Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

La cruda realidad del cloud computing en la empresa

[01/04/2019] Un hallazgo sorprendente del informe RightScale 2019 State of the Cloud de Flexera es que el 84% de las empresas encuestadas tienen una estrategia de multi-nube. No, no es sorprendente que el número sea tan alto. Más bien, es sorprendente que el número no sea del 100%. Después de todo, la nube ha sido impulsada por la conveniencia del desarrollador, y esos mismos desarrolladores están eligiendo servicios de diferentes nubes, ejecutándolos en toda la empresa.

Es una ficción conveniente que las empresas hicieron para que se produjera este desorden en la nube.

¿No me cree? Veamos cómo está funcionando este "pensamiento estratégico".

De la nube hasta el centro de datos

RightScale encuestó a 786 profesionales de la nube para descubrir las tendencias de adopción. Como se muestra en los datos de Flexera, las empresas están un poco en todo el mapa en términos de estrategia en la nube.

RightScale 2019 State of the Cloud de Flexera

Si bien todas las áreas de la nube están creciendo, la adopción de la nube pública supera ampliamente a la privada, y la mezcla de la nube pública y privada (nube híbrida) los supera a ambos como un fenómeno único. Esto tiene sentido, ya que las empresas se están haciendo grandes con la nube pública, pero necesitan encontrar formas de racionalizar esas inversiones contra los costos irrecuperables de sus centros de datos privados.

La primacía de la nube pública en esta mezcla híbrida se hace evidente en una encuesta al CIO de Credit Suisse, que encontró que los tres principales proveedores de la nube híbrida son Amazon Web Services, Microsoft Azure y Google Cloud Platform -es decir, los tres principales proveedores de la nube pública. También es revelador que el 51% de estos mismos encuestados señaló a Credit Suisse que cerrarían la mayoría, o al menos algunos, de sus centros de datos de los próximos años.

Pero aquí es donde las cosas dejan de tener sentido.

Equipos de nube empresarial: ¿Dónde está la gobernanza?

Mientras que el 94% de las empresas que RightScale encuestó afirma estar ejecutando cargas de trabajo en la nube, pocas de ellas parecen estar haciéndolo particularmente bien. Por ejemplo, pueden estar promocionando su "estrategia" de nube híbrida, pero cuando se les preguntó cuáles eran sus mayores desafíos, la respuesta fue "parece que no podemos manejar toda esta adopción" -a pesar del hecho de que el 66% de los encuestados dijeron que tienen un equipo de nube central, según la encuesta Flexera.

RightScale 2019 State of the Cloud de Flexera

Entre la falta de gobernanza y la capacidad de mantener bajo control los costos de la nube quizás esté la raíz de todo: la falta de personal calificado; o, dicho de una manera diferente, estas empresas pueden tener un montón de personal calificado de AWS, Azure o GCP, pero todos están ejecutando aplicaciones aisladas en implementaciones de nube aisladas en la empresa. En promedio, las compañías están ejecutando cinco nubes, repartidas entre nubes privadas y públicas. Si eso le suena como "estrategia", entonces no está prestando atención.

Ah, y, por cierto, según la encuesta Flexera, los problemas solo están empeorando.

RightScale 2019 State of the Cloud de Flexera

Nuevamente, si alguna vez ha trabajado en una gran empresa, ninguno de estos hallazgos lo sorprenderá. Tampoco le sorprenderá descubrir que, por mucho, la mayor prioridad para estas organizaciones es hacer un mejor uso (y extraer ahorros de costos) de las nubes existentes, en lugar de buscar nuevos servicios en nuevas nubes.

Finalmente, no debería sorprender a nadie que encuestar a los CIOs para descubrir la "estrategia" que impulsa la adopción de la nube es una causa perdida. Los desarrolladores son los que están creando infraestructura en la nube para respaldar las aplicaciones que están creando. Los CIOs pueden intentar racionalizar esto después del hecho como una estrategia híbrida o de multi-nube, pero en realidad es solo un eco de algo que Billy Marshall dijo hace años, con referencia a la adopción de código abierto: el CIO es el último en enterarse.