Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

COVID-19 prueba el estrés de los servicios de la nube

[26/03/2020] Con el virus COVID-19 poniendo a millones de personas más en la categoría de "trabajar desde casa", los proveedores de servicios de nube están siendo puestos a prueba. En respuesta, los líderes mundiales de la nube están poniendo a prueba su infraestructura, y activando los procedimientos de prueba de resistencia específicos para la pandemia, según indica la investigación de Forrester.

Tanto Forrester como la empresa de investigación GlobalData han publicado evaluaciones del impacto de la crisis en los servicios en la nube. Forrester señaló los siguientes esfuerzos en su informe del 12 de marzo:

Amazon Web Services ha incluido la respuesta a la pandemia en su planificación de resiliencia, y regularmente se escala para manejar los picos de demanda, como en el Viernes Negro. Las políticas y procedimientos de respuesta a la pandemia se han incorporado a la planificación de recuperación de desastres. Se han adoptado medidas para garantizar una amplia capacidad y la continuidad del servicio.

Google Cloud ha formado un grupo de trabajo interno para planificar y mitigar los impactos empresariales resultantes de COVID-19. La empresa expresó su confianza en que sus sistemas pueden seguir prestando apoyo a los clientes durante este tiempo.

Microsoft Azure ha visto un aumento del 500% en las reuniones, llamadas y conferencias en su plataforma de colaboración remota Teams desde el 31 de enero. En el mismo período de tiempo, ha visto un aumento del 200% en el uso de Teams en los dispositivos móviles. La compañía mantiene la disponibilidad del servicio en la nube ejecutando múltiples instancias en lugares geográficamente dispersos.

Forrester aconseja a los usuarios de la nube que no se asusten por la capacidad de la nube, dada la última década de acumulaciones masivas de nubes. Si bien no está claro el impacto a largo plazo de la forma en que la gente trabajará en el futuro, la pandemia ofrece un poderoso estudio de caso y una primera mirada a la promesa de la computación en nube.

GlobalData considera que COVID-19 estimula la demanda no solo de la computación en nube, sino también de otras soluciones de TI como el edge computing. Si bien los proveedores de tecnología de nube como Amazon, Google, Microsoft y Verizon podrían beneficiarse de COVID-19 durante un período de 12 meses, los proveedores de IaaS (infraestructura como servicio) de segundo y tercer nivel con bases de clientes menos fiables podrían salir perdiendo, al igual que los proveedores de servicios e infraestructura de nube cuyos negocios dependen de industrias vulnerables afectadas por las repercusiones económicas.

"A medida que las empresas cierran sus operaciones de lo que se conoce como "brick and mortar y, cuando pueden, hacen la transición a una fuerza laboral remota, queda claro lo importante que es la nube para la continuidad de las operaciones", anotó GlobalData. "Cualquier organización que se haya resistido activamente a la digitalización se enfrenta ahora a una dura realidad. Esto pone a los proveedores de la nube en una posición fuerte".