Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Wi-Fi Mesh en las redes empresariales

[01/03/2019] La red inalámbrica mesh o en malla ha existido desde los inicios del Wi-Fi y últimamente está recibiendo mucha atención en el mundo del consumidor. Sin embargo, también hay soluciones de Wi-Fi mesh para los mercados empresariales, y los avances en tecnología inalámbrica han aumentado la viabilidad de implementar redes mesh, especialmente en entornos donde no es práctico ejecutar el cableado.

La idea detrás de las redes Wi-Fi mesh es que no todos los puntos de acceso (APs) tienen que conectarse a la infraestructura cableada. Aquellos que no están conectados obtienen su conexión de red de forma inalámbrica desde un punto de acceso mesh. Las redes en malla pequeñas pueden requerir solo un punto de acceso mesh conectado a la red cableada. Las redes más grandes requieren múltiples puntos de acceso mallados conectados a la red para soportar a aquellos que están conectados de forma inalámbrica.

El Wi-Fi mesh difiere del WDS

La tecnología de Wi-Fi mesh es diferente de la función del Sistema de Distribución Inalámbrico (WDS, por sus siglas en inglés) compatible con la mayoría de los enrutadores y puntos de acceso. Aunque ambos pueden extender una red Wi-Fi sin ejecutar Ethernet en los APs, existen algunas diferencias cruciales entre las dos tecnologías. Mesh es básicamente una versión más inteligente del WDS, que es más fácil de configurar e implementar.

Por lo general, WDS solo le permite configurar puntos de acceso para conectarse de manera inalámbrica a otros que tengan una conexión de red por cable. Las conexiones inalámbricas a los APs del host generalmente son estáticas y requieren la configuración manual de las direcciones MAC. Además, el número de enlaces inalámbricos entre estos es limitado, y la seguridad/cifrado puede ser complicada. Además, los enlaces WDS suelen utilizar la misma radio y el mismo canal que el tráfico regular de Wi-Fi, lo que puede dificultar el rendimiento de este último.

Los puntos de acceso mallados pueden conectarse de manera inalámbrica a otros que tengan una conexión cableada o inalámbrica a la red. Muchos APs mesh tienen una radio dedicada para los enlaces inalámbricos entre ellos, lo que permite que las radios regulares de banda dual sean útiles para los usuarios de Wi-Fi.

Los enlaces inalámbricos entre los puntos de acceso están diseñados para ser automatizados y ofrecer enlaces o hops multitrayecto y autoreparables. Esto ayuda a facilitar la configuración y proporciona una mejor redundancia. Por lo tanto, si un punto de acceso mesh falla o, el entorno cambia y afecta de manera negativa a un enlace inalámbrico, los que se encuentran conectados de forma inalámbrica están diseñados para encontrar otro AP mesh o una mejor ruta hacia un punto de acceso host.

Cuándo el Wi-Fi mesh se ajusta mejor que los APs tradicionales

En ciertos casos, tiene sentido considerar la implementación de una malla -en lugar de los APs tradicionales- en la empresa. Las instalaciones mesh pueden ser más rápidas y menos costosas en entornos donde no hay cables existentes, por ejemplo.

Mesh es especialmente útil cuando es difícil o imposible tender los cables. Este podría ser el caso de edificios antiguos o históricos, parques y lugares al aire libre.

Las redes mesh son ideales para redes interiores o exteriores temporales, como para eventos y conferencias en lugares públicos, y para espacios alquilados, como una oficina donde no es viable cablear.

Incluso si tender los cables no es un gran problema, aún podría considerar la opción mesh para redes donde es probable que en el futuro haya cambios drásticos o ambientales. Lo mismo se aplica si es que van a haber cambios significativos en el área o en los niveles de cobertura deseados. Mesh le permite parchar agujeros de capacidad o modificar la cobertura más fácilmente.

Desafíos en la implementación del Wi-Fi mesh

El rendimiento es uno de los factores más importantes a considerar antes de utilizar una red Wi-Fi mesh. Para situaciones que requieren un Wi-Fi con mejor rendimiento y mayor velocidad, es probable que los APs tradicionales sean una mejor opción. En una configuración de WiFi mesh, deberá lidiar con una pérdida significativa de ancho de banda de un repetidor al siguiente. Cada enlace inalámbrico entre los puntos de acceso mesh hace que el rendimiento caiga aproximadamente un 50% con relación al AP anterior.

En algunos casos, el problema de rendimiento con los puntos de acceso mesh podría ser aceptable, especialmente teniendo en cuenta las tasas de datos ofrecidas por 802.11ac. Es posible que la caída del rendimiento no sea un problema ni se note, si los usuarios realizaran trabajos generales en la web o navegaran por la red; pero podría comenzar a notarse si muchos usuarios necesitan usar aplicaciones que requieren mucho ancho de banda, como transmisiones de video HD o carga de fotos.

El uso de mesh también introduce más variables cuando se trata de la encuesta y el diseño del Wi-Fi. Las empresas deben estar atentas en la ubicación de los puntos de acceso mesh y considerar la cantidad, la longitud y la calidad de la señal de los enlaces inalámbricos entre estos. Por lo general, no se necesitan más de tres hops hacia atrás a un punto de acceso host que tiene una conexión por cable a la red. Al diseñar, también debe considerar la fuente de energía para el AP, que podría limitar sus ubicaciones.

Tenga en cuenta que, en la mayoría de los casos, necesitará más puntos de acceso mesh para cubrir un área determinada, de los que necesitaría si usara puntos de acceso tradicionales. Los primeros deben colocarse más juntos para que puedan comunicarse entre sí de manera efectiva. Tener que comprar una mayor cantidad de APs mesh, por no poner cables, puede mermar el dinero ahorrado.

La compatibilidad también puede ser una preocupación. A pesar del estándar 802.11s de larga data del IEEE y del Wi-Fi EasyMesh más reciente de Wi-Fi Alliance, la mayoría de los puntos de acceso mesh no son compatibles entre los diferentes proveedores. Por lo tanto, tiene sentido seguir con una marca y quizás con el mismo modelo, solo para estar seguros. Considere tener al alcance de la mano algunos APs mesh adicionales que sirvan como reemplazo o expansiones de red en caso de que no pueda comprar ese modelo en el futuro.

Revisando los puntos de acceso mesh

Muchos APs de nivel empresarial tienen una funcionalidad mesh incorporada, aunque la mayoría de los profesionales de TI normalmente usan el modo tradicional de implementación de puntos de acceso. Sin embargo, los que son promocionados como unos mesh, generalmente tienen características de malla más avanzadas. Las características, las limitaciones y el rendimiento exactos pueden variar mucho de un proveedor a otro.

Ubiquiti Networks, por ejemplo, ofrece una línea de mesh y UAP-AC-M-PRO, pero no hay una tercera radio dedicada a los enlaces de malla. Ubiquiti llama a su funcionalidad de malla Uplink Inalámbrico, y es compatible con la mayoría de los puntos de acceso modernos y tradicionales del proveedor. Incluso los APs heredados de Ubiquiti soportan la malla, pero la tecnología está limitada a un solo salto/hop inalámbrico. Su moderna línea de puntos de acceso soporta una conexión en cadena o de saltos múltiples de APs mesh inalámbricos.

OpenMesh tiene que ver con todo lo relacionado a redes mesh. La mayoría de sus puntos de acceso mesh incluyen solo dos radios, pero el A62 ofrece tres. Desde su fusión con Datto, el proveedor ahora también incluye enrutadores y conmutadores en sus ofertas de redes.

Samsung y Cambium Networks también comercializan específicamente puntos de acceso mesh. Otros proveedores como Cisco y Aruba Networks proporcionan funcionalidad de malla en muchos de sus modelos tradicionales de puntos de acceso.