Llegamos a ustedes gracias a:



Columnas de opinión

Retos y oportunidades en la aplicación de la norma IFRS17 en Perú

Por: Enrique Saldivar, senior account manager de SAS Perú

[03/04/2019] Hace poco más de un año, se publicó la norma de aplicación para contratos de seguros, la cual será de uso efectivo a partir del 1 de enero del 2022. Pero ¿sabemos realmente cuál ha sido el impacto de esta norma en los procesos de negocio y en la gestión de información de las empresas de seguros? ¿cuál es el estado actual de su implementación? ¿cuál sería la mejor ruta crítica de cara al 2022, tomando en cuenta que Solvency también está en camino? ¿reportes manuales?

Esta norma anunciaba cambios fundamentales para el reconocimiento, medición, presentación e información a revelar de los contratos de seguro; pero, sobre todo, en la manera en cómo las empresas gestionan su información para que ésta sea relevante, y que represente fidedignamente los contratos; y, a su vez, brinden información sobre su efecto en la situación financiera, el rendimiento financiero y los flujos de efectivo de la empresa.

Suena simple, pero la norma ha significado muchos retos a nivel internacional, pues exige una revisión del modelo de negocios: análisis de mercado, carteras de producto, coberturas y hasta la revisión del perfil de los equipos de trabajo. Además, esto ha generado un impacto enorme en cuanto al manejo de información y la preparación de los sistemas internos, los cuales no necesariamente se adecuan a las exigencias de los nuevos estándares.

Hoy en día, el sector asegurador sigue adecuándose a nuevas reglas y nuevos sistemas para asegurar el cumplimiento normativo y requiere de modelos que sean ágiles y capaces de medir rentabilidad y su accionar real en el mercado. Esto supone aún un gran desafío, haciendo que equipos como contabilidad, riesgo y finanzas definan acciones conjuntas para medir y comparar flujos esperados y actuales.

Para lograrlo, se requiere contar con herramientas adecuadas que sean capaces de administrar las exigencias en cuanto a granularidad y complejidad para los contratos, así como para generar los modelos, reportes y consolidación mensuales.

El objetivo principal de la norma NIIF 17 es aumentar la transparencia de la industria, mejorando la comparabilidad de los estados financieros entre las organizaciones: cómo cada una obtiene ganancias o incurre en pérdidas a través de la suscripción de los servicios y la inversión de las primas de los clientes. Cualquiera que sea el enfoque de cumplimiento, la NIIF 17 tendrá un impacto importante en el desempeño financiero, los procesos operativos y los datos y sistemas.

A modo de ejemplo, de 100 ejecutivos de seguros con sede en Reino Unido que fueron encuestados por SAS a principios del 2018, el 61% indicó que ya habían comenzado a prepararse para cumplir con sus disposiciones; y el 19% lo declaró una de las principales prioridades estratégicas. El 83% indicó que necesitarán cambiar los sistemas y procesos existentes para cumplir con la NIIF 17. Y casi la mitad anticipa realizar inversiones adicionales (24%) o reemplazar completamente sus sistemas y procesos actuales (23%).

La NIIF 17 aportará mayor complejidad a las prácticas contables de las aseguradoras y requerirá una revisión total del flujo de trabajo entre los actuarios, los gerentes de riesgos y los departamentos de contabilidad. Las aseguradoras con visión de futuro no están perdiendo el tiempo en el proceso de cumplimiento.

El 20 de enero del 2022 parece estar muy lejos, pero las aseguradoras ya deben presentar resultados comparativos en el 2020 basados en el 2019. Es así que la mayor parte de la implementación y capacitación debería de haberse completado para esa fecha. El momento de actuar es ahora.