Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

AWS lanza Outposts para la nube híbrida local

[09/12/2019] Con el objetivo de empujar aún más al público de los centros de datos hacia el mundo de la nube, Amazon Web Services (AWS) anunció la disponibilidad de su tan esperado servicio de nube híbrida Outposts.

Outposts ofrece hardware y servicios locales que permiten los servicios cloud de AWS dentro de los centros de datos de la empresa. Ese mercado local es enorme según Andy Jassy, CEO de AWS, señalando que el 97% del mercado de TI de 3,7T dólares está todavía en fase de preparación y que la industria se encuentra todavía en las primeras etapas de un cambio de las instalaciones a la nube.

"Algunos clientes tienen ciertas cargas de trabajo que probablemente necesitarán permanecer en las instalaciones durante varios años, como las aplicaciones que son sensibles a la latencia y necesitan estar muy cerca de los activos en las instalaciones", declaró Jassy. Los casos de uso incluyen el apoyo a sistemas de control de procesos de fabricación, aplicaciones robóticas muy próximas a los equipos, y el desarrollo de plataformas de comercio de stock de alta frecuencia.

"Esa capacidad no ha sido posible hasta ahora porque las soluciones han carecido de las mismas API, las mismas herramientas, el mismo hardware y las mismas características en las instalaciones y en la nube para ofrecer una experiencia híbrida consistente, afirmó Amazon.

Esa noción tampoco se pierde en los competidores de AWS, ya que Microsoft Azure Arc y Google Athos cuentan con soporte de servicio en nube local. IBM/Red Hat se ha dirigido también al mismo entorno.

Outposts, que se anunció hace un año, ofrece hardware diseñado por AWS que permite a los clientes ejecutar computación y almacenamiento en sus instalaciones, mientras se conectan a los servicios cloud de AWS. Los clientes pueden ejecutar una variedad de servicios AWS en Outposts, incluyendo Amazon EC2, Amazon EBS, Amazon Elastic Container Service (ECS), Amazon Elastic Kubernetes Service (EKS) y Amazon Relational Database Service (RDS).

AWS Outposts es una extensión del Amazon Virtual Private Cloud (VPC) de un cliente en la región AWS más cercana a cada cliente. Los clientes pueden conectarse desde Outposts de AWS al resto de sus aplicaciones o a cualquier otro servicio de AWS en una región pública de AWS, señaló la compañía.

La idea con Outposts es que los clientes pueden utilizar las mismas APIs, la misma consola y la misma interfaz de línea de comandos que utilizan en la nube de AWS para las aplicaciones locales, según AWS.

AWS Outposts viene en dos variantes: nativa de AWS, que ya está disponible, y una versión de VMware Cloud en AWS Outposts destinada a la versión 2020.

La versión de VMware permite a los clientes ejecutar VMware Cloud en AWS de forma local y utilizar el mismo plano de control de VMware y las API que utilizan los clientes para ejecutar su infraestructura local. Esta variante ofrece todo el centro de datos definido por software (SDDC) de VMware (infraestructura de computación, almacenamiento y redes) para que se ejecute en las instalaciones utilizando AWS Outposts y permite a los usuarios aprovechar la facilidad de gestión e integración con los servicios AWS, según VMware.

"Muchos servicios AWS no se ejecutarán localmente en el Outpost; sino que, por el contrario, se accederá remotamente a través de la red desde el Outpost, AWS no está tratando de replicar la nube pública en las instalaciones", escribió Gartner sobre las dos variantes de servicio. "Más bien, está tratando de ayudar a los clientes a abordar los casos de uso que no son buenos candidatos para la nube pública, a la vez que ofrece las herramientas estándar de AWS y las APIs de gestión como un plano de control integrado en ambos entornos".

"Por el contrario, VMware Cloud en AWS Outposts se gestionará de forma remota a través de VMware Cloud en AWS y se integrará con la infraestructura de cloud privada de VMware a través del modo Hybrid Linked Mode de vCenter. Esto hará que Outposts sea aplicable a una amplia gama de casos de uso de cloud privada", declaró Gartner.

Algunos otros detalles sobre Outposts:

  • Los racks de Outposts son de 80? de alto, 24? de ancho, 48? de profundidad, y pueden pesar hasta 908 kilos. Llegan completamente ensambladas y listas para conectarse a la energía y a la red, lo que incluye un par de dispositivos de red, cada uno con 400 Gbps de conectividad y soporte para conexiones de 1 GigE, 10 GigE, 40 GigE y 100 Gigabit de fibra, dijo Amazon.
  • Outposts AWS incluye Virtual Private Cloud (VPC) Ingress Routing que, según AWS, permitirá a los clientes dirigir el tráfico a una instancia específica de Amazon Elastic Compute Cloud (EC2) antes de que el tráfico llegue a las aplicaciones empresariales. A partir de ahí, "la instancia suele ejecutar herramientas de seguridad de red para inspeccionar o bloquear el tráfico sospechoso de la red (como IDS/IPS o firewall), o para realizar cualquier otra inspección de tráfico de red antes de retransmitir el tráfico a otras instancias de EC2", señaló Amazon.
  • Outposts a Transit Gateway, un servicio que permite a los clientes conectar sus Amazon Virtual Private Clouds (VPCs) y sus redes locales a un solo gateway. Transit Gateway actúa como un centro que controla cómo se enruta el tráfico entre todas las redes conectadas, declaró Amazon.