Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Foro CenturyLink: La transformación exponencial

[03/09/2019] La semana pasada se realizó en Lima la décimo primera edición del Centurylink Forum, esta vez dedicado al tema "Exponential Transformation, un título que alude a la velocidad con la que actualmente se están produciendo los cambios en la industria de la tecnología.

El foro presentó los numerosos casos en los que la velocidad de la transformación ha creado nuevos entornos, sobre todo en el ámbito de las organizaciones empresariales. ¿Cómo enfrentamos estos cambios? En realidad, ese fue el tema principal de las exposiciones. Los cambios son inevitables, y toca a las organizaciones encontrarse preparadas para no solo enfrentarlos sino también aprovecharlos.

Gianni Hanawa, director comercial de CenturyLink Perú.
Aceleración exponencial

Como en años anteriores, el inicio estuvo marcado por la exposición de Gianni Hanawa, director comercial de CenturyLink Perú. Hanawa, en esta ocasión, sostuvo que "hoy todas las empresas buscan innovar, y no solo innovar sino ser disruptivas y romper permanentemente paradigmas que se van generando a lo largo del tiempo.

Es por ello que Hanawa afirma que ya no se habla de transformación digital sino de aceleración exponencial, transformación exponencial o de organizaciones exponenciales. Es la aceleración en la transformación que se da debido al ingreso de jugadores más agresivos. Por ejemplo, si hasta hace poco se hablaba de Netflix como ejemplo de transformación, ahora tendrá que demostrar que tan fuerte es al enfrentar a nuevos jugadores como Disney+, una nueva plataforma de streaming que aparecerá a fines de este año en Estados Unidos y el siguiente en América Latina y el resto del mundo.

La fortaleza de Disney+ es que, paradójicamente, no solo es una firma digital, sino que tiene una amplia experiencia en el mundo real a través de sus parques temáticos y sus enormes cantidades de merchandizing, que Netflix no tiene. Se trata entonces de un actor que maneja el concepto de phigital -combinación de phisical y digital- y que podrá cambiar los modelos de negocio que vemos actualmente.

Y si el año pasado Hanawa retó a los expositores a realizar sus presentaciones sin mencionar a los clásicos ejemplos de Netflix, Uber o Airbnb, ahora la valla la puso un poco más alta: pidió que no se mencionara la transformación digital.

Y así comenzó el evento.

Luis Piccolo, vicepresidente de Ventas del clúster sur de CenturyLink.
Luis Piccolo,CenturyLink
Los negocios transformacionales

El primer expositor de aquella mañana fue Luis Piccolo, vicepresidente de Ventas del clúster sur de CenturyLink, quien dedicó su exposición al "Modelo de negocios transformacionales.

De acuerdo con el ejecutivo, la tecnología está redefiniendo la forma en que los negocios se conectan con sus clientes. Estamos en medio de una revolución 4.0 y lo que se viene es un tipo de evolución que no se ha visto antes: un crecimiento exponencial. Este crecimiento ya se puede ver en la velocidad de adopción de las nuevas tecnologías y de los nuevos servicios, basta con ver la velocidad con la que las redes sociales ganan usuarios, millones en cuestión de un pocos años.

Esto representa desventajas y ventajas. Una de las primeras, por ejemplo, es la incapacidad de las actuales computadoras para resolver los problemas de encriptación. Simplemente, una computadora clásica no puede resolver la cantidad de exponencial de operaciones para descifrar un mensaje.

Por otro lado, la velocidad exponencial del actual entorno genera fenómenos como el marketing viral, el cual es capaz de llegar a audiencias enormes en poco tiempo, ayudando así a diseminar la información con mayor rapidez y entre más personas.

Esta forma de desarrollo también se puede detectar incluso en los fenómenos económicos. Cuando se desarrolló el primer hub de Silicon Valley se hizo a partir de la explosión de profesionales que se produjo a partir de la compañía Fairchild Semiconductor, la que introdujo el primer circuito integrado comercialmente viable.

Esto es lo que Piccolo denominó Capitalismo Cuántico; el cual, a partir de la semilla de Fairchild ha creado 92 empresas relacionadas con la compañía primigenia. Estas empresas tienen ahora un valor de 2,1 billones de dólares, es decir, una cifra superior al PBI anual de países como Canadá, India o España.

Este capitalismo cuántico, aplicado al mercado tecnológico, es el que ha permitido el crecimiento de un ecosistema digital enorme. De hecho, como señaló Piccolo, cada nueva tecnología potencia el desarrollo de otras tecnologías afines y se desarrollan infraestructuras de servicio y plataformas de acceso. Las barreras de entrada a estas nuevas tecnologías tienden a bajar.

Y si se habla de capitalismo cuántico era obvio que se hablara de computación cuántica. Piccolo sostuvo que actualmente las computadoras cuánticas se están haciendo más poderosas y, de hecho, ya se tiene computadoras de este nivel. Quizás la más conocida sea la famosa IBM Q, la cual incluso ya puede ser utilizada más allá de los usos científicos.

Entre las aplicaciones de la computación cuántica se encuentran la química, la optimización, el aprendizaje automático, la ciencia de materiales y los problemas desconocidos.

Álvaro Merino Reyna, CEO de Sapia.
Álvaro Merino Reyna, Sapia.
Los negocios cognitivos

La inteligencia artificial (IA) es otra de esas tendencias que han ganado titulares en los medios en los últimos tiempos. Y no es de sorprender. La promesa de la inteligencia es apartarnos de las tareas repetitivas para poder concentrarnos en aquellas actividades que, en realidad, generen valor. De eso habló otro de los expositores, Álvaro Merino Reyna, CEO de Sapia.

Por supuesto, lo primero que se podía hacer era, precisamente, definir a la IA. De acuerdo con la definición del expositor, la IA es un programa diseñado para realizar actividades consideradas propias de la inteligencia humana.

Y ya que el título de la presentación era más bien "negocios cognitivos era necesario también definir qué es la cognición. Merino Reyna la definió como la capacidad del ser humano de procesar la información captada a través de los sentidos. La percepción, la comprensión, la memoria, el lenguaje, la orientación y el razonamiento son habilidades cognitivas.

Visto de esta forma, también se puede, entonces, definir los fundamentos de la inteligencia artificial:

  • Hay una programación básica, aunque compleja. Se programa para aprender.
  • Lo que la IA realice depende de la calidad del entrenamiento y de la información, lo que se puede resumir en la frase inglesa "garbage in, garbage out.
  • La IA no sabe lo que no se le enseñó y trabaja en base a casos de uso.
  • A diferencia de la inteligencia humana, la memoria y la capacidad de proceso no están condicionadas por una capacidad claramente acotadas, es decir, la IA no tiene el inconveniente de no poder acordarse de 100 números telefónicos a la vez, si es necesario.

En base a estos fundamentos es que se puede determinar también casos de uso para la IA. De hecho, de acuerdo con el expositor, los usos más comunes de la tecnología en la actualidad son el procesamiento de lenguaje natural (chatbots, asistentes virtuales, traductores), reconocimiento visual y espacial, análisis masivo o muy especializado de información y aplicaciones específicas (combinaciones de todo lo anterior).

En salud, se puede utilizar la IA para tener una segunda opinión, realizar el diagnóstico de enfermedades, análisis de tumores y realizar prevención de enfermedades.

En el campo de la seguridad, se puede utilizar la IA para el control de migraciones, del tráfico, vigilancia por video y análisis de información integrada con la IoT.

Incluso en el campo de la educación ya se tiene un ejemplo. Jill Watson es un asistente de cátedra en el Tecnológico de Georgia, y fue tan útil que los estudiantes no creyeron que se trataba de Watson, el servicio de IA de IBM, pero utilizado como asistente de cátedra.

En el Perú, existen casos públicos como Sofía de Sunat, Arturito del BCP, el reclutador de Innova Schools y el analizador de medios digitales de Roche.

Las tecnologías emergentes

Otro de los segmentos que se ofrecieron en el foro fue un panel dedicado a analizar las tecnologías emergentes. En el panel se encontraron Ariel Abrancato, sales manager south Latam de Kodak Alaris; Sergio Sotelo, IBM Data Science & AI Leader para Sudamérica Hispana; y Diego Francia, sales manager Perú de Red Hat. El panel fue moderado por Augusto Towsend, periodista y emprendedor social.

Ariel Abrancato, sales manager south Latam de Kodak Alaris; Sergio Sotelo, IBM Data Science & AI Leader para Sudamérica Hispana; Diego Francia, sales manager Perú de Red Hat; y Augusto Towsend, periodista y emprendedor social.
CenturyLink

Abrancato indicó que el mercado siempre busca hacer más eficientes sus procesos y acercarse a sus clientes, para ello buscan diversas herramientas. Y la herramienta con la que trabaja Kodak Alaris es la automatización de los procesos, la cual, de acuerdo con Abrancato, recién se está empezando a adoptar. Y por ello se ve una gran oportunidad de crecimiento y desarrollo en esta área.

Por ejemplo, un estudio de una consultora señala que solo el 47% de los procesos de los bancos se encuentran digitalizados, lo cual implica que hay campo para crecer. Por otro lado, existe otro estudio que señala que el 59% de las organizaciones considera que el principal obstáculo para realizar la transformación digital en las empresas es la propia cultura de la empresa. Pero ellos mismos reconocen que serán los bancos con más servicios digitales los que tendrán la mayor ventaja en el futuro. Entonces, es necesario adecuarse a este nuevo entorno, o enfrentar en el futuro un escenario muy desafiante.

Por su parte, Sotelo indicó que la IA tiene 60 años entre nosotros, pero aún no se ha posicionado. Con los años ha estado introduciéndose en diferentes ámbitos y resolviendo problemas, pero, como resaltó el expositor, solo hace eso: resolver problemas en un ámbito definido. Se trata de una inteligencia artificial acotada.

Para que la IA pueda reemplazar a las personas en cualquier ámbito se requerirá de la llamada IA General, la cual, se estima, estará entre nosotros dentro de 30 o 50 años. A pesar de ello, por lo pronto, nos encontramos en un momento en el que tenemos la oportunidad de hacer cosas con la gran cantidad de información que existe en el mundo. Es en este momento en el que podemos aplicar la IA para lograr el crecimiento exponencial del cual se habla. Es el inicio de la empresa cognitiva.

Finalmente, Francia indicó que, desde la perspectiva de Red Hat, indicó que para la compañía no es extraña la innovación, eso han estado haciendo durante todos estos años. Sin embargo, sí es importante reconocer que son las propias organizaciones las que deciden qué utilizar en toda esta revolución. Y eso es algo cultural.

La cultura es importante entonces porque, si bien la tecnología puede transformar a la organización, la cultura es lo que hace que se adopte adecuadamente esos cambios.

Como cierre

Al final, Piccolo reconoció que la propia CentiryLink se encuentra en medio de una transformación. Ello implica cambiar el foco de su negocio, es decir, dejar de ser una telco tradicional para convertirse en una empresa de tecnología. A su vez, ello llevó a la firma a cambiar su portafolio de servicios -ahora está muy orientado a todo lo relacionado con TI, nube, nube híbrida- y la experiencia que pueden ofrecer a sus clientes.

"Si hay algo por lo que nos queremos diferenciar es por la excelencia operacional. Pero nuestra aspiración máxima es que nuestros clientes tengan mucha confianza en nosotros y que tengan 100% satisfechas sus necesidades, finalizó.