Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Un 19% de las organizaciones reporta haber sufrido una pérdida reputacional

[25/06/2019] Cyxtera Technologies, compañía de infraestructura segura, dio a conocer los resultados de "Las Nuevas Caras del Fraude 2019, sondeo que demuestra los fraudes más comunes que sufren las organizaciones, y las mayores brechas que existen para detectar y prevenir fraudes.

"Los ataques están evolucionando a una velocidad extremadamente rápida y los cibercriminales están constantemente cambiando sus tácticas, buscando nuevo ángulos y vectores a través de los cuales puedan penetrar las organizaciones. Las entidades necesitan automatizarse, aprovechar la inteligencia artificial y machine learning, para responder a los ataques a la misma velocidad en que los atacantes los lanzan, explica Michael López, vicepresidente de Operaciones de Cyxtera Technologies.

La detección de fraude ha sido siempre un tema importante para esta encuesta que se lleva a cabo anualmente. En el pasado, añadió el ejecutivo, un alto porcentaje de los encuestados comentaba que aprendieron por primera vez de incidentes de fraude cuando sus clientes los notificaron al respecto. "Pero los tiempos han cambiado, y hoy las organizaciones están entendiendo que la seguridad cibernética es un área que evita tener pérdidas financieras, sostuvo López.

Cyxtera Technologies detalla a continuación, las siete conclusiones más relevantes encontradas en el sondeo del 2019:

  1. Un 79% de los encuestados admitió que los incidentes de fraude han aumentado o se han mantenido desde el año 2017.
  2. El 70% de los líderes en seguridad reportó que las pérdidas financieras vinculadas a fraudes han aumentado o se han mantenido en el mismo periodo de tiempo.
  3. En cuanto a los métodos de detección de fraude, un 66% utiliza análisis de datos automatizados o monitoreo de transacciones.
  4. 43% de las organizaciones reportaron que la mayor amenaza a sus defensas es la rapidez con la que se propaga el fraude.
  5. Respecto a las consecuencias no financieras, un 46% de los encuestados admitió haber sufrido una baja de productividad en su organización luego de un incidente de fraude.
  6. Adicionalmente, un 19% reportó haber sufrido una pérdida reputacional tras un ataque cibernético.
  7. Ninguno de los encuestados espera que su presupuesto para la prevención de fraude disminuya el próximo año. De hecho, un 65% espera que su presupuesto aumente.

Los expertos de Cyxtera indican que, para detectar y responder a tiempo, las instituciones necesitan ir más allá que los controles tradicionales y aprovechar el poder de tecnologías emergentes como machine learning, análisis de datos y biometría.

"Las personas siempre temen a lo que es nuevo, porque hay un factor de intimidación e históricamente a la industria de seguridad no le gusta enfrentar el cambio con nuevas tecnologías. Pero hemos visto que tecnologías como biometría y análisis de big data pueden brindar innumerables beneficios, y una vez que las organizaciones prueban y ven el impacto que éstas pueden tener, realmente se entusiasman y deciden aprovecharlas, concluyó López.