Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Microsoft busca darle a Yammer una nueva oportunidad de vida. ¿Podrá?

[27/03/2020] Si bien es probable que Teams sea el punto focal de la estrategia de colaboración actual de Microsoft, Yammer -la red social empresarial que adquirió en el 2012 por 1,2 mil millones de dólares- no ha sido completamente olvidada.

De hecho, Microsoft presentó un rediseño completo de la red social empresarial en la conferencia de Ignite del año pasado, ofreciendo una nueva interfaz de usuario basada en el sistema Fluent Design de Microsoft, recomendaciones inteligentes de fuentes de noticias y mayor integración con Outlook, SharePoint y, por supuesto, Teams.

El nuevo Yammer, como lo llama Microsoft, debería estar disponible para los usuarios este año.

Si bien Yammer era visto anteriormente como una herramienta de colaboración y comunicación, su enfoque ha sido refinado en tres competencias, señala Murali Sitaram, gerente general de Yammer. "Una se trata de construir una comunidad a escala en todas las organizaciones. La segunda es compartir y aprovechar el conocimiento que es inherente a las personas que se comunican y colaboran dentro de las organizaciones. Y la tercera es garantizar que podamos involucrar a líderes y empleados a gran escala.

La inversión continua de la compañía en Yammer como entidad separada, contrasta con otras aplicaciones de Microsoft que han sido absorbidas por Teams, especialmente Skype for Business. Esa tendencia ha resultado en preguntas sobre el futuro de Yammer.

Pero, aparentemente, Microsoft lo ve como una forma distinta de conectar comunidades más grandes de trabajadores con información de "long tail para compartir, en lugar de los grupos más pequeños y enfocados, cuyas probabilidades de usar Teams para la comunicación inmediata son mayores.

"Yammer es excelente en lo que llamamos conversaciones más largas de 'half-life', cosas que no son atendidas solo a través de un mecanismo de chat, comenta Sitaram. "Mientras que un chat o conversación dentro de un equipo se vuelve casi inútil 24 horas después, las conversaciones de Yammer pueden ser útiles dentro de seis meses o un año.

Si bien algunos usuarios pueden haber esperado que Teams "canibalice a Yammer, articular la diferencia entre los dos para los clientes de Office 365 ha ayudado a impulsar la adopción. "El crecimiento de Yammer ha despegado debido a esa claridad. Los clientes -desde líderes hasta empleados y comunidades amplias- gravitan hacia Yammer por más de esos escenarios de arriba hacia abajo, mientras que Teams se trata más de conectar equipos con una adopción de abajo hacia arriba.

La compañía no ofreció nuevas estadísticas sobre cuántos usuarios tiene Yammer, aplicación incluida en la mayoría de las versiones de Office 365. La última cifra de uso disponible, 8 millones de asientos registrados, fue el año posterior a la adquisición, aunque Microsoft afirma que está en uso en el 85% de las compañías Fortune 500.

Aun así, Microsoft enfrenta un desafío significativo para que Yammer gane impulso dada la reciente atención hacia Teams y un cambio más amplio hacia la colaboración en equipo, señala Angela Ashenden, analista principal de CCS Insight.

"Yammer está muy lejos de ser el producto de alta demanda que era antes de la adquisición, cuando prácticamente era visto como el ejemplo modelo de las redes sociales empresariales. Y con el aumento de la conciencia del mercado y la demanda de Microsoft Teams, Yammer ha caído aún más en las sombras, a pesar de los intentos de Microsoft de revitalizarlo, cuenta.

A pesar de eso, ella reconoció los esfuerzos de Microsoft para asegurarles a los usuarios que no se darán por vencidos con la renovación planificada de la aplicación.

"Yammer se posiciona claramente como una plataforma de comunidades, conocimiento y compromiso. A diferencia de Teams, que es para equipos de trabajo enfocados, Yammer es para comunicaciones corporativas y el intercambio de conocimientos a nivel de toda la empresa, anota.

"Quizás lo más significativo es que Yammer ahora está siendo integrada completamente en Teams como una aplicación propia, con la funcionalidad completa de Yammer disponible dentro del entorno de Teams. Creo que esta es la mejor oportunidad que tiene Microsoft para Yammer, que francamente ha tenido dificultades y luchado con su identidad y dirección desde su adquisición en 2012.

La empresa social está evolucionando

Yammer surgió como pionero cuando los proveedores de software intentaron replicar el éxito de la red social de Facebook a fines de la década del 2000. Otros con un enfoque similar incluyen IBM Connections (vendido al proveedor de servicios HCL en el 2018), Salesforce Chatter y Jive Software.

Pero las empresas que invirtieron en redes sociales empresariales no lograron el compromiso de los trabajadores que esperaban. Al mismo tiempo que disminuyó el interés en las redes sociales corporativas, el enfoque se centró en el potencial de las aplicaciones basadas en chat como Slack y Teams para reemplazar el correo electrónico para la colaboración y comunicación de rutina en el lugar de trabajo.

En lugar de desaparecer por completo, las aplicaciones de redes sociales empresariales han evolucionado. Facebook, en particular, introdujo "Workplace by Facebook" con un enfoque empresarial en el 2017, y ha atraído a varias grandes clientes, y a más de tres millones de usuarios pagados.

Mientras tanto, Google renombró Google Plus para G Suite como Currents el año pasado (con lo que eliminó la aplicación para consumidores). Y otros, como el proveedor de intranet social LumApps, han surgido, apuntando a formas similares para conectar grandes grupos de empleados.

Sin embargo, Facebook claramente ha llamado la atención del mercado, ya que los grandes clientes de Yammer se están cambiando a Workplace, como GlaxoSmithKline y Virgin Atlantic. Se ha beneficiado al adaptar su enfoque al mercado empresarial, siendo las funciones de Workplace influenciadas por la demanda de capacidades de colaboración en equipo, señala Ashenden.

"En términos más generales, el apetito por las soluciones basadas en feed y estilo de difusión ciertamente ha disminuido en la empresa; incluso Workplace de Facebook está más orientado a grupos y chats basados en el trabajo, en lugar de publicar y alimentar la actividad en sí, añade.

¿Por qué usar Yammer?

Yammer también ha seguido evolucionando para satisfacer las demandas de los usuarios, argumenta Sitaram. Uno de los grandes cambios ha sido una integración más profunda con SharePoint, Outlook y Teams.

Ahora es posible participar en conversaciones de Yammer directamente desde la bandeja de entrada de Outlook, con hilos interactivos donde los usuarios pueden responder o poner me gusta. Hay una pestaña Yammer en Teams que les permite a los miembros del equipo participar en conversaciones de Yammer, ver eventos en vivo y on-demand, y explorar comunidades sin cambiar de aplicación. Y para SharePoint, las conversaciones de Yammer pueden integrarse en la intranet mediante el elemento web de conversaciones de Yammer.

Si bien Yammer puede haberse posicionado inicialmente como un reemplazo del correo electrónico, ahora es otro modo de comunicación.

Yammer se está posicionando como una aplicación que puede permitirles a los líderes empresariales conectarse mejor con sus empleados.
Yammer

"No es un producto al que recurre para construir un pequeño equipo o grupo, o un canal, o para hacer comunicaciones instantáneas con personas de su equipo inmediato, señala Sitaram. "Ese es el propósito y objetivo de Teams. No es la herramienta que trata de reemplazar el correo electrónico, objetivo que tenía Yammer en el pasado.

Para que Yammer tenga éxito, necesita servir a los usuarios donde realizan la mayor parte de su trabajo. Dado que los empleados rebotan entre una variedad de aplicaciones cada día, convencerlos de que se registren en otra puede ser una venta difícil.

"Algunas personas que realmente buscaban compartir o conectarse se inclinaron por [Yammer], pero la mayoría de las personas no tuvieron tiempo para hacerlo, indica Sitaram. "Creo que fue una falta de nuestra parte en el pasado. Creemos que la forma de resolverlo es llevar los superpoderes de Yammer a donde están las personas para que puedan acceder a estos en su línea de trabajo.

Una organización grande que usa Yammer ampliamente es Cerner. El proveedor de tecnología de atención médica agregó a todos sus trabajadores a Yammer en el 2018 luego del despliegue de Office 365 de la compañía.

"Hoy, casi todos los 29 mil asociados de Cerner están usando Yammer. De ellos, cerca del 80% han estado activos durante el último trimestre, traduciéndose en millones de actividades, comenta John Moore, arquitecto senior de tecnología de Cerner, Shared Services Engineering.

La compañía utiliza Yammer para compartir conocimientos y comunicaciones organizacionales, así como para crear grupos de intereses compartidos. También permite que los ejecutivos entablen conversaciones con el personal de toda la empresa, e incluso ha llevado a soluciones empresariales. Dos empleados que se conectaron a través de Yammer trabajaron juntos para crear un proceso automatizado que ahorra más de mil horas de trabajo manual.

"En una empresa del tamaño de Cerner, es importante poder encontrar y compartir información rápidamente de manera efectiva, asegura Moore.

Además, señala que hay casos de uso distintos para Yammer, Teams y SharePoint. "Para la colaboración entre las personas conocidas, usamos Teams. Pero también es necesario construir comunidades con grupos que quizás uno no conozca personalmente. Para eso, usamos Yammer, aclara.

Construyendo comunidades

Una parte clave de la estrategia de Yammer de Microsoft es hacer hincapié en la construcción y el apoyo a las comunidades en el trabajo, particularmente en las empresas con fuerzas de trabajo grandes y dispares. Las comunidades pueden basarse en cualquier tema, desde unidades de negocios hasta ubicaciones e intereses compartidos.

"Donde Yammer realmente brilla es cuando se tiene una gran empresa con regiones complejas y diferentes idiomas, explica Sitaram. "Estos son clientes que tienen cientos de miles de empleados y complejas unidades de negocios diferentes. En algunos casos, son empresas holding y tienen una combinación de empleados vinculados a una entidad central, además de personas que están en primera línea.

Con ese fin, Yammer Groups ahora es Yammer Communities para reflejar mejor el caso de uso previsto.

"Ese es un cambio intencional que nos permite ser claros. En el pasado, se podían crear grupos dentro de Yammer y, en muchos sentidos, la nomenclatura de los grupos estaba se parecía mucho a la de un equipo o una nomenclatura de canales, menciona Sitaram. "Nosotros sentimos que el uso principal de Yammer se centra en las comunidades... Queremos ser muy intencionales en cuanto al modo de usar esta herramienta.

Wayne Kurtzman, director de investigación de IDC, señaló un "aumento significativo en la demanda de comunidades sociales en el ámbito empresarial.

"A medida que las empresas intentan comunicarse de manera más efectiva con los empleados, socios y clientes; estas comunidades son similares a la forma en que las personas se comunican fuera del trabajo, cuenta. "Yammer se vuelve más efectivo, como lo son la mayoría de las comunidades, cuando cuentan con líderes comunitarios. Esto ayuda a crear el mismo tipo de dinámica que tiene una comunidad 'en la vida real', pero con los beneficios de conectar la empresa.

"Donde existen estas dinámicas, la comunidad -y realmente la compañía- se vuelve más unida, mejor informada y puede potenciar la gobernanza al mismo tiempo, asegura.

Otro enfoque implica el intercambio de conocimientos y podría significar la integración con Project Cortex, el sistema de "gestión inteligente del conocimiento" presentado el año pasado como el primer producto nuevo importante de Microsoft desde el lanzamiento de Teams.

"Creemos que el conocimiento es un área importante en la que podemos invertir, señala Sitaram, porque puede reunir "el conocimiento generado por la comunidad asociado con el conocimiento centrado en documentos, para que, así, las personas puedan encontrar un lugar para ir, a una página temática, que tenga una amalgama de todo esto. Es algo en lo que estamos trabajando, pero no es algo que nuestros clientes hayan visto todavía.

A pesar del compromiso continuo de la compañía con Yammer, generar impulso dependerá de cómo se posicione la aplicación, explica Ashenden.

"Para Microsoft, también está el desafío de que Office 365 y Teams se vendan principalmente al departamento de TI, mientras que las herramientas como Yammer y Workplace deben ser eliminadas de las comunicaciones corporativas y recursos humanos. Workplace [de Facebook] está claramente dirigido a este público y está recibiendo mucha tracción, mientras que Yammer ha permanecido bastante perdida desde su adquisición por parte de Microsoft.

Eso podría significar que eventualmente se integrará en Teams. "Inevitablemente, creo que a la larga será absorbida, particularmente debido a que Teams se establece cada vez más como plataforma y punto de entrada para Office 365, asegura Ashenden. "Pero, por ahora, el equipo de Microsoft parece decidido en la reconstrucción de la marca Yammer.