Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

El despliegue inicial de 5G no se generalizará hasta el 2020-2021

[07/05/2019] Las principales empresas de telecomunicaciones del planeta -y otras organizaciones vinculadas- se encuentran inmersas en una batalla por ser las primeras en el despliegue del 5G -la primera videollamada con el nuevo estándar, el primer contacto con tecnología SA o 'stand-alone', el primer país del mundo en implantar una red comercial son algunos de los méritos que se han ido distribuyendo las compañías-.

Sin embargo, su popularización se hará esperar, y en un primer momento no será exactamente el salto evolutivo que cabría esperar del 'hype' generado alrededor de la futura generación de redes. Estas son algunas de las conclusiones de un informe de la consultora 451 Research, encargado por el proveedor de equipos tecnológicos Vertiv.

El estudio se basa en los datos recabados entre más de 100 responsables de empresas de telecomunicaciones en todo el mundo relacionadas con el 5G. De acuerdo a las respuestas de los participantes, apenas un 12% de los primeros servicios 5G llegarán en el 2019. El grueso de esta primera fase se desarrollará entre el 2020 y 2021, con unos porcentajes del 53% y el 33% respectivamente. Sin embargo, habrá que esperar varios años más hasta alcanzar una cobertura del 50% o superior: no se conseguirá este despliegue hasta después del 2023, y para llegar al 100% tendrá que pasar casi una década.

En cuanto a qué cabe esperar de la nueva red, un 96% de las personas encuestadas dicen que para el 2021 prevén que el 5G se aplique en servicios de datos ya existentes, y cae al 32% el porcentaje entre las que dicen que serán de tipo empresarial. El 39% espera nuevos servicios para el usuario; también aquí cae el total de los que esperan nuevas aplicaciones empresariales, en este caso al 18%. Un punto por encima, en el 19%, están los que estiman que el 5G favorecerá nuevas herramientas para desarrolladores habilitadas por el edge computing.

Precisamente esta es una de las tecnologías que se destacan en el informe, que califica el edge-computing multiacceso como "la arquitectura de red de telecomunicaciones emergente que lleva las capacidades de la nube directamente a la red de acceso de radio". El 5G favorecerá la proliferación de nuevos casos de uso en el extremo de la red aún bajo requerimientos avanzados de alta velocidad y baja latencia. Ecosistemas como el de edificios, fábricas y ciudades inteligentes se verán favorecidos por nuevo modelo.

El porcentaje de participantes que apuestan por estas herramientas es mayoritario: un 37% ya están inmersos en el despliegue de estas infraestructuras como parte de sus operaciones LTE, previas al propio despliegue del 5G; y un 47% tiene planes para introducir el modelo de edge computing multiacceso como apoyo a las aplicaciones de baja latencia. Además, la habilitación de nuevos modelos 5G y edge computing originan una necesidad creciente de arquitecturas de gestión remota.

El estudio también identifica los principales desafíos en conectividad para la llegada del 5G. Un 64% de encuestados cita la actualización de la capacidad de acceso a la red de la capa de agregación para habilitar 5G para servicios comerciales más críticos. Para cerca de la mitad, entre el 52 y el 50%, serían el añadido de ancho de banda de backhaul o nuevos enlaces a estaciones base 5G, la realización de pruebas de seguridad de red para el cumplimiento y mitigación de riesgos, y la suma de capacidad de fronthaul a las torres de radio 5G.