Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

FireEye adquiere a empresa de pruebas de seguridad Verodin

[31/05/2019] FireEye ha adquirido la empresa de ciberseguridad Verodin por 250 millones de dólares en un acuerdo cerrado el 29 de mayo.

La adquisición dará al proveedor de ciberseguridad con sede en Estados Unidos acceso a la plataforma de instrumentación de seguridad de Verodin, una herramienta utilizada para probar la eficacia de los controles de ciberseguridad.

FireEye, que pagó por la empresa con sede en Virginia en efectivo y en acciones, espera añadir aproximadamente 20 millones de dólares a la facturación en el 2019, y más de 70 millones de dólares a la facturación en el 2020.

Fundada en el 2014 por Ben Cianciaruso y Christopher Key, Verodin afirma tener una base de clientes global que abarca "todas las principales verticales", y está respaldada por inversores como Blackstone, ClearSky y Citi Ventures.

Según FireEye, Verodin integrará su propia solución con las capacidades de orquestación de seguridad FireEye Helix del proveedor.

Los clientes también podrán implementar las soluciones de medición y validación de ciberseguridad de Verodin como servicio a través del servicio de defensa gestionado FireEye y como servicio automatizado de peritaje a petición.

Los productos de Verodin se venderán de forma independiente a través de los propios distribuidores de la nueva empresa, así como en todo el mundo a través de los socios de canal de FireEye.

"Verodin nos da la capacidad de automatizar las pruebas de eficacia de la seguridad utilizando los sofisticados ataques a los que pasamos cientos de miles de horas respondiendo, y proporciona un enfoque sistemático, cuantificable y continuo para la validación de programas de seguridad", señaló Kevin Mandia, CEO de FireEye.

"Creemos que no hay mejor manera de entrenar a las personas e instrumentar una mejor seguridad que atacando continuamente el medio ambiente y adaptando los controles de seguridad a las amenazas reales".

Para todo el año fiscal 2019, FireEye espera generar ingresos en el rango de 890 millones a 900 millones de dólares.

Por su parte, Christopher Key, antiguo CEO de Verodin, dijo que la adquisición permitiría a la compañía ayudar a los clientes a adoptar un "enfoque proactivo para comprender y mitigar los riesgos, ineficiencias y vulnerabilidades únicas de sus entornos".