Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

La Casa Blanca busca en la computación una solución para el COVID-19

[23/03/2020] Cuando la expansión del coronavirus empezó a ser preocupante, la Casa Blanca se reunió con algunas de las principales tecnológicas del Silicon Valley para empezar a trazar un plan con el que combatir la pandemia. El pasado 22 de marzo, Donald Trump volvía a reunirse con Amazon, Google, Microsoft e IBM para anunciar el lanzamiento de un nuevo consorcio público/privado para "liberar el poder de los recursos de supercomputación americanos".

Tras la rueda de prensa del presidente norteamericano, IBM aclaró detalles explicando que la compañía está trabajando con una serie de laboratorios nacionales y otras instituciones para ofrecer un total de 330 petaflops de computación a varios proyectos en epidemiología, bioinformática y modelado molecular. Amazon, Google y Microsoft también forman parte del consorcio, que está dirigido por IBM, la Oficina de Política Científica y Tecnológica de la Casa Blanca y el Departamento de Energía.

"Los líderes de la industria privada, la academia y el gobierno contribuirán con muchas cosas diferentes, pero principalmente con la computación -recursos de computación para ayudar a los investigadores a descubrir nuevos tratamientos y vacunas. Estarán trabajando junto con el NIH y todas las personas que trabajan en esto. IBM, Google, Amazon, Microsoft, MIT, el Instituto Politécnico Rensselaer, el Departamento de Energía, la Fundación Nacional de Ciencias y la NASA, todos están contribuyendo a este esfuerzo", explicaba Trump.

¿Cómo pueden las supercomputadoras ayudarnos a combatir este virus?

"Estos sistemas de computación de alto rendimiento permiten a los investigadores realizar un gran número de cálculos en epidemiología, bioinformática y modelización molecular. Estos experimentos tardarían años en completarse si se trabajaran a mano, o meses si se manejaran en plataformas de computación más lentas y tradicionales", explicó Darío Gil, director de Investigación de IBM.

AWS ya ha dedicado 20 millones de dólares a apoyar la investigación de COVID-19, mientras que Microsoft ya ha anunciado una serie de iniciativas diferentes, aunque principalmente en torno a ayudar a las empresas a hacer frente a las consecuencias de esta crisis. Google ha lanzado su propio sitio web sobre el y Verily de Alphabet está ayudando a los residentes de la zona de la bahía a encontrar sitios de prueba si es necesario.

"Sabemos que la computación de alto rendimiento puede reducir el tiempo que toma procesar conjuntos de datos masivos y realizar simulaciones complejas de días a horas", apuntó Mike Daniels, vicepresidente del Sector Público Global de Google Cloud. "Esperamos participar en esta iniciativa junto con los líderes de la tecnología, el mundo académico y el sector público para poner más recursos a disposición de los investigadores de COVID-19 y aplicar las capacidades de computación de Google Cloud al desarrollo de posibles tratamientos y vacunas".

Del mismo modo, el director mundial de Microsoft para su Programa de Inteligencia Artificial para la Salud, John Kahan, señala que Microsoft quiere "asegurarse de que los investigadores que trabajan en la lucha contra COVID-19 tengan acceso a las herramientas que necesitan", ampliando el acceso a su nube Azure y creando más oportunidades para que los investigadores colaboren con los científicos de datos de la empresa.