Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Cisco y Apple se unen para mejorar el iPhone 11 para Wi-Fi 6

[18/09/2019] Los beneficios de la colaboración entre Apple y Cisco para mejorar el rendimiento del iPhone en las redes inalámbricas empresariales seguirán creciendo a medida que el iPhone 11 adopte la tecnología Wi-Fi 6.

La relación establecida en el 2015 tiene como objetivo optimizar las redes de Cisco para dispositivos y aplicaciones iOS mediante la estrecha integración de los dispositivos iOS de Apple, como el iPhone y la iPad, con los entornos empresariales de Cisco.

Es un reflejo de cómo los teléfonos inteligentes móviles y otros dispositivos inteligentes se han convertido en una parte integral de las empresas. Por ejemplo, Cisco señala que para el 2022, habrá 8.400 millones de dispositivos portátiles o personales listos para usar, y 111.400 millones de exabytes de tráfico de datos móviles se descargarán a Wi-Fi para el 2022, en comparación con los 13.400 millones de exabytes del 2017, según el Índice de Redes Visuales de Cisco.

Además, Cisco predice que para el año 2022, el 51% del tráfico IP total será Wi-Fi, y la velocidad media de conexión Wi-Fi será de 54,2 Mbps.

El anunciado soporte de Apple para Wi-Fi 6 (802.11ax) en sus próximos iPhones podría ser una gran ayuda para los usuarios empresariales, anotan los expertos. Esto se debe a que en parte Wi-Fi 6 está diseñado para entornos públicos o privados de alta densidad. Pero también será beneficioso en los despliegues de la Internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés), y en las oficinas que utilizan aplicaciones de ancho de banda como las videoconferencias.

Por su parte, Cisco se encuentra inmersa en WI-FI 6. En abril, la compañía lanzó una nueva familia de puntos de acceso (AP) basados en Wi-Fi 6 para sus carteras Catalyst y Meraki.La familia Cisco Catalyst 9100 y los puntos de acceso Meraki MR 45/55 Wi-Fi 6 están construidos sobre silicio Cisco y se comunican mediante protocolos anteriores a 802.1ax. El silicio en estos puntos de acceso actúa como un sensor rico que proporciona a TI información sobre lo que está ocurriendo en la red inalámbrica en tiempo real, y que permite reacciones más rápidas a problemas y preocupaciones de seguridad, señaló la compañía.  

Además de los AP y un nuevo conmutador 9600, Cisco amplió su comunidad de desarrollo de software -DevNet- para ofrecer laboratorios de aprendizaje Wi-Fi 6 y recursos para desarrolladores. Los APs de Cisco son pre-estándar, pero otros proveedores como Aruba, NetGear y otros también están vendiendo dispositivos 802.11ax pre-estándar.

Durante el último año hemos visto a los proveedores de WLAN empresariales lanzar puntos de acceso compatibles con Wi-Fi 6, creando una cartera de infraestructura soportada por Wi-Fi 6. "Pero, algunas empresas han estado esperando para adoptar este equipo Wi-Fi 6 debido a la falta de dispositivos cliente que soporten el estándar", indicó Brandon Butler, analista senior de investigación de IDC.

"Esto hace que la compatibilidad de Apple con Wi-Fi 6 en el iPhone 11 sea muy importante para la industria inalámbrica. El S10 de Samsung también soporta Wi-Fi 6, lo que significa que dos de los fabricantes de teléfonos más populares ahora tienen dispositivos compatibles con Wi-Fi 6".

Y la asociación Cisco con Apple solo impulsará el Wi-Fi 6 y el papel fundamental del iPhone en las redes Wi-Fi empresariales.

"Wi-Fi 6 permite una mayor densidad de dispositivos Wi-Fi, al permitir que cada punto de acceso inalámbrico admita más dispositivos simultáneamente, al tiempo que se mantiene el rendimiento completo", escribió Scott Harrell, vicepresidente senior y director general de redes empresariales de Cisco en un blog que describe la relación de la empresa con Apple. "Wi-Fi 6 también permite la programación milisegundo a milisegundo de la comunicación Wi-Fi, mejorando la previsibilidad y eficiencia de la transmisión de datos, lo que puede tener un gran impacto en la fiabilidad de las aplicaciones críticas para la empresa", declaró Harrell.

Cisco y Apple han desarrollado y seguirán desarrollando una serie de productos de software que funcionarán con la próxima versión de Apple iOS 13.

Por ejemplo, el software Cisco Fast lane permite a los clientes priorizar los flujos de tráfico Wi-Fi en función de la importancia de una aplicación iOS en particular.

Fastlane ofrece a los departamentos de TI de las empresas un mecanismo para priorizar el tráfico particular, que se vuelve más importante a medida que el tráfico de la red se hace más denso y las aplicaciones que consideran críticas necesitan acceso a los servicios, señaló el director de tecnología inalámbrica de Cisco, Matt MacPherson.

Otra tecnología clave desarrollada por Cisco/Apple se llama Roaming de Transición Rápida, que permite a los clientes que utilizan dispositivos de Apple, moverse libremente por ubicaciones que tienen múltiples puntos de acceso inalámbricos sin retrasos indebidos en las aplicaciones o pérdida de conexión.

También existe un servicio de validación Cisco DevNet Fast Lane dirigido a clientes que desean desarrollar sus propias aplicaciones. Incluye un servicio para verificar las características de la aplicación iOS en una infraestructura Cisco sin tener que gastar miles de dólares en un banco de pruebas, anotó Cisco.

"Cuando un dispositivo Apple se une a una red con puntos de acceso inalámbricos Cisco, se comunican sobre el entorno inalámbrico local para que el dispositivo pueda saltar rápidamente a un nuevo AP a medida que se mueve", escribió Harrell. "Este sistema también negocia las claves de seguridad entre el dispositivo y los puntos de acceso cercanos, facilitando aún más la transición."

En un esfuerzo por optimizar y solucionar problemas de rendimiento de la red, otro producto desarrollado conjuntamente por Apple y Cisco, denominado WiFi Analytics para iOS, permite a los clientes realizar un seguimiento de los datos de la red, y utilizar esa información para establecer líneas de base y detectar más rápidamente los problemas a medida que los dispositivos iOS se conectan y comunican, anotó MacPherson. Los datos de la red pueden ser utilizados localmente o por el Centro DNA de la plataforma de gestión global de Cisco.

También desarrollada conjuntamente, la aplicación Cisco Security Connector para iOS ofrece a los clientes empresariales control sobre los dispositivos conectados a iOS mediante el control del acceso a sitios maliciosos, y la catalogación de la actividad de los dispositivos para detectar problemas con mayor rapidez.

"Las características que Cisco y Apple han desarrollado están destinadas a optimizar los entornos Wi-Fi, en particular para grandes grupos de usuarios, lo que está adquiriendo cada vez más importancia para las empresas a medida que más usuarios y dispositivos inundan la red", señaló Butler de IDC. "Una mayor comprensión de lo que ocurre en un entorno es de vital importancia para la optimización y la seguridad, por lo que cuanto más puedan compartir información los proveedores de redes y los fabricantes de dispositivos, mejor será para los operadores".

"En términos de lo que todavía se necesita, en términos más generales, hay esfuerzos en la industria para mejorar el traspaso y la gestión conjunta de las conexiones celulares y Wi-Fi, lo que será importante para permitir más LTE privado, CBRS y, eventualmente, casos de uso de 5G en la empresa".

La mayoría de los principales proveedores de WLAN empresariales que han soportado Wi-Fi 6 han creado mejoras adicionales más allá de las habilitadas por el nuevo estándar, y cada uno lo está haciendo de manera diferente, anotó Butler.

"Una de las formas en que Cisco se está diferenciando es a través de su asociación con Apple. Otros proveedores como Aruba tienen asociaciones con empresas como Siemens para permitir el soporte de dispositivos de IoT", añadió Butler."Espero que los proveedores de servicios inalámbricos continúen explorando asociaciones en toda la industria, para facilitar la gestión de las redes empresariales y optimizar la experiencia del usuario final".