Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Red Hat redefine el Kubernetes empresarial

A través de la automatización del stack completo con Red Hat OpenShift 4

[10/05/2019] Durante la Red Hat Summit se presentó también Red Hat OpenShift 4, la próxima generación de su plataforma de Kubernetes empresarial, rediseñada para responder a las complejas realidades que plantea la orquestación de contenedores en sistemas de producción.

"OpenShift 4 propone una experiencia de nube en toda la nube híbrida, al facilitar actualizaciones automatizadas en todas las implementaciones de Kubernetes en cualquier lugar. Ofrece además una mayor flexibilidad para el desarrollador y el soporte de Kubernetes Operators, lo que ayuda a sentar una base más sólida y segura para las cargas de trabajo nativas de la nube modernas y emergentes, anotó Ashesh Badani, vicepresidente senior, Plataformas de Nube, Red Hat.

De acuerdo al ejecutivo, Red Hat OpenShift 4 fue ideado para funcionar en entornos diversos y, como tal, inaugura la próxima era del estándar de Kubernetes para automatizar y poner en funcionamiento las buenas prácticas de las plataformas de aplicaciones modernas. Señaló que, Red Hat OpenShift 4 funciona como una experiencia de nube unificada para el universo híbrido y propone un enfoque que prioriza la automatización junto con:

  • Una plataforma autogerenciada para la nube híbrida, que brinda una experiencia de nube a través de actualizaciones de software y una gestión del ciclo de vida automáticas en toda la nube híbrida, y que cuenta con el sólido respaldo de Red Hat Enterprise Linux y Red Hat Enterprise Linux CoreOS. Esto favorece una mayor seguridad, auditabilidad, repetibilidad, facilidad de gestión y experiencia del usuario.
  • Adaptabilidad y soporte heterogéneos disponibles en los próximos meses en los principales proveedores de nubes públicas, como Alibaba, Amazon Web Services (AWS), Google Cloud, IBM Cloud, Microsoft Azure, tecnologías de nube privada como OpenStack, plataformas de virtualización y servidores físicos.
  • Instalación del paquete de soluciones completo optimizada mediante un proceso automatizado que acelera y hace más fácil dar el primer paso con Kubernetes empresarial.
  • Implementación de aplicaciones y gestión del ciclo de vida simplificadas a través de Kubernetes Operators. "Red Hat fue la primera empresa en crear aplicaciones complejas con estado en Kubernetes de la mano de Operators, que automatiza el mantenimiento de las aplicaciones, el escalamiento y la recuperación de fallas. Ahora OpenShift 4 incluye Red Hat OpenShift Certified Operators. Tras un trabajo en conjunto con el vasto ecosistema de partners, OpenShift 4 incluye un amplio conjunto de aplicaciones para funcionar 'como servicio' en toda la nube híbrida, indicó Badani.

Desarrolladores empoderados para innovar

El desarrollo de aplicaciones es una función imprescindible para muchas organizaciones de TI dado el papel que juega en acelerar la transformación digital. De acuerdo al ejecutivo, OpenShift 4 responde a las cambiantes necesidades que plantea este desarrollo al ser una plataforma sólida que optimiza la productividad del desarrollador a través de las siguientes funcionalidades:

  • Servicios de aplicaciones y automatización autogestionados que ayudan al desarrollador a ampliar su aplicación mediante el aprovisionamiento "a pedido de servicios de aplicaciones y la automatización de aplicaciones contenerizadas del estilo "diseñe e implemente sustentada por Operators.
  • Red Hat CodeReady Workspaces, que facilitan que el desarrollador aproveche el poder de los contenedores y Kubernetes mientras trabaja con las herramientas de entorno de desarrollo integrado (IDE) que conoce y utiliza a diario. Los CodeReady Workspaces son más uniformes, colaborativos y seguros que cuando los contenedores o máquinas virtuales (MV) se ejecutan en una laptop. Incluyen las herramientas y dependencias necesarias para codificar, diseñar, probar, ejecutar y depurar aplicaciones contenerizadas en un IDE basado en la web.
  • OpenShift Service Mesh combina los proyectos Istio, Jaeger y Kiali y se presenta como una funcionalidad única que codifica la lógica de la comunicación para arquitecturas de aplicaciones basadas en microservicios, liberando así a los desarrolladores para que puedan dedicar su atención a la lógica empresarial.
  • Knative para crear aplicaciones sin servidor en una versión preliminar para el desarrollador, que convierte a Kubernetes en la plataforma ideal para crear, implementar y gestionar cargas de trabajo serverless o que funcionen como servicio (FaaS). Knative presenta marcos para escalada a cero, autoescalado, compilación en clústeres y gestión de eventos para desarrollar aplicaciones nativas de la nube en Kubernetes. Al ocultar las partes complejas del diseño, la implementación y la gestión de las aplicaciones, Knative hace posible que los desarrolladores se concentren en escribir código.
  • KEDA (autoescalado impulsado por eventos con base en Kubernetes). Es el producto de una colaboración entre Microsoft y Red Hat que facilita la implementación de contenedores severless impulsada por eventos en Kubernetes y habilita las Funciones Azure en OpenShift, en una versión preliminar para el desarrollador. Permite el desarrollo acelerado de funciones serverless impulsadas por eventos con Red Hat OpenShift en toda la nube híbrida y en modo local.
  • Entornos de aplicaciones definidos por Operator sobre OpenShift con Red Hat Middleware, que trasladan el poder de OpenShift Certified Operators a las tecnologías críticas de integración y automatización de procesos. Esto facilita que las organizaciones de TI unifiquen sus entornos de desarrollo en torno a las capacidades de Operator, permitiéndole al desarrollador enfocarse solamente en proveer servicios y aplicaciones de próxima generación sin tener que preocuparse por actualizar o prestar soporte a las herramientas.
  • Red Hat OpenShift Container Storage 4 definido por Operator, actualmente en desarrollo. Ofrece un almacenamiento persistente y sumamente escalable para aplicaciones nativas de la nube que requieran de funciones como encriptación, replicación y disponibilidad en toda la nube híbrida. Los equipos de aplicaciones pueden aprovisionar volúmenes persistentes de manera dinámica para una amplia variedad de categorías de cargas de trabajo que incluyen bases de datos SQL/NoSQL, proyectos CI/CD y AI/ML.

Red Hat OpenShift 4 estará disponible el mes próximo.