Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Dell presenta investigación sobre la protección de datos

[18/03/2020] La Global Data Protection Index 2020 Snapshot de Dell Technologies para el año 2020 revela que las organizaciones están manejando, en promedio, casi un 40% más de datos que hace un año. Con este aumento de datos vienen desafíos inherentes. La gran mayoría de los encuestados (81%) informaron que sus soluciones actuales de protección de datos no satisfarán todas sus necesidades empresariales futuras.

La Snapshot, una continuación del Índice Global de Protección de Datos bi-anual, encuestó a mil responsables de la toma de decisiones de TI de 15 países en organizaciones públicas y privadas con más de 250 empleados sobre el impacto que estos desafíos y las tecnologías avanzadas tienen en la preparación para la protección de datos. Los resultados también muestran un progreso positivo, ya que un número cada vez mayor de organizaciones -el 80% en el 2019, frente al 74% en el 2018- considera que sus datos son valiosos y actualmente están extrayendo valor o tienen previsto hacerlo en el futuro.

"Los datos son el alma de los negocios y la clave para la transformación digital de una organización", señaló Beth Phalen, presidente de Dell Technologies Data Protection. "A medida que entramos en la próxima década de los datos, las estrategias de protección de datos resistentes, fiables y modernas son esenciales para ayudar a las empresas a tomar decisiones más inteligentes y rápidas y a combatir los efectos de costosas interrupciones".

Las costosas interrupciones aumentan a un ritmo alarmante

Según el estudio, las organizaciones están gestionando ahora 13,53 petabytes (PB) de datos, lo que supone un aumento de casi el 40% desde el promedio de 9,70PB en el 2018, y un aumento del 831% desde que las organizaciones gestionaban 1,45PB en el 2016. "La mayor amenaza para todos estos datos parece ser el creciente número de eventos perturbadores, desde los ciberataques hasta la pérdida de datos y el tiempo de inactividad de los sistemas. La mayoría de las organizaciones (82% en el 2019, frente al 76% en el 2018) sufrieron un evento perturbador en los últimos 12 meses. Y un 68% adicional teme que su organización experimente un evento perturbador en los próximos 12 meses, comentó Phalen.

Aún más preocupante, indicó el ejecutivo, es el hallazgo de que las organizaciones que utilizan más de un proveedor de protección de datos son aproximadamente dos veces más vulnerables a un incidente cibernético que impida el acceso a sus datos (el 39% de las que utilizan dos o más proveedores frente al 20% de las que solo utilizan un proveedor). "Sin embargo, el uso de múltiples proveedores de protección de datos está en aumento, ya que el 80% de las organizaciones optan por implementar soluciones de protección de datos de dos o más proveedores, lo que supone un aumento de 20 puntos porcentuales desde el 2016, indicó Phalen.

El estudio señala, asimismo, que el costo de la interrupción también está aumentando a un ritmo alarmante. El costo promedio del tiempo de inactividad aumentó en un 54% del 2018 al 2019, lo que resulta en un costo total estimado de 810.018 dólares en el 2019, frente a los 526.845 dólares del 2018. El costo estimado de la pérdida de datos también aumentó de 995.613 dólares en el 2018 a 1.013.075 dólares en el 2019. "Estos costos son significativamente más altos para aquellas organizaciones que utilizan más de un proveedor de protección de datos, casi dos veces más altos los costos relacionados con el tiempo de inactividad y casi cinco veces más altos los costos de pérdida de datos, en promedio, señaló el ejecutivo.

Las tecnologías emergentes desafían las soluciones de protección de datos

A medida que las tecnologías emergentes siguen avanzando y conformando el panorama digital, las organizaciones están aprendiendo a utilizar estas tecnologías para obtener mejores resultados comerciales. En el estudio se informa de que casi todas las organizaciones están haciendo algún tipo de inversión en tecnologías más nuevas o emergentes, siendo las cinco principales: aplicaciones nativas de la nube (58%); inteligencia artificial (IA) y aprendizaje automático (ML) (53%); aplicaciones de software como servicio (SaaS) (51%); infraestructura 5G y de borde de la nube (49%); e Internet de las cosas/punto final (36%).

Sin embargo, anotó Phalen, casi tres cuartas partes (71%) de los encuestados creen que estas tecnologías emergentes crean más complejidad en la protección de datos, mientras que el 61% afirma que las tecnologías emergentes plantean un riesgo para la protección de datos. Más de la mitad de los que utilizan tecnologías más nuevas o emergentes están luchando por encontrar soluciones adecuadas de protección de datos para estas tecnologías, entre otras:

  • 5G e infraestructura de borde de nube (67%)
  • Plataformas de IA y ML (64%)
  • Aplicaciones en la nube (60%)
  • IoT y punto final (59%)
  • Automatización de procesos robóticos (56%)

En el estudio también se constató que el 81% de los encuestados cree que las soluciones de protección de datos existentes en sus organizaciones no podrán hacer frente a todos los retos empresariales futuros. Los encuestados compartieron la falta de confianza en las siguientes áreas:

  • Recuperación de datos de los ciberataques (69%)
  • Recuperación de datos de un incidente de pérdida de datos (64%)
  • Cumplimiento de los reglamentos regionales de gestión de datos (62%)
  • Cumplimiento de los objetivos de nivel de servicio de respaldo y recuperación (62%)

La protección de datos se une a la nube

"Las empresas están adoptando una combinación de enfoques de la nube cuando despliegan nuevas aplicaciones empresariales y protegen cargas de trabajo como contenedores y aplicaciones nativas de la nube y SaaS. Los hallazgos muestran que las organizaciones prefieren la nube pública/SaaS (43%), la nube híbrida (42%) y la nube privada (39%) como entornos de despliegue para aplicaciones más recientes como éstas. Además, el 85% de las organizaciones encuestadas dicen que es obligatorio o extremadamente importante para los proveedores de protección de datos proteger las aplicaciones nativas de la nube, indicó Phalen.

Añadió que, a medida que más datos se mueven hacia, a través, y alrededor de los entornos de borde, muchos encuestados dicen que se prefieren los respaldos basados en la nube, con un 62% que cita la nube privada, y un 49% que cita la nube pública como su enfoque para gestionar y proteger los datos creados en las ubicaciones de borde.

"Estos hallazgos demuestran que la protección de datos debe ser central en la estrategia de negocios de una empresa", anotó el ejecutivo. "A medida que el panorama de los datos se hace más complejo, las organizaciones necesitan estrategias de protección de datos ágiles y sostenibles que puedan escalar en un mundo multiplataforma y multi-nube".