Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

80 años de transformación en Ransa

[16/04/2019] No todas las empresas llegan a cumplir 80 años. En un mundo tan competitivo como el actual, llegar a manternse en el mercado representa -para la empresa que lo logra- un hito que vale la pena analizar. Y eso fue precisamente lo que hicimos con Patricia Wissar, vicepresidenta de Tecnología de Ransa, a propósito de las ocho décadas de existencia de la compañía.

Para la ejecutiva, el éxito pasado y futuro de la firma se debe a su innata capacidad de innovar, así que preguntamos por ello, por la forma en que Ransa innova. Una pista: no todo es tecnología. En Ransa, la innovación no se centra en un grupo de desarrolladores apartado del resto de la firma, sino que se encuentra potencialmente en todas las áreas y en los colaboradores de esas áreas. Y funciona; después de todo hay 80 años de historia que lo demuestran.

Patricia Wissar, vicepresidenta de Tecnología de Ransa.

¿Cuáles son los hitos principales en estos 80 años?

Los hitos principales consisten en implementar los sistemas para automatizar los procesos que tenemos en el grupo Ransa. En el transcurso de estos 80 años, siempre hemos tenido la capacidad de transformarnos, es parte de nuestro ADN. Empezamos el 39 como una reprensa de algodones -de hecho, Ransa significa Reprensa Algodonera SA- y, por ende, los sistemas tienen que conversar con esos cambios o esa capacidad de transformación a través de la automatización de los diferentes procesos, todo orientado a nuestra razón de ser que es nuestro cliente.

Nosotros fuimos una de las primeras empresas con una de las computadoras icónicas, el un AS/400; y hemos venido implementando sistemas para automatizar los procesos y que el servicio hacia nuestro cliente sea más ágil constantemente.

En el 2014 hicimos un proyecto bastante transformacional de SAP, implementando la versión más nueva en ese entonces -la versión previa al S/4HANA. Lo hicimos para automatizar los procesos en el back end de todos los sistemas, con los módulos estándares de finanzas, contabilidad y gestión de compras.

¿Han seguido una hoja de ruta o han surgido las necesidades de acuerdo a cómo el negocio se iba desarrollando?

Nosotros tenemos nuestra estrategia de tecnología, pero consideramos que esos planes pueden ser dinámicos. Si bien es cierto tenemos una ruta crítica de lo que es importante para poder atender las necesidades de nuestros clientes, todos los planes estratégicos a tres o cinco años cambian. Entonces, sí tenemos un plan estratégico a cinco años, con hitos de ejecución anuales; pero el mundo es dinámico, y por ello tenemos que atender a las necesidades de nuestros clientes que también son dinámicas.

¿Ha habido necesidad de que TI -como se decía antes- se alinee con el negocio, o ha sido algo natural?

La alineación ha sido natural porque siempre trabajamos en equipo, somos un solo equipo, una única organización que se llama Grupo Ransa. Entonces, el reto es cómo la tecnología va a ayudar a dar valor al cliente, que siempre ha sido una de las complejidades más fuertes para cualquier organización de tecnología.

¿Cuál es el enfoque que ha tomado Ransa con respecto al desarrollo ágil?

Hay una tendencia que dice que es importante tener una fábrica de software, pero yo no estoy de acuerdo en que uno deba tener una superfábrica de desarrollo de software para poder hacer la innovación. La innovación depende de las personas, de la organización, de la propia cultura.

Nosotros trabajamos con las "Mesas Ágiles. Entonces, cuando decimos que se va a armar una "mesa ágil, significa que vamos a crear un equipo multidisciplinario (finanzas, tecnología, administración, operaciones, comercial) con un objetivo, que puede ser 'simplificar el proceso X'. Armamos estas mesas con el 20% de nuestro tiempo -como se hace en Google-, y nos ponemos un objetivo; utilizamos design thinking y la lluvia de ideas, y armamos un plan de trabajo.

Hay una tendencia en el mercado a pensar que la innovación es tecnológica, pero no. Muchas veces puede ser una mejora en un proceso, en un producto final a nuestro cliente. Y si la tecnología está ahí para agilizar ese beneficio, bienvenida. De hecho, en los equipos multidisciplinarios siempre hay una persona de tecnología que participa y lo hace desde el inicio. Eso se debe a que cuando tienes proyectos multidisciplinarios, y tecnología no participa desde un inicio en ellos, es más difícil que el negocio pueda traducir lo que estaban trabajando, lo que necesitan, la visión y el objetivo.

En los equipos todos están empoderados, no hay una jerarquía, aunque sí hay un project owner, una persona del negocio que lidera la mesa ágil. Esto nos ha funcionado mucho en el Grupo Ransa y estamos muy contentos con los avances. Estamos viendo resultados tangibles.

Entonces, no tienes que tener un súper centro de innovación, todos nosotros construimos en base a las mesas ágiles, pensando en que la innovación no es solo tecnología, sino parte de la razón de ser de toda la organización.

¿Cuánto les dura un proyecto?

En estos momentos tenemos una mesa ágil que ya tiene más de siete meses, y tenemos otra mesa que ha iniciado hace un mes. Son dos proyectos con dos diferentes objetivos, objetivos organizacionales, que van a impactar a toda la organización.

El equipo core -que es el que está más dedicado a la mesa ágil- no son más de seis personas y ellos son los que ejecutan los diferentes quick wins. Cuando se requiere más apoyo de un área se involucra TI, Operaciones o la que se requiera.

¿Pero sí tienen un grupo de desarrollo?

Sí tenemos programadores. Y siempre les digo que propongan cosas, que se pongan en la situación del cliente, que entiendan cuáles son sus necesidades, que tengan apertura para escuchar, observar y, de alguna manera, co-crear con nuestro grupo para lograr un resultado mejor.

¿Tienen un proyecto del cual pueda hablarnos?

Tenemos varios proyectos, pero un proyecto simple y estándar es el sistema de anillo, para el picking con hands free. En lugar del RFID, que es el sistema que tenemos ahora, vamos a utilizar este sistema de hand free que va a generar una productividad y va a ser mucho mejor para los operarios dedicados al picking. Se incrementará la productividad en los almacenes.

Otro tema importante, que es parte de nuestra transformación por los 80 años, es el tema de los datos. Estamos armando un proyecto muy crítico para poder analizar y asesorar a nuestros clientes en base a los datos de nuestra operación; es decir, de la gestión de almacenes y de transporte. Así, la logística va a ser una ventaja competitiva de nuestros clientes dándoles la información que ellos necesitan para sus operaciones.