Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

La transformación en el Estado: El caso de Sunat

Claudia Suárez, superintendente nacional de la Sunat.

[01/05/2019] La segunda de las instituciones estatales en presentar su caso fue la Sunat. Claudia Suárez, superintendente nacional de la Sunat, fue la encargada de presentar la exposición.

La superintendente sostuvo que la Sunat tiene básicamente dos funciones, una es de recaudación y la otra es de aduanas. En ambos casos, el objetivo final es que las personas cumplan con las obligaciones que les corresponda. Para ello han optado por dos caminos. Uno de ellos consiste en facilitar el cumplimiento de los ciudadanos y ayudarlos a mejorar su competitividad. Si a las personas y negocios les va bien, al país le va bien.

"El otro camino es trabajar la gestión del riesgo de incumplimiento del contribuyente. Para ello la transformación digital es un gran aliado para animar el cumplimiento del contribuyente, pero de una forma menos intrusiva, indicó la funcionaria.

Para ello, el plan de transformación digital de la Sunat apunta al cambio en una serie de elementos. En cuanto a procesos se busca digitalizar la mayoría de ellos; en cuanto a la tecnología se busca contar con una mejora que permita manejar el volumen de información con el que actualmente cuenta la institución. Para dar una idea de lo que implica este elemento, Suárez indicó que en la Sunat el 2018 se tuvo más información que en el conjunto de todos los años anteriores, algo que ha ocurrido en gran medida debido a los aproximadamente 1.900 millones de comprobantes de pago electrónico que se han generado hasta el momento. Y se van a seguir generando.

En cuanto a otro elemento, la interoperabilidad, se busca conectar la institución con otras del Estado para no tener que pedir datos al ciudadano si éstos ya se encuentran en poder de alguna institución gubernamental. En el campo del relacionamiento, se tiene por objetivo un CRM para relacionarse con el contribuyente y la creación de servicios diferenciados desde la visión también del contribuyente.

En cuanto a las competencias, las personas deben contar con las competencias necesarias para trabajar en la institución; mientras que, en cuanto al riesgo, se busca que el contribuyente actúe de manera adecuada.

Ya hablando específicamente sobre las soluciones tecnológicas que ha implementado la Sunat, Suárez mencionó el caso de Sofia, un chatbot que estuvo como piloto durante el 2018 para atender las consultas sobre el impuesto a la renta y del sorteo de comprobantes de pago.

La experiencia fue buena, pero Sofía respondía 'como abogado' a las consultas. Ahora se le ha hecho modificaciones para que se le sienta más natural y se encuentra en 'marcha blanca'. Para el cuarto trimestre trabajará con las empresas para absolver consultas sobre el IGV. ¿Por qué se decidió la creación de Sofía? Porque el centro de consultas de Sunat colapsaba, además el chatbot es de 70 a 170 veces más económico que atender presencialmente una consulta.

Además, en el lado de Aduanas, se ha generado un micrositio que ofrece el servicio de despacho anticipado que no solo reduce el tiempo en los despachos de aduanas, sino que también permite ver a los interesados en qué parte del proceso es que se produjo la demora o demoras, de esa manera ellos mismos podrán tomar sus medidas de mejora.

Otro avance es la notificación electrónica. Con ella se realizan el 80% de las notificaciones en la actualidad, lo cual ha generado un ahorro de aproximadamente 100 millones de soles en servicios de mensajería, y se ha reducido los tiempos de ocho días a dos horas.

Otra medida que se toma es la autenticación biométrica. Ya que muchos no cuentan con RUC no se benefician de la información que les puede ofrecer Sunat. Esta solución va a 'reemplazar' a la clave SOL y su piloto comenzará en julio de este año. Para fines de octubre se espera que ya se utilice para diversas consultas.

La ciencia de datos es otra herramienta que ya se está utilizando en Sunat. Con ella, por ejemplo, se determinan qué compras no son usuales en los negocios y se envía un SMS advirtiendo al contribuyente sobre este punto. Por ejemplo, si un contribuyente compra con el RUC de la empresa una consola de videojuegos, se le advierte que no es una compra usual de una empresa. El resultado es que el 70% de los intervenidos no registra esa factura como gasto para su crédito fiscal.

Finalmente, la transformación digital va a servir, dijo Suárez, para ampliar la base tributaria. Va a ayudar a atraer a los informales, a detectar a aquellos que se encuentran registrados, pero no emiten comprobantes en todos los casos y a aquellos que practican la elusión tributaria.

Volver al informe principal