Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Nuestros avances en gobierno digital según la OECD

[31/07/2019] Hace tres años, en el 2016, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OECD, por sus siglas en inglés), llevó a cabo el Public Governance Review of Perú, un documento en el que la organización analizaba seis importantes áreas de políticas públicas, una de las cuales era la relativa al gobierno digital.

En base a ese documento, la OECD recientemente publicó otro documento, el Digital Governance Review, que se centra en lo que el país ha avanzado en términos de gobierno digital, en base a las recomendaciones de políticas que se realizaron en el documento del 2016. En este Digital Governance Review se cubren tres campos (Gobierno digital, transformación de los servicios digitales y sector público basado en los datos) en base a los cuales se hacen nuevamente otras recomendaciones para seguir avanzando en cuanto a Gobierno Digital.

La OECD reconoce los esfuerzos realizados por el país para desarrollarse en este campo, especialmente aquellos que se han logrado gracias a la instauración de la Secretaría de Gobierno Digital (SeGDi) en el 2017 y a la más reciente Ley de Gobierno Digital -de setiembre del año pasado- de la cual ya hemos escrito hace un tiempo.

A continuación, algunas de las evaluaciones y recomendaciones que la OECD lanzó sobre nuestro gobierno digital.

Gobernanza del gobierno digital

El informe de la OECD reconoce a la creación de la SeGDi como un paso importante para el fortalecimiento de la gobernanza y el marco institucional del gobierno digital. No solo eso, también la señala como la forma en que el gobierno digital se ha acercado al gobierno central, dándole visibilidad y soporte político. Este acto es acorde con las prácticas de los gobiernoS que son parte de la OECD.

De la misma forma, reconoce en esta misma línea, la creación del Comité de Alto Nivel por un Perú Digital, Innovador y Competitivo, en noviembre del 2018. Dicho comité tiene por objetivo la coordinación multisectorial, articulación y promoción de las acciones relacionadas al desarrollo y consolidación del gobierno digital, la innovación y la economía digital.

Igualmente, también se muestra de acuerdo con la promulgación del Decreto Supremo 033-2018-PCM que establece un líder de gobierno digital en todas las agencias gubernamentales. Como señala el documento, este puesto ofrece una oportunidad para mejorar la implementación colaborativa y coordinada de las políticas de gobierno digital, ya que este líder debe trabajar de cerca con el líder nacional, es decir, la secretaria de la SeGDi. Sin embargo, el documento señala que aún se puede generar un mecanismo de coordinación que incluya a los CIO o líderes de transformación digital de los organismos gubernamentales.

Sobre estos puntos, la OECD recomienda establecer un organismo de coordinación que apoye en la implementación del gobierno digital. También recomienda incorporar los principios guía establecidos en la Ley de Gobierno Digital en todas las pautas y estándares para el uso de la tecnología en el sector público. Igualmente, sugiere el establecimiento de un fondo para financiar los proyectos de gobierno digital estratégicos. Además, recomienda crear un centro nacional de riesgos de seguridad digital y respuesta ante incidentes en colaboración con el sector privado y grupos de interés externos.

La transformación del servicio digital

Los pobres niveles de digitalización de los servicios y trámites ante el Estado en el Perú son un freno para su desarrollo. Sin embargo, la OECD reconoce que el Estado peruano ha realizado avances significativos en este campo gracias a la creación de Gob.pe, el portal del Estado peruano.

Gracias a la Ley de Gobierno Digital, las instituciones tienen que mudar sus servicios a este portal; lo cual, a decir de la OECD, permitirá a las SeGDi redefinir estos procesos desde cero, en lugar de digitalizar procesos que probablemente estén mal estructurados desde su versión fuera de línea. Luego de dos años de pruebas, el portal fue lanzado en el 2018.

Otro de los puntos que analiza el reporte es la creación de habilidades digitales en el sector público. Las habilidades técnicas para soportar la transformación digital del gobierno son escazas y enfrentan mucha demanda. Para enfrentar esta realidad, el gobierno del Perú urgentemente necesita dar prioridad a las estrategias que mejoren y actualicen las habilidades de sus colaboradores o atraigan nuevos colaboradores.

Un componente crítico adicional para mejorar la capacidad digital del gobierno es la mejora de los marcos de adquisición de tecnologías para soportar los esfuerzos de digitalización. Ahora, los gobiernos adquieren tecnología en base a las necesidades de los usuarios y los activos existentes.

Sobre estos puntos, la OCDE recomienda desarrollar un marco de competencias para el programa de Líderes de Gobierno Digital en donde se incluyan las habilidades de liderazgo, colaboración, innovación y gestión de datos. Además, se debe revisar los marcos de selección de personal para asegurarse de que se evalúe el talento digital.

También se recomienda al gobierno asociarse con Servir para establecer una academia digital que ayude a crear las capacidades digitales de los servidores públicos; además, revisar los marcos de adquisición de tecnología para que la comisión de los activos TIC se base en las necesidades de los usuarios; habilitando, además, enfoques ágiles e iterativos en lugar de los clásicos modelos de gestión de proyectos en cascada.

El sector público basado en datos

Sin duda, el petróleo de nuestros días son los datos y por ello es importante que las organizaciones del sector público también sepan aprovechar este nuevo y valioso activo. La OCDE ha reconocido los esfuerzos del gobierno peruano para lograr que el Estado haga un mejor uso de los datos que tiene.

Uno de esos reconocimientos se ha dado sobre el decreto legislativo 1246 del 2016 que obligaba a las instituciones públicas a conectarse a la Plataforma de Interoperabilidad del Estado (Pide). Además, el decreto legislativo 1310 del 2016 obligaba que todos los sistemas de gestión documental estuvieran conectados a la Pide para el 31 de diciembre del 2018.

Sobre estos puntos, la OECD lanzó las siguientes recomendaciones: considerar la creación del puesto de government chief data officer (GCDO) o equivalente para desarrollar una estrategia gubernamental de datos y generar en el sector público la capacidad de extraer valor de sus datos.

También, mapear, gobernar y administrar los activos de datos del sector público, identificando las oportunidades estratégicas en el uso de los datos y mejorar el desempeño del gobierno y y usar pronósticos para mitigar riesgos y evaluar oportunidades.

Igualmente, recomendó sensibilizar al liderazgo mayor de los organismos sobre la importancia estratégica de los datos de gobierno abierto y los enfoques basados en los datos.