Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Las mejores prácticas para la computación en el borde

[06/03/2019] El procesamiento, el análisis y el almacenamiento de datos se realizan cada vez más en el borde de la red, cerca de donde los usuarios y dispositivos acceden a la información. No es sorprendente que el edge computing -o computación en el borde- se esté convirtiendo en un componente clave de la estrategia de TI en un número creciente de organizaciones.

Un informe reciente de Grand View Research predijo que el mercado global de edge computing alcanzará los 3,24 billones de dólares para el 2025, expandiéndose a una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) "fenomenal" del 41% durante el período de pronóstico.

Uno de los mayores contribuyentes al auge del edge computing es el continuo crecimiento de la Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés). La gran cantidad de datos creados por los dispositivos de IoT pueden causar retrasos y latencia, señala Grand View, y las soluciones de computación en el borde pueden ayudar a mejorar la capacidad de procesamiento de datos y así evitar retrasos. Este es realizado más cerca de la fuente de datos, lo que hace que sea más factible para los usuarios de negocios obtener información que los dispositivos de IoT están recopilando en tiempo real.

Algo que también ayuda a impulsar el mercado edge es la presencia de redes de alta conectividad en regiones como América del Norte.

La computación en el borde se utiliza en una gran variedad de industrias, tal como la manufacturera, la de TI y telecomunicaciones, y la de asistencia sanitaria. Se estima que el sector de asistencia sanitaria y las ciencias de la vida es el que va a experimentar la mayor tasa de crecimiento anual compuesta entre el 2017 y el 2025, según Grand View, debido a las capacidades de almacenamiento y la computación en tiempo real que ofrecen las herramientas informáticas del edge computing que permiten la prestación de servicios de atención médica confiables en menos tiempo. El proceso de toma de decisiones es mejorado a medida que las fallas y retrasos de la red son evitados.

Soportar la computación en el borde puede ser un desafío para las organizaciones, porque involucra muchas partes móviles y un cambio en el pensamiento del entorno actual de TI dominado por los centros de datos y los servicios basados en la nube. Estas son algunas de las mejores prácticas a tener en cuenta al crear una estrategia para el borde.

Crear una visión de computación en el borde a largo plazo

La computación en el borde involucra una gran cantidad de componentes diferentes, y requiere la construcción de una infraestructura con la capacidad y el ancho de banda para tomar, transformar, analizar y actuar sobre enormes volúmenes de datos en tiempo real, señala Matt Kimball, analista senior del centro de datos en Moor Insights & Strategy, firma consultora y analista de tecnología a nivel global.

En cuanto al networking, este significa implementar conexiones desde dispositivos a la nube y a los centros de datos. Aunque las empresas pueden desear aumentar su infraestructura de edge para respaldar la IoT y otros esfuerzos informáticos remotos tan pronto como sea posible, todo esto no sucederá de la noche a la mañana.

"Piense en grande, actúe en pequeño -es decir, planifique una visión a largo plazo de las implementaciones de borde, y no se apresure en implementar tecnologías edge rápidamente en todo el lugar, indica Kimball.

La velocidad a la que se pueden implementar las tecnologías de borde varía según la industria, el modelo de implementación y otros factores, añade Kimball; pero debido al creciente ritmo de innovación en el mercado de edge, "es fácil dejarse influenciar por la tecnología, que es muy avanzada, pero que tal vez no contribuye a las necesidades de la organización", anota. "Para evitarlo, planifique la visión y ejecútela en pequeños pasos que sean manejables".

Como parte de la planificación de la estrategia de borde, desarrolle un plan de negocios que ayudará a asegurar un presupuesto.

"La mayoría de las organizaciones dicen que el costo es una preocupación importante -incluso más importante que la seguridad de los datos", señala Jennifer Cooke, directora de investigación y, tendencias y estrategias de centros de datos, en la firma de investigación International Data Corp. (IDC). "Obtener el presupuesto es difícil y requiere un plan sólido sobre la manera en que la tecnología de borde generará valor para el negocio. Debido a que el costo es una preocupación tan importante, las ofertas de pago por uso serán cada vez más buscadas".

Abordar temas culturales: El edge computing involucra a TI y operaciones

Poner la potencia de procesamiento en el borde implica no solo TI, sino también tecnología operativa (OT, por sus siglas en inglés), y estas son dos organizaciones separadas con diferentes culturas y personalidades, señala Kimball.

"La gente de OT es diferente", indica Kimball. "Son personas igualmente técnicas -aunque en muchos casos son incluso más técnicas- pero enfocadas en cosas como asegurarse de que una planta de tratamiento de agua esté funcionando correctamente a través de los sistemas de control de procesos Supervisión, Control y Adquisición de Datos (SCADA, por sus siglas en inglés)".

Estos son los sistemas que aseguran que las válvulas se abran en ciertos momentos, por ejemplo, y que las condiciones ambientales estén dentro de los rangos especificados, comenta Kimball. Es "TI para el entorno industrial, por lo que, los procesos, las herramientas y los tipos de tecnologías implementadas y administradas son diferentes en ambas organizaciones, agrega.

Unir los dos grupos en uno solo que gestiona desde el centro de datos central hacia el campo o el área de producción/fabricación es un gran desafío, pero uno que debe abordarse. "La cultura importa. Si una organización no puede juntar TI y OT a nivel organizativo, la convergencia de la tecnología se quedará corta", explica Kimball.

Los equipos operativos y los de TI deben ser socios iguales, comenta Daniel Newman, analista principal y socio fundador de Futurum Research, una firma de investigación y análisis. Aunque actualmente la computación en el borde está impulsada principalmente por los equipos operativos, los de TI son responsables de administrar estos sistemas en más de dos tercios de las empresas, señala Newman en un estudio del 2018.

Para que la computación en el borde crezca y aumente su valor comercial general, TI debe convertirse en un colaborador estratégico junto con los equipos operativos. No solo se trata de administrar recursos informáticos de borde, sino también de involucrarse en la estrategia a largo plazo, el presupuesto y el abastecimiento para garantizar que estos sistemas estén en línea con iniciativas estratégicas y de transformación más grandes y en toda la empresa, añade Newman.

Encontrar socios que ayuden con las implementaciones de tecnología de edge computing

Muchas organizaciones dicen que carecen de las habilidades internas para soportar a TI en el borde, señala Cooke. "Por esta razón, creemos que se producirán muchas ventajas adicionales gracias a las asociaciones con proveedores de colocación y a las soluciones de la industria vertical a través de integradores", anota.

IDC encuentra que muchas organizaciones están buscando una "solución integral" para ofrecer un servicio de TI en el borde. "Los integradores de sistemas con experiencia en el mercado vertical serán buscados para ayudar a las organizaciones a lo largo de su viaje por el borde", indica Cooke.

Por ejemplo, un negocio minorista podría querer implementar una solución, pero no está interesado en poner todas las piezas juntas por sí solo; o podría querer obtener información de los datos en el borde y construir la infraestructura para lograrlo, proceso que suele ser complejo.

"Más allá de las herramientas de software para analizar datos, la solución necesita conectividad, así como una infraestructura de cómputo y almacenamiento, señala Cooke. "Consideraciones tales como el control del entorno físico [incluyendo la temperatura y la humedad], la seguridad física y la protección del equipo también son importantes". Un socio experto puede ayudar con todo esto.

No olvidarse de la seguridad informática avanzada

Al igual que con cualquier otro aspecto de TI, el edge computing viene con su propio conjunto de amenazas y vulnerabilidades de seguridad cibernética. El InfoSec Institute, una organización que brinda capacitación para profesionales de TI y de seguridad de la información, en agosto del 2018 observó una serie de problemas de seguridad relacionados con el borde.

Estos riesgos incluyen contraseñas débiles para el acceso a los dispositivos, lo que los convierte en objetivos fáciles para los atacantes; comunicaciones inseguras, con datos recopilados y transmitidos en gran parte por dispositivos sin cifrar y no autenticados; riesgos de seguridad física, porque la seguridad es comúnmente reconocida como una prioridad baja en el desarrollo de la IoT y otros dispositivos de borde; y poca visibilidad del servicio, con equipos de seguridad que no conocen los servicios que se ejecutan en ciertos dispositivos.

"Es un tema de máxima prioridad", señala Kimball. "No solo la seguridad en el [dispositivo], sino la de los datos que se transmiten, la de los servidores que se encuentran en el borde y realizan la transformación y el análisis de los datos, y la de los datos cuando viajan desde el borde a la nube y al centro de datos central".

InfoSec Institute recomienda tomar acciones tales como expandir las políticas de contraseñas corporativas para probar y aplicar unas seguras en los dispositivos edge; cifrar los datos enviados por los dispositivos, o utilizar una red privada virtual (VPN) para codificar el tráfico que se encuentra transitando entre los dispositivos y su destino; tomar medidas para proporcionar dispositivos con protecciones físicas de seguridad; e identificar y asegurar los servicios proporcionados por los dispositivos, incluyendo el análisis de los registros de red para identificar el tráfico proveniente de dispositivos desconocidos dentro del perímetro de la red de la organización.

Las empresas necesitan tener una estrategia de seguridad en curso para asegurar de manera adecuada tanto los sistemas de IoT como los sistemas informáticos de borde desde una perspectiva física y lógica, señala Newman. Eso incluye los datos que se procesan y se mantienen en el borde.

Prepararse para un rápido crecimiento de la IoT: Se requiere la escalabilidad de la computación en el borde

Para algunos sectores, tales como el de manufactura, salud, servicios públicos y gobierno municipal, el crecimiento de la IoT será dramático en los próximos años en términos de la cantidad de dispositivos conectados y el volumen de datos recopilados y procesados, por lo que las empresas deberán incorporar la escalabilidad en sus planes de computación en el borde.

De acuerdo con un informe de Futurum del 2018, "no solo estamos anticipando un aumento en el porcentaje global de datos y siendo procesados en el borde, sino que vemos un aumento continuo en el volumen de datos que se crean en toda la empresa, y en particular en el borde inteligente del futuro.

Además, se afirma que, a medida que el edge computing se expande para admitir dispositivos y datos operativos de la IoT, su implementación facilitará la obtención de valor de las nuevas fuentes de datos basadas en la IoT. Si no se planifica la escalabilidad del almacenamiento, el análisis de datos, la conectividad de la red y algunas otras funciones, las empresas no podrán obtener todos los beneficios del borde o de la IoT.