Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Lenovo presenta estudio sobre la brecha de satisfacción en las pymes

[11/12/2019] Un nuevo estudio global encargado por Lenovo revela que casi la mitad (40%) de todos los empleados de pequeñas y medianas empresas (pymes) que participaron en el estudio no están satisfechos con sus entornos de trabajo.

Las pequeñas y medianas empresas son clave para el crecimiento económico, ya que representan el 90% de las empresas, 60 a 70% del empleo, y 55% del PBI en economías desarrolladas. El nuevo estudio de Lenovo, realizado por Forrester Consulting, recogió respuestas de 813 empleados y 803 compradores de dispositivos de empresas con menos de mil empleados en todo el mundo, a fin de evaluar tendencias de satisfacción de empleados entre pymes. Los mercados incluyen el Reino Unido, Estados Unidos, Francia, Italia, Alemania, Rusia, India, Indonesia, México, Singapur, Corea del Sur, Taiwán, Tailandia y Vietnam.

"De acuerdo con un informe anterior de Forrester, una mejor experiencia de los empleados produce beneficios como por ejemplo mejor desempeño laboral, menor rotación y experiencia optimizada para los clientes, lo que sugiere que las pymes deben abordar esta desconexión y priorizar la tecnología que crea un ambiente de trabajo positivo para los empleados, comentó Dilip Bhatia, vicepresidente de Experiencia del Usuario y Cliente Global de Lenovo.

A fin de mejorar la experiencia de los empleados, el ejecutivo anotó que el nuevo estudio de Lenovo sugiere que los empleadores de pequeñas y medianas empresas presten especial atención a los comentarios de los empleados sobre entornos laborales actuales.

"Mejorar el uso de la tecnología es central, ya que la mayoría de los empleados de pequeñas y medianas empresas todavía usan computadoras de escritorio como su dispositivo principal (71%, de acuerdo con el estudio). Asimismo, un impactante 74% de los empleados encuestados de pymes no tienen acceso a herramientas basadas en la nube, ni tienen la flexibilidad de escoger tecnologías que sean más apropiadas para sus tareas. Es clave que quienes toman decisiones sobre tecnología en las pequeñas y medianas empresas inviertan en más opciones de dispositivos móviles y portátiles, como laptops, smartphones, computadoras 2 en 1 y dispositivos inteligentes de última generación como realidad aumentada/realidad virtual (AR/VR) y configuraciones de oficina inteligente, para mejorar la experiencia de los empleados. Crear un ambiente donde los empleados puedan trabajar de forma remota y lograr una mejor integración entre trabajo y vida es esencial, indicó Bhatia.

Añadió que, quienes toman decisiones sobre tecnología en las pequeñas y medianas empresas deben armar una estrategia de dispositivos eficaz y factible que se alinee con las necesidades futuras de los empleados. La investigación reveló que un tercio de los compradores (30%) ampliará las compras de soluciones de sala de reuniones inteligentes, lo que aumentará la colaboración entre diferentes ubicaciones. "Sin embargo, quienes toman las decisiones sobre tecnología en las pymes a menudo se enfrentan con dificultades al renovar la tecnología en el lugar de trabajo. El 45% menciona que el presupuesto que tienen no es adecuado para cubrir todos sus requisitos. Otros desafíos incluyen equipos de informática internos que no están equipados ni capacitados para manejar todas las cuestiones de los dispositivos después de la compra (42%), o que no tienen información adecuada por parte de los proveedores de dispositivos (32%), lo que dificulta diferenciar las ofertas de productos, indicó.

Encargado por Lenovo, Forrester Consulting llevó a cabo una encuesta en línea con 813 empleados y 803 compradores de dispositivos en empresas de todo el mundo con menos de mil empleados. Los mercados incluyeron a: Chile, Francia, Alemania, India, Indonesia, Italia, México, Rusia, Singapur, Corea del Sur, Taiwán, Tailandia, el Reino Unido, los Estados Unidos y Vietnam. Las preguntas de la encuesta abarcaban la tendencia de la experiencia de los empleados y los desafíos para las pequeñas y medianas empresas en relación a los dispositivos laborales. El estudio se completó en julio del 2019.