Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Techsuyo Lima, peruanos del Silicon Valley

[26/04/2019] Hace unos días se realizó la tercera edición de Techsuyo, un evento que propone conocer de primera mano las experiencias de los peruanos que ya han recorrido el camino hasta el Silicon Valley. Para ello, un grupo de peruanos, miembros de Techsuyo, vienen específicamente al Perú para relatar sus historias de éxito y compartir este conocimiento con aquellos que quieran seguir sus pasos.

Techsuyo se realiza desde hace tres años, pero esta es la primera edición que se desarrolla también en Lima. Las dos versiones anteriores se realizaron solo en Estados Unidos, y esta tercera tendrá dos eventos: uno en Lima y el otro en la propia Silicon Valley. La conferencia que se realizó tuvo tiene como propósito lograr que los asistentes conozcan en persona a los miembros de la comunidad Techsuyo, puedan ampliar su red de contactos, aprender de los proyectos y personas que conozcan y, por supuesto, colaborar entre ellos.

A continuación, un par de las presentaciones que se realizaron en esta edición de Techsuyo.

Rosalva Gallardo, cloud program manager de Google.
Análisis de datos para la toma de decisiones

La primera de las expositoras fue Rosalva Gallardo, cloud program manager de Google quien inició su presentación relatando los inicios de Techsuyo. Gallardo indicó que esta organización nació del encuentro de tres personas -que ahora son miembros de Techsuyo- en un consulado en Estados Unidos. Ellas se preguntaron si podrían contactar a más peruanos y peruanas que trabajaran en Silicon Valley y se propusieron esta tarea. Tres años después, el resultado es una comunidad con aproximadamente 100 miembros que cada año se reúnen para compartir experiencias, consejos y buenas prácticas.

Otra parte de su presentación la dedicó a su propia experiencia, a contar cómo es que llegó a Silicon Valley. De ese camino indicó que siempre tuvo una particular inclinación por las matemáticas. lo cual la llevó -años después- a estudiar Ingeniería Informática en la Pontificia Universidad Católica (PUC). Luego de trabajar unos años en Lima como ingeniera, decidió hacer un doctorado en Estados Unidos, y fue así como llegó posteriormente a trabajar en Google.

Ya hablando sobre el análisis de datos, la expositora indicó que éste es y seguirá siendo una tendencia. Esta afirmación se basa en el hecho de que los datos digitales siguen creciendo; tan solo en el 2010 se decía que en dos días se generaba la misma cantidad de datos que fue creada desde el inicio de la humanidad hasta el 2003. Pero ahora, en el 2019, cada día los usuarios de Internet generan 2,5 x 1018 datos.

Y la complejidad de su análisis también va en aumento, incrementando a la vez el valor para el negocio. Así, si en un inicio se tenían herramientas de reporte y análisis que describían y resumían los datos, ahora también contamos con herramientas como el aprendizaje automático que ofrecen resultados potenciales en base a interacciones complejas; es decir, analítica prescriptiva.

¿Qué se puede hacer con la analítica prescriptiva? Predecir tendencias de mercado y las necesidades de los clientes de forma instantánea, crear ofertas personalizadas para cada segmento o canal, predecir cómo la variación en los precios impactará sobre los planes de los productos, y manejar de forma proactiva a los colaboradores atrayendo y reteniendo el talento.

Para este nuevo entorno se requieren de un conjunto de habilidades diferentes a las que se tenían hasta la actualidad; en resumen, se podría decir que ahora se requiere de científicos de datos que tengan habilidades en estadística, programación, aprendizaje automático, procesamiento de lenguaje natural, big data, e ingesta de datos.

¿Qué hacer entonces en las organizaciones para poder implementar la analítica de datos? Primero, enfocarse en el talento del equipo de datos. Esto implica contratar personas que tengan un sólido background en ciencias de la computación y programación para implementar el análisis de datos predictivo y prescriptivo. También es necesario crear el talento in house en la medida de lo posible.

Segundo, utilizar herramientas libres y disponibles en la nube. No se tienen que crear modelos de aprendizaje automático desde cero, ya existen soluciones en la nube con modelos entrenados y que usan servidores especializados (TPUs) para el procesamiento. Un ejemplo: Google TensorFlow.

Tercero, cuestionar los datos y los resultados. Hay que preguntarse: ¿los datos están 'trackeando' las métricas adecuadas? ¿Los datos han sido recolectados y categorizados de forma correcta? ¿He llegado a las conclusiones adecuadas? Y ¿tenemos las métricas adecuadas?

Mayra Soto, head of product de HoloBuilder.
TechSuyo, Mayra Soto, HoloBuilder, Silicon Valley
Las lecciones de las startups

Otra de las expositoras fue Mayra Soto, head of product de HoloBuilder. Ella presentó una historia de crecimiento similar a la de Gallardo; es decir, se graduada de la PUC como ingeniera civil y viajó a Estados Unidos para realizar una maestría (MBA). Mientras se encontraba en Estados Unidos conoció a su actual empleador, HoloBuilder, una empresa que hace unos años, cuando Soto recibió su propuesta, proponía una solución que permite que todos los stakeholders de una obra puedan 'caminar' por ella de manera virtual. Esta solución está siendo ahora usada, por ejemplo, por Cosapi para sus obras en la remodelación de la Videna para los próximos Juegos Panamericanos

Pero en esos días, ingresar a una empresa que propugnaba el uso de planos virtuales 3D para construir edificios era arriesgado, no existía la seguridad de que la propuesta de valor de HoloBuilder despagara. Sin embargo, ella la aceptó y desde entonces ha crecido profesionalmente en Estados Unidos, al igual, obviamente, que HoloBuilder.

De manera similar a la de Gallardo, Soto propuso en su presentación un conjunto de lecciones; en su caso, lo que las empresas pueden aprender de las startups.

Quizás suene un poco extraño que empresas consolidadas, con un buen tiempo en el mercado, puedan aprender algo de una empresa pequeña que recién comienza a funcionar. Pero eso es precisamente lo que ellas quieren. Soto relató que cuando se encuentra en Silicon Valley recibe la visita de ejecutivos de empresas grandes y consolidadas que preguntan a HoloBuilder cómo innovar.

Y es en base a los temas a los que estas empresas ponían más atención, que Soto generó las siguientes lecciones que compartió.

Primera lección: Convertir a la innovación en una prioridad y tener el apoyo del equipo ejecutivo de la empresa. Para lograr esto, Soto señala que se debe generar un ecosistema con características similares a las que se tiene en Silicon Valley, especialmente una característica: deshacerse de las jerarquías y la burocracia para fomentar las ideas. Las jerarquías no son buenas para que las diferentes personas de una empresa puedan comunicarse adecuadamente. Por ejemplo, en Amazon, el propio Jeff Bezos escucha a las personas que quieran plantearle una idea; no es un ser inalcanzable.

La segunda lección: Trabaja las metas del final al inicio. Soto recomendó a los asistentes que si van a ir a Silicon Valley lo hagan en base a un plan. Existen 'tours tecnológicos' que se ofrecen en Silicon Valley y que básicamente son visitas a empresas grandes y pequeñas (startups). En esas visitas se asiste a encuentros con ejecutivos donde se habla sobre las grandes tendencias, se ven temas de robótica, espacios de trabajo novedosos y se puede explorar nuevas herramientas.

El problema, de acuerdo con Soto, es que la mayoría de las organizaciones no tiene una meta clara de qué es lo que van a hacer luego de realizar el viaje. Generalmente, luego del retorno a casa, el trabajo del día a día hace que desaparezca todo aquello que se aprendió durante el tour.

Para evitar esto es necesario un plan, con objetivos. Por ejemplo, se puede planear continuar con el networking luego del viaje; es decir, mantener la comunicación con las personas que se conocieron en Silicon Valley.

Dentro de esta segunda lección, otro consejo de Soto fue invertir en una startup. Por ejemplo, Amazon ha invertido en más de 30 mil startups que se encuentran en su etapa inicial, Bosch ha invertido en 70 startups y Cemex ha invertido en siete startups, y lanzo un fondo de inversión en el 2017. ¿Por qué hicieron esto? Lo hacen para adquirir nuevas tecnologías, nuevos puntos de vista o para aprender cómo se genera la innovación.

La tercera y última lección que compartió Soto fue incorporar diferentes perspectivas. Y lo primero que se debe hacer es fomentar la diversidad. Con ello se pueden lograr diferentes formas de resolver un mismo problema. Además, aconsejó Soto, es necesario incluir emprendedores, porque son personas que no ven problemas sino soluciones.