Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

3G y 4G representarán el 72% de la facturación M2M en el 2024

[19/08/2019] El peso del 5G, pese a todo su bombo actual, se mantendrá relativamente menguada en los próximos cinco años; al menos, en lo que a conexiones entre aparatos se refiere. Así lo indica un estudio de la firma de análisis ABI Research sobre el mercado M2M.

Según esta, en el 2024 las conexiones 3G y 4G representarán el 72% de los ingresos totales por servicios de valor agregado M2M, pese a los esfuerzos de los operadores en el desarrollo de nuevas redes 5G o LPWA -de baja potencia y largo alcance-.

Dan Shey, vicepresidente de ABI Research, explicó en un comunicado que el resultado se debe tanto por la influencia de los vehículos conectados, que seguirán apostando por el 3G y 4G, como a los proveedores, que buscan dar soluciones completas a verticales muy específicas. "Independientemente de la tecnología de red", señaló, "los operadores pueden obtener una mayor participación en los ingresos por servicios de valor agregado al formular el conjunto correcto de servicios y asociaciones para crear soluciones M2M integrales de alto valor".

De ahí que este mercado no se limite únicamente a los ingresos por conexiones. La firma estima que, entre el 2019 y el 2024, las conexiones M2M se multiplicarán por cinco, pasando de los 620 millones previstos para el 2019 a tres mil millones en el 2024. Los ingresos por conexión, en cambio, se duplicará hasta los 32 mil millones de dólares, y será apenas un 14% del total de la facturación por servicios de valor agregado M2M móviles en el 2024.

Desde el informe de ABI señalaron que, para mejorar sus posibilidades de ingresar en el mercado M2M, los operadores de red deben expandir sus capacidades horizontales, asociarse con especialistas verticales y subir en la pila de valores. También señaló como claves para la captación de ingresos del mercado de conexiones entre máquinas, el apostar por servicios de valor relacionados con el análisis o las plataformas, más allá del propio dispositivo y la conectividad.