Llegamos a ustedes gracias a:



Columnas de opinión

5 formas de subir por la curva de madurez de TI en 2019

Por: Lou Markstrom, consultor y colaborador de CIO

[26/02/2019] Es casi fines de febrero y el año está en plena marcha. Es hora de asegurarse de que haya echado un vistazo al próximo año, de haber obtenido una evaluación clara de su posición en la curva de madurez de TI, y de haber hecho un plan para subir por la curva para cuando llegue el próximo año.

¿Está en camino de pasar de una cultura de TI en la que recibe pedidos centrados en la tecnología a una en la que es el socio de negocios favorito?

A continuación, cinco formas de desarrollar su organización de TI este año.

1. Identifique su posición actual

El comienzo de cualquier progreso consta en obtener una comprensión muy clara de su punto de partida. Vea sus equipos y sea muy honesto y sincero sobre en qué nivel están operando.

Uno de los errores más comunes que retrasa el progreso es determinar que la organización de TI se encuentra en una etapa de la curva de madurez más alta de lo que realmente está.

Una de las razones principales por las que esto ocurre es que se puede confundir tener personas o equipos en niveles altos con tener a toda la masa crítica general del equipo en ese nivel.

Si intenta operar a un nivel más alto del que realmente está, no tiene las capacidades o relaciones con el resto de la organización para tener éxito en ese nivel. Luego, pierde tiempo ya que tiene que retroceder antes de poder comenzar nuevamente la progresión hacia adelante.

2. Seleccione el destino

Una vez que tenga una indicación clara sobre dónde está comenzando el viaje de transformación de TI este año, el siguiente paso es crear un objetivo realista de dónde le gustaría estar al final del año. Hay muchos factores que impactarán sobre la tasa de progreso.

Incluyen la receptividad y los niveles de compromiso de su equipo, la relación pasada entre TI y el resto de la organización, la percepción de TI del resto de la empresa y el tamaño de su equipo.

El cambio cultural puede ocurrir mucho más rápidamente en un equipo de 200 personas que en un equipo de dos mil, ya que se puede alcanzar más rápidamente el punto crítico de inflexión de la masa.

3. Identifique las brechas de habilidades que lo frenan

Ahora que sabe dónde se encuentra y adónde quiere ir, identifique las brechas de habilidades que lo frenan.

En una encuesta reciente, Accenture declaró que el 51% de los profesionales de TI no tienen las habilidades que necesitan para tener éxito actualmente y solo el 21% está recibiendo capacitación para enfrentar estas brechas. Para progresar, es fundamental identificar las brechas de habilidades en su organización para que puedan abordarse.

Cuando se busca avanzar en la curva de madurez, los dos lugares a los que hay que mirar en primer lugar son las habilidades requeridas en el nivel en el que está operando y las habilidades requeridas en el nivel al que aspira avanzar.

Querrá ver si las habilidades requeridas en el nivel en el que está operando son lo suficientemente fuertes como para servir de plataforma para pasar al siguiente nivel o será necesario reforzarlas.

Si las habilidades en su nivel actual son suficientes, entonces determine cuál de las habilidades necesarias para el siguiente nivel son la clave que debe abordar primero. Por ejemplo, si está pasando del nivel 1, 'proveedor de TI', al nivel 2, 'proveedor de soluciones de TI', puede preguntarse: "¿Son nuestras habilidades de excelencia en el servicio suficientes como para proporcionar una base para pasar al nivel 2?

Si lo son, puede identificar que TI debe ser más consultivo para comenzar a operar en el nivel 2. Las herramientas de evaluación como IT Skill Builder pueden ser útiles con este análisis.

4. Cree un plan de desarrollo

Ahora necesita crear un plan que aborde el desarrollo de estas habilidades a lo largo del año. Esto incluye identificar quiénes de su equipo necesitan desarrollar qué habilidades, cómo se realizarán (talleres, consultoría, coaching, tutoría, etc.) y cuándo ocurrirá.

También incluye decidir quién lo va a hacer y quién es responsable de garantizar que se llevará a cabo.

5. Permitir el tiempo de contexto

Todos ustedes saben lo importante que es el desarrollo de la cultura y el talento para el éxito de nuestro equipo y el progreso de su organización de TI. Todos ustedes también están inundados de operaciones, tareas e incendios diarios que requieren su atención.

Es muy fácil perder de vista el panorama general, la estrategia y el plan. Asigne una cantidad específica de su programación como tiempo de contexto para mantener su transformación de TI en el buen camino.

Si no lo hace, su progreso hacia la curva de madurez se detendrá y el año próximo corre el riesgo de seguir siendo un departamento de tecnología reactivo en lugar de haber subido la curva de madurez como un "anticipador innovador.

Lou Markstrom es el coautor de Unleashing the Power of IT: Bringing People, Business, and Technology Together, publicado por Wiley como parte de su serie CIO. Durante los últimos 25 años, ha trabajado con más de 35 mil personas para crear organizaciones, equipos e individuos de alto rendimiento.