo electrónico, ¿qué tan buena disposición tiene para poderte atender? Si hoy con 120 mil empresas no se dan abasto, ¿te puedes imaginar cuando lleguen a 500 mil? ¿O un millón? No tienen respuesta inmediata, y la facturación es la vida de una empresa. Si no puedo facturar, no puedo cobrar. No puedo subsistir. Entonces, las probabilidades de que vayan con una OSE son de 99%, explica Antonio Ramírez-Gastón, gerente general de Bizlinks, unas de las OSE.

No solo eso, el ejecutivo asegura que, si una empresa emite 200 facturas al mes, le puede costar su validación menos de cinco soles.

Liendo, por su parte, señala que tiene estudios con cotizaciones que podrían causar efectos sobre una pyme: "Tenemos un estudio que se hizo con 10 o 12 proformas, una bodega de 800 documentos diarios entre boletas y facturas estaba pagando 700 soles, dijo.

Por su puesto, se debe de tomar en cuenta que 800 documentos al día son 24 mil al mes. O visto desde otro punto de vista, representan casi una transacción por minuto durante 14 horas -que es el tiempo que se puede suponer que una bodega se encuentra abierta.

Al consultar con otro OSE nos mostró una tabla en donde la transacción cuesta en promedio 2,5 centavos de sol.

"Es más, el costo de un PSE es más que el de un OSE, agrega Ramirez-Gastón. Y es cierto, lo pagado por la verificación siempre va a ser menos que lo que se paga por la facturación; la proporción varía, pero puede llegar a 1 a 10, es decir, si se paga uno por la validación se puede pagar hasta 10 por la propia factura.

Giancarlo Moya, gerente de Negocios de The Factory HKA.
Giancarlo Moya, The Factory HKA, OSE

"Supongamos que Sunat en digital no existe, tampoco las OSE ni los PSE. ¿qué tendría que hacer el empresario para poder vender? Ir a una imprenta, imprimir sus talonarios y poder emitir su factura o boleta. Si hoy eres una empresa que hace 10 millares de facturas, cada millar te cuesta 400 soles, en una hoja A4. Te sale 4 mil soles. En electrónico no es ni la tercera parte lo que te costaría, señala por su lado Moya.

Además, que en papel uno tiene que imprimir, transportar, emitir y almacenar los documentos, porque se puede hacer una auditoría en los próximos cinco años. Por tanto, uno tendría que destinar un espacio, alguien que se encargue de la custodia, tener toda una logística. Así, el costo de las validaciones, a decir de los OSE, se puede considerar como parte de todo el proceso que implica la facturación electrónica.

Entonces, es cierto, como señala Liendo, es un costo adicional que se carga sobre el contribuyente; pero es un costo, a decir de las OSE, significativamente menor al costo de la propia factura que ya está pagando el contribuyente.

¿Desaparecerán los PSE?

Un temor adicional que se ha generado es que los OSE son también PSE y, por tanto, podrían aprovechar su posición para ofrecer un servicio conjunto de OSE-PSE a un precio con el que no podrían competir los que solo son PSE.

¿Qué responden a esto las OSE?

"Es un tema que es lógico. Pero ahí entra el tema de los contratos y servicios de empresas serias. En nuestro caso, somos muy serios. Lo primero que hacemos es un contrato de confidencialidad, lo que me des es tuyo y no lo voy a usar a beneficio mío. Dos, hay un tema de penalidad de que los clientes son del PSE, no puedo tocarlos. Si vienes como PSE para que atienda a tus clientes, hacemos un contrato con el PSE y a sus clientes no puedo ni siquiera tocarles la puerta, sostiene Ramirez-Gastón.

Además, como señala el ejecutivo, el mercado es grande y seguirá creciendo. Hasta el momento solo hay 120 mil empresas que realizan facturación electrónica, y de esas solo 20 mil utilizan los servicios de un PSE, el resto -es decir, 100 mil- trabajan directamente con las soluciones de Sunat.

La infraestructura

¿Podrán las OSE crecer lo suficiente como para atender a la ola de 17 mil Pricos que se avecina? Todos los OSE consultados dijeron que no habría problema.

Kenneth Bengtsson, Efact, OSE
Kenneth Bengtsson, gerente general de Efact.

"Lo que hemos hecho es que hace un poco más de un año hicimos una alianza estratégica con IBM, y con ellos hemos desarrollado una plataforma que utiliza las nuevas tecnologías de nube. Toda nuestra infraestructura funciona a través de microservicios; toda la validación que hacemos pasa por varios microservicios; cada proceso que hacemos en nuestra plataforma es un microservicio; todos los microservicios son independientes, y todos los microservicios escalan de manera totalmente independiente, sostuvo Kenneth Bengtsson, gerente general de Efact.

Para ahondar en detalles técnicos, Bengtsson afirmó que todos sus microservicios corren en Kubernetes, lo cual permite que los servicios corran en contenedores y los contenedores corren en clústeres, y dentro de un clúster se puede escalar hacia arriba o hacia abajo y se puede agregar más clústeres según la capacidad que se requiere.

Las transacciones pasan por varios microservicios y todos escalan de manera independiente. Eso significa que cuando haya más transacciones su sistema va a escalar también. Y realmente no hay un límite para la cantidad de clústeres de Kubernetes que pueden tener.

"Hemos hecho pruebas con hasta cuatro veces la cantidad de comprobantes que todo el país emite en conjunto en un año, y no llegamos al límite físico de IBM; tampoco creo que podamos llegar a este límite. Estamos usando dos centros de datos de IBM, así que también hay una capacidad doble. Tenemos un balanceador de carga a nivel global que opera sobre estos dos centros de datos que están en distintas regiones, detalla el ejecutivo.

Además, cuentan con un failover para que, si una región falla, la otra región asume el trabajo, incluso de las transacciones. Si un contribuyente envía un comprobante y mientras se está haciendo la validación la región falla, la otra región asume el trabajo.

Lo que nos contó Efact es lo que se repite en las OSE. Todas ellas señalan que se encuentran preparadas para asumir el trabajo. De hecho, si fueron validadas fue porque tuvieron que pasar las pruebas que la Sunat les impuso y que obviamente incluían un incremento en la demanda.

De hecho, aquí se puede encontrar otra ventaja de las OSE. Ellas pueden realizar la validación en cuestión de milisegundos y, de hecho, esta cifra se encuentra en sus contratos.

"La infraestructura actual cuenta con la tecnología y sistemas redundantes para responder a las demandas del servicio; hoy contamos con cuatro servidores localizados en diferentes puntos geográficos, con altos niveles de seguridad utilizados por las mejores entidades financieras y bancarias del mundo. Sin embargo, estamos expandiendo nuestra operación con inversiones de alrededor de 150 mil dólares para continuar nuestra expansión en Latinoamérica, señala Jean Pierre Barros, sales manager de Sovos Perú.

Por supuesto, al final aún queda la pregunta de si Sunat podría haber seguido siendo el 'OSE' de todos, o si pudo haber asumido el pago de lo que cobrarían las OSE -como sostiene la AECE que va a interponer acciones legales para defender su posición-, con todas las discusiones que se formarían en torno a cómo determinaría los precios. Algo que no es imposible si se toma en cuenta que en México el equivalente de la Sunat asume ese costo.

"La Sunat es un regulador, no es un proveedor de tecnología, no es un experto en cómo manejar 2,5 mil millones de comprobantes anuales en una plataforma de alta disponibilidad. Y hay contribuyentes que emiten cinco o 10 millones de comprobantes mensuales. Si Sunat tiene que brindar un servicio a los contribuyentes igual cuesta, pero si Sunat lo hace todos nosotros que pagamos impuestos tendremos que pagar por esto, y eso tampoco es justo, finaliza Bengtsson.