Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Firman acuerdo para establecer el modelo educativo P-Tech en el Perú

[01/10/2019] IBM, Fe y Alegría, P-Tech y la Asociación de Universidades confiadas a la Compañía de Jesús en América Latina (Ausjal) establecieron un acuerdo mediante el cual se dará cursos sobre tecnología a un grupo de estudiantes de los colegios administrados por Fe y Alegría.

César Campos, gerente general de IBM Perú; María Romero, directora del Departamento de Formación de Fe y Alegría del Perú; Ernesto Cavassa SJ, rector de la Universidad Antonio Ruiz de Montoya y presidente de la Ausjal.

Para anunciar el acuerdo se realizó una conferencia en la que estuvieron presentes Jesús Tabarés, director del programa Red P-Tech América Latina; César Campos, gerente general de IBM Perú; María Romero, directora del Departamento de Formación de Fe y Alegría del Perú; Ernesto Cavassa, rector de la Universidad Antonio Ruiz de Montoya y presidente de la Ausjal; y Ava Alencastre, directora de Educación Tecnológica y Técnica de Fe y Alegría del Perú.

El acuerdo

De acuerdo con un comunicado de prensa el acuerdo es de carácter regional. El programa P-Tech -que busca brindar a los estudiantes de secundaria educación en temas relacionados a la tecnología como IA, nube y ciberseguridad para luego obtener un certificado que les ayude a ingresar al mercado laboral- abarcará 45 colegios y 10 mil estudiantes en cinco países, incluyendo 12 escuelas en el Perú, tres en Argentina, 14 en Colombia, 15 en Ecuador y una en Guatemala.

"Queremos agradecer a IBM por querer compartir todos esos avances tecnológicos con nuestros estudiantes para mejorar sus condiciones de vida. Vamos a ser beneficiados para que nuestros chicos puedan tener una mejor inclusión social y tengan la posibilidad de desarrollarse plenamente para adquirir mejores condiciones de trabajo y poder también acceder a estudios superiores, sostuvo Romero.

Efectivamente, el programa ofrecerá a los alumnos de Fe y Alegría cursos sobre inteligencia artificial, nube y ciberseguridad, los cuales se impartirán durante tres años -desde tercero a quinto de media-. Se espera que una vez terminado los cursos los estudiantes reciban una certificación con el cual podrían acceder a puestos dentro de las áreas señaladas, como Auxiliares Técnicos, o podrían decidir seguir estudios más profundos en una universidad, pero ya con una base sólida de conocimientos. El objetivo del programa es que los alumnos de estos colegios puedan tener un primer contacto con el sistema de educación superior.

"El programa P-Tech lo que busca es dar las habilidades básicas a jóvenes menos favorecidos de tal manera que puedan participar de la transformación digital, de la nueva economía que se está generando a nivel global, y que así puedan desarrollarse profesionalmente, sostuvo Campos de IBM.

P-Tech es un programa que IBM lanzó hace unos años en Estados Unidos y que se ha ido expendiendo a otros países del mundo. El programa busca ser un modelo de escuela pública que abarca los últimos años de la secundaria, hasta el logro de un título de educación superior que haga al joven empleable y le permita moldear su carrera hacia un área de práctica en crecimiento en la industria local, basado principalmente en los campos de ciencias, tecnología y matemáticas. Actualmente se encuentra en más de 200 colegios en más de 16 países.

Por su parte, Ernesto Cavassa, SJ, sostuvo que la participación de la Ausjal -y de la Universidad Ruiz de Montoya, en particular- se dará a través de la capacitación de los docentes que van a implementar el programa en las escuelas de Fe y Alegría.

"Es muy importante también la posibilidad de que estos chicos formados en educación básica con estas competencias específicas puedan, si quieren, desarrollarse después en educación terciaria y continuar sus estudios en las escuelas universitarias que tiene Ausjal, en los países donde está presente, detalló Cavassa.

Otro punto que destacó Cavassa como parte de la participación de la Ausjal es algo muy propio de la universidad: la investigación para la mejora permanente del programa. "No hay mejora si no hay investigación, la investigación monitorea el programa, va viendo por donde pueden estar los desajustes para perfeccionarlo en la práctica, añadió.

Además, se desea establecer un continuo educativo; es decir, vincular la educación básica, técnica y universitaria para reforzar la formación de los estudiantes -que no se completa a los 16 años cuando salen de la escuela-, y también se busca que el modelo sea replicable.

La implementación

El programa se va a implementar en dos centros de Fe y Alegría, uno es el Cetpro (Centro de Educación Técnica-Productiva) Fe y Alegría 25, y el otro es el colegio Fe y Alegría 25, que se encuentran situados cerca uno del otro, ambos en San Juan de Lurigancho.

Los estudiantes, fuera de su horario escolar y durante los años de educación secundaria -desde el tercer año-, accederán al Cetpro, y durante sus vacaciones accederán a una pasantía en un espacio de trabajo real en IBM y en las empresas que se vayan sumando al programa.

El programa va a comenzar con un piloto de un aula con 24 a 30 estudiantes. En el colegio que se ha escogido para iniciar el programa hay entre 90 a 120 alumnos y todos pueden participar en el grupo, por lo cual se deberá realizar una selección en base a ciertos criterios, siendo el más importante el que sean estudiantes que tengan pocas oportunidades -debido a su situación económica, social, familiar o de rendimiento escolar-, y que tengan el riesgo de quedar 'descolgados' del sistema educativo; y, por supuesto, que tengan interés en la tecnología.

Las clases se realizarían durante un par de días a la semana durante las tardes y en un periodo de tres años. Los cursos tomarán este tiempo -usualmente una carrera en el Cetpro dura entre ocho meses y un año- para no distraer al estudiante de su educación en el colegio.