Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Gartner: Faces a seguir para la continuidad de negocio

Durante el brote de COVID-19

[26/03/2020] Según Gartner, Inc., un enfoque estratégico y sistemático en cinco fases para reforzar la capacidad de recuperación de los actuales modelos empresariales de las organizaciones, es fundamental para la continuidad de las actividades durante la pandemia de coronavirus.

"Las empresas tienden a tener estrategias y planes de continuidad de negocios tradicionales que se centran en la continuidad de los recursos y procesos, pero omiten el modelo de negocios", comentó Daniel Sun, vicepresidente de investigación de Gartner. "Sin embargo, el modelo de negocio en sí mismo puede ser una amenaza para la continuidad de las operaciones en eventos externos, como el brote global de COVID-19".

Los CIO pueden desempeñar un papel clave en el proceso de aumentar la resistencia de los modelos empresariales actuales para garantizar la continuidad de las operaciones, ya que las tecnologías y capacidades digitales pueden influir en todos los aspectos de los modelos empresariales.

Fase 1 - Definir el modelo de negocio: Ante la contingencia de los brotes de COVID-19, las empresas deben centrarse primero en sus clientes principales, que son esenciales para la continuidad de sus operaciones, y luego referirse a un proceso de definición de sus modelos empresariales actuales haciendo preguntas centradas en sus clientes, las propuestas de valor, las capacidades y los modelos financieros.

Aunque los directores de sistemas de información no suelen dirigir el proceso de definición de los modelos de negocio, deberían comprometerse proactivamente con los líderes empresariales de mayor rango para que se planteen 10 preguntas clave sobre los modelos de negocio actuales. Esto es fundamental para que los CIOs participen activamente en la modificación de los modelos de negocio actuales.

Fase 2 - Identificar las incertidumbres: Esta etapa puede llevarse a cabo mediante un análisis de fuerzas, debilidades, oportunidades y amenazas (SWOT), o mediante una lluvia de ideas. Dada la amplia gama de incertidumbres y amenazas, esta etapa puede beneficiarse de un grupo heterogéneo de participantes con antecedentes e intereses diversos, en particular cuando se trata de tecnologías de la información. Las empresas deben centrarse en los riesgos que la incertidumbre plantea para los componentes del modelo comercial.

"Los CIO deberían participar en las sesiones de intercambio de ideas, o coordinarlas, para identificar cualquier incertidumbre derivada de los brotes de COVID-19", comentó Sun. "Los CIOs pueden compartir algunas de las posibles incertidumbres y amenazas de la TI, como los problemas con la infraestructura de la TI, las aplicaciones y los sistemas de software".

Fase 3 - Evaluar el impacto: Los miembros multidisciplinarios deben formar un equipo de proyecto para evaluar, o incluso cuantificar, el impacto de las incertidumbres identificadas. Los CIOs pueden proporcionar los impactos potenciales desde una perspectiva informática.

Fase 4 - Cambios de diseño: En este punto del proceso, se hace hincapié en la elaboración de estrategias provisionales más que en la estimación de su viabilidad. La selección y ejecución de los cambios se realizará en la siguiente fase. Los CIOs y las TI deben aprovechar las tecnologías y capacidades digitales para facilitar los cambios diseñados.

Fase 5 - Ejecutar los cambios: La decisión sobre qué cambios ejecutar es principalmente una decisión de los equipos de liderazgo superior. Las estrategias para los cambios definidos en la Fase 4 proporcionan un aporte esencial para este proceso de decisión. Los equipos de liderazgo superior deben seleccionar las estrategias que les parezcan más convincentes para implementar, lo que a menudo se basa tanto en cálculos económicos como en la intuición.

"Una vez que los equipos de liderazgo superior seleccionan las iniciativas de cambio de negocio y de TI, los CIOs deben aplicar un enfoque ágil en la ejecución de las iniciativas. Por ejemplo, pueden formar un equipo (de producto) ágil de miembros de equipos multidisciplinarios, permitiendo la alineación entre el negocio y la TI y asegurando la velocidad y la calidad de la entrega", comentó Sun. "En crisis como la del brote de COVID-19, la agilidad, la rapidez y la calidad son cruciales para permitir la continuidad de las operaciones".