Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Visa y Coinbase se unen en una tarjeta de débito con respaldo criptográfico

[15/04/2019] En otro ejemplo de cómo convergen el fiat (tipo de dinero del dólar, euro, yen y principales monedas de curso internacional) y las monedas digitales en la industria de servicios financieros, Visa presentó el jueves una tarjeta de débito que permite a los usuarios comprar cosas con dinero fiat convertido a partir de criptomonedas almacenadas en carteras en línea.

La nueva Coinbase Card está directamente ligada al saldo en criptomoneda de una persona en billeteras digitales administradas por la bolsa de divisas digital del mismo nombre.

Coinbase permite el comercio de Bitcoin, Ethereum, Ripple's XRP y Litecoin, que también se podrán gastar a través de la nueva tarjeta de débito.

Visa, uno de los procesadores de pagos más grandes del mundo, señaló que la Coinbase Card permite a los usuarios "gastar criptomoneda tan fácilmente como el dinero en su banco" y retirar dinero en efectivo de cualquier cajero automático. La criptocurrencia se convertirá inicialmente en libras esterlinas, euros o dólares estadounidenses.

"Los clientes pueden utilizar su tarjeta en millones de lugares de todo el mundo, realizando pagos a través de Chip y PIN sin contacto", escribió Zeeshan Feroze, CEO de Coinbase UK, en una entrada de blog en Medium. "Cuando los clientes usan su tarjeta Coinbase, convertimos instantáneamente el cripto en moneda fiduciaria".

Una aplicación móvil Coinbase Card permitirá a los consumidores ver resúmenes de gastos, recibos de transacciones y recibir notificaciones instantáneas.

Visa trae consigo no solo su enorme base comercial, sino también un alto nivel de seguridad, que incluye verificación en dos pasos, y la posibilidad de que los usuarios congelen instantáneamente su tarjeta en caso de pérdida o robo.

"Esta es una gran noticia. Creo que muchas empresas no han logrado hacer lo que [Visa y Coinbase] intentan hacer, por lo que no está claro que vaya a tener éxito", señaló Avivah Litan, vicepresidenta de investigación de Gartner. "Creo que es fascinante que Visa se haya apuntado para esto. Es una muy buena noticia, porque tienen la escalabilidad para tener éxito con el alcance de los comerciantes, su red, su análisis de fraude".

Dos aspectos de la criptocurrencia que tradicionalmente la hacen más costosa y lenta de usar que la moneda fiduciaria o las tarjetas de crédito son los honorarios de los mineros (dinero pagado a Coinbase para incentivar al bitcoin y a otros mineros para confirmar transacciones) y el tiempo de confirmación para autorizar una compra.

Coinbase, Visa

Blockchain, la tecnología del libro mayor electrónico en la que se basa la criptocurrencia, requiere que cada transacción sea verificada por consenso de quienes la utilizan antes de que se finalice. El costo actual de la transacción de bitcoin es de aproximadamente 2,06 dólares.

"Podría tomar una hora para que un comerciante sepa si la transacción es exitosa", anotó Litan.

Para acelerar artificialmente la transacción, es probable que el procesador de pagos (Visa) dé su aprobación instantánea y asuma la responsabilidad si algo sale mal en la transacción.

Aunque Litan no cree que exista un mercado real en los EE.UU. para las compras al por menor a través de bitcoin u otras criptocurrencias, sí cree que la Coinbase Card podría ser adoptada en "otras economías". Estos podrían incluir algunas naciones africanas, China, Rusia o Venezuela, donde la inflación es extremadamente alta, los consumidores no tienen cuentas bancarias o donde están tratando de esconder dinero del gobierno.

"No descartaría la necesidad de dinero digital. Si se mira a los países inflacionarios como Venezuela, es como 100 mil por ciento al año. Un dólar hoy es como un centavo mañana. Bitcoin es realmente su única alternativa", indicó Litan. "Y quizás Visa se está metiendo en esto por los micropagos."

Tanto si tiene éxito como si no, la Coinbase Card representa el epítome de lo que bitcoin fue concebido originalmente.

Coinbase, Visa

Satoshi Nakamoto, seudónimo de una persona o grupo de personas que crearon bitcoin, estableció la criptocurrencia como un método de pago electrónico, no como una moneda para ser negociada en bolsas por su valor.

"El comercio en Internet ha llegado a depender casi exclusivamente de instituciones financieras que actúan como terceros de confianza para procesar los pagos electrónicos", escribió Nakamoto en el artículo que describe bitcoin. "Lo que se necesita es un sistema de pago electrónico basado en pruebas criptográficas en lugar de confianza, que permita a dos partes interesadas realizar transacciones directamente entre sí, sin necesidad de un tercero de confianza".

A principios de este año, J.P. Morgan Chase anunció planes para lanzar su propio token digital respaldado por moneda fiduciaria. Se espera que las pruebas para la nueva criptocoina comiencen en los próximos meses.

En la industria de la criptografía, un instrumento como JPM Coin es conocido como "stablecoin" porque tiene un valor intrínseco, a diferencia de las monedas ETH de Bitcoin o Ethereum, cuyo valor se basa en la oferta y la demanda de dinero virtual. Sin embargo, una vez atado a una moneda fiduciaria, se crea un valor intrínseco.

Según se informa, Facebook también está estudiando la posibilidad de desarrollar su propia criptocurrencia, una medida que tiene el potencial de hacer que la red social gane miles de millones de dólares, a la vez que ayuda a eliminar las noticias falsas y los bots.